El médico tandilense Gabriel Gondolesi impulsa una campaña en apoyo a la facultad en la que se formó

De acuerdo a lo señalado por el médico tandilense Gabriel Gondolesi, para tal fin se ha constituido una comisión integrada por miembros de la promoción de egresados de medicina 1992 (PEM 92) y la Fundación Belou, que funciona en dicha facultad.

En diálogo con El Eco Multimedios, Gondolesi dijo que “habitualmente la Universidad realiza un acto en el que los graduados se reúnen para celebrar sus 25 años, con entrega de diplomas o medallas y luego se efectúa una cena organizada por los graduados”.

La organización comienza un año antes, período en el cual “surgió la idea de realizar una medalla. Pero luego de pensar y conversar mucho al respecto planteamos una propuesta similar a la que se hace en otros países desarrollados: los graduados devuelven –por decirlo de alguna manera- a la Facultad en la que se formaron con algún tipo de colaboración”.

Hay ejemplos de montos muy elevados como pudo haber donado Bill Gates o la ayuda de otros graduados que lograron ser exitosos empresarios de Estados Unidos.

Gondolesi dijo que “nuestra idea fue más sencilla: en lugar de gastar dinero en forma un tanto egoísta en un llavero o una medalla que nos pueda quedar a cada uno, propusimos un denominado ´valor medalla´ que se tradujo en un monto de dinero que se donó a una cuenta otorgada por la Fundación Pedro Belu, para darle absoluta transferencia al manejo de los fondos”.

Amplia respuesta

El destacado médico tandilense comentó que “la idea parecía medio loca y tuvo algún grado inicial de escepticismo, en un país en el que la corrupción es más común que la honestidad. Por eso se armó un fondo independiente y un consejo integrado por cinco miembros del PEM y otro de la Fundación”.

El resultado fue la participación de 174 graduados que aportaron montos de entre 500 y 30 mil pesos. La recaudación “se entregó simbólicamente a la decana el día del acto y se abrió esta idea a otras promociones, con la intención de poder perpetuarla y que sea como ejemplo en otras universidades”.

Gabriel Gondolesi analizó que “nosotros nos graduamos en una universidad pública y gratuita, cuando en otras facultades como Harvard o Filadelfia se pagan 500 mil dólares por año. Nos graduamos sin pagar nada y creemos que es un gesto válido para poder agradecer de alguna manera -luego de tantos años de ejercer la profesión- a la universidad que tanto nos dio”.

Agregó que pretenden aportar elementos que puedan servir para hacer docencia e investigación. “También consideramos la posibilidad de ayudar a estudiantes que sean buenos alumnos y no tengan los medios para recibirse, con la condición de que cuando se gradúen devuelvan ese dinero para poder hacer que otros puedan continuar con este beneficio”.

Finalmente estimó que el dinero juntado será entregado a partir de mayo o junio de 2018.

La Fundación Belou

Sebastián Tobía, secretario de Fundación Belou, explicó a El Eco Multimedios que la entidad “fue creada por el profesor doctor Federico E. Christmann para colaborar y ayudar desde el punto de vista de estructura y docencia a la facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata”.

Cabe destacar que muchos de los profesionales del interior, especialmente de la provincia, son egresados de la mencionada casa de altos estudios.

Explicó que “inicialmente recibía fondos de distintos donantes y los empleados de la facultad podían optar por aportar un porcentaje de su suelo. Hoy se trabaja para que las distintas promociones de la facultad puedan formar un fondo para colaborar en distintas actividades y con los estudiantes”.

Tobía ejemplificó que “desde hace muchos años se compran distintos elementos: antiguamente eran pizarrones y proyectores, hoy se trata de computadoras, microscopios electrónicos, electrocardiógrafos y otros productos que solicitan las diversas cátedras, incluyendo libros para la biblioteca”.

En otro momento destacó la iniciativa de Gabriel Gondolesi, que -al igual que Tobía- integra la promoción 1992. “Le ofrecí que ese fondo pasara a través de la Fundación y se conformó una comisión administrativa de esa promoción. La Fundación guarda los fondos hasta que esa comisión determine a que se destinará”.

El profesional destacó que “tanto la Fundación como la promoción 1992 no tiene punto de vista político, son apartidarios e independientes de las políticas. Fue creada para colaborar con docentes y estudiantes de la facultad, independiente de quienes controlar la facultad desde lo políticos, por lo que se mantiene en el tiempo para tratar de aportar a las cátedras”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario