El ex concejal Juan Carlos Giménez subrayó la importancia de implementar ambientes ciento por ciento libres de humo

Cada 30 muertes causadas por respirar humo de tabaco ajeno se registra sólo una muerte a causa del smog urbano. Las personas en las ciudades pasamos el 80 % de nuestro tiempo en ambientes cerrados. Las muertes atribuibles a la contaminación con humo de tabaco ajeno llegan en nuestro país a 6000 aproximadamente en un año. Las legislaciones de ambientes 100% libres de humo de tabaco son una medida eficaz para reducir drásticamente ese número.
La contaminación producida por fábricas o industrias en el aire libre es un tema fundamental de alta relevancia sanitaria. Sin embargo, no debe perderse de vista, en el Día mundial del Aire Puro la incidencia en la salud pública de la contaminación ambiental de espacios interiores con humo de tabaco. Está bien probado que establecer políticas públicas y modificar prácticas sociales que eliminen la contaminación con humo de tabaco ajeno es mucho más efectivo, más fácil y más barato que combatir otras causas de contaminación ambiental en ambientes cerrados.
Respecto de este tema también opinó la Dra. Verónica Schoj, coordinadora nacional de la Alianza Libre de Humo de Tabaco – Argentina, informó que según un estudio de polución ambiental por humo de tabaco llevado adelante por esta organización, ?luego de la implementación de legislación que establece ambientes 100% libres de humo de tabaco la contaminación prácticamente desaparece de lugares que antes de la normativa tenían una alta concentración de tóxicos mortales. Es importante recordar que según estudios de diferentes organismos internacionales, universidades y hasta de la propia industria tabacalera el humo de cigarrillo está compuesto por materiales cancerígenos, mutágenos y tóxicos como el arsénico, cianuro, monóxido, tolueno, cadmio, formaldehído, polonio, órganos fosforados?.
Giménez agrego que en el marco de este estudio nacional, también se ha demostrado que, tal como ocurre en la Ciudad de Tandil, las leyes de restricción parcial (que permiten habilitar áreas para fumar en bares y restaurantes), no eliminan totalmente la polución por humo de tabaco, dado que los tabiques y sistemas de ventilación no son métodos eficaces para eliminar los tóxicos y cancerígenos del humo de tabaco. ?El humo no respeta tabiques ni puertas, y los sectores para fumar, contaminan los sectores supuestamente libres de humo. En los bares y restaurantes de Tandil con separaciones para fumar hubo un 70% mas de contaminación ambiental que en bares o restaurantes  totalmente libres de humo?, por eso aconsejamos a la gente evitar concurrir a lugares que tiene áreas para fumar. También veo que algunos padres fumadores están en dichas áreas para fumadores CON SUS HIJOS, hecho que me parece absolutamente un acto de irresponsabilidad e inconsciencia increíble ya que exponen a sus inocentes hijos a la nube de humo que hay en estas áreas arriesgándolos a contraer enfermedades de las vías aéreas que a esa edad marcarán su salud para siempre.
La reforma de la Constitución Nacional de 1994 consagra el derecho a la salud y a un medio ambiente sano y equilibrado en los artículos 41 y 42, que se suman a los ya reconocidos derechos laborales y de la seguridad social, introducidos a través del Art. 14 bis. Por ello, en el Día Internacional del Aire Puro solicito al Intendente Miguel Lunghi que revea el veto a la Ordenanza Antitabaco 10.336 para que vuelva a ser 100% libre de humo de tabaco a fin de garantizar que todos los trabajadores y trabajadoras respiren aire saludable, y de esta manera, contribuir a construir un ambiente seguro para todos y todas sin discriminación.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario