fbpx El salto en el dólar complicó la coyuntura del sector agropecuario y esperan que se unifiquen los valores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El salto en el dólar complicó la coyuntura del sector agropecuario y esperan que se unifiquen los valores

El presidente de la Sociedad Rural de Tandil aseguró que esta coyuntura torna muy difícil la producción de carne y leche. El sector lácteo es el más castigado. Las entidades del campo vienen pidiendo al Gobierno que hay un solo tipo de dólar, para reducir la brecha. Analizó que es necesario de aquí en adelante ser “cautos” con las inversiones.

El Eco

El pasado martes, el BCRA decidió encarecer el dólar “solidario” y restringir el acceso a estos para la cancelación de obligaciones en el exterior por parte de empresas. En respuesta a esas restricciones, luego de sumar ocho pesos, el dólar blue pegó un salto y cotizó a más de 140 pesos. Por su parte, en el segmento oficial, el nuevo “solidario” se mantiene estable a 131,52, mientras que el Contado con Liquidación alcanzó el lunes un máximo histórico de 139,84, a su vez que el MEP avanzó a 130,98 pesos.

A raíz de estos despegues en el valor de la divisa, el presidente de la Sociedad Rural de Tandil, Matias Meli, manifestó su preocupación ya que las medidas económicas tendrán un impacto negativo en la producción agrícola ganadera.

Esta situación genera mucha intranquilidad en el sector, porque recordó que cerca de un 80 por ciento de los insumos necesarios están dolarizados, sin embargo el productor sigue vendiendo en pesos. De esta forma, el panorama para la producción de leche y de carne se ve más complejo, mientras que los cereales “van acompañando” la moneda extranjera.

Según señaló el referente local, los insumos se compran a un dólar más caro que el oficial, ya que las empresas están vendiendo con un 15 por ciento arriba de ese índice, pero el productor debe hacerlo con las retenciones, entonces percibe un 30 por ciento menos. Cabe recordar que el oficial ayer cerró en 74,25 pesos para la compra y 79,25 para la venta.

“Es un desfasaje total que resulta imposible de sostener”, aseguró y reiteró el pedido que vienen expresando al Gobierno nacional desde las entidades del campo sobre la necesidad de que exista un solo tipo de dólar.

Hasta el momento no han tenido ningún tipo de respuesta y la brecha entre el dólar blue y el oficial se va haciendo cada vez más grande. “Hoy estamos trabajando con cuatro tipos de cambios distintos, es una barbaridad”, aseveró.


La gravedad de la lechería

De acuerdo a su análisis, la situación se presenta con mayor preocupación para el sector tambero, ya que allí tienen la mayoría de sus insumos dolarizados y la venta en su totalidad se realiza en pesos.

Como si fuera poco, recordó que hace al menos tres meses no hay aumento en el precio de la leche, a costa de que las usinas dijeron que ha bajado también el consumo y las exportaciones se ven mermadas con estas diferencias en la moneda extranjera.

Vale recordar, que la crítica situación fue puesta en evidencia días atrás mediante las distintas Cámaras de productores lecheros del país, donde hasta las principales cuencas reclamaron de manera conjunta que la industria eleve de “manera urgente” el precio que les paga por el litro de leche cruda.

Según indicó, actualmente el productor percibe de acuerdo a la calidad de la leche, entre 18.50 y 22 pesos por litro. Por otro lado, advirtió que el ingreso a la primavera significa un aumento en el volumen de producción, que deberán ser destinados a la elaboración de quesos que permite conservarla unos tres o cuatro meses. “Pero también hay que tener espalda para poder aguantar tantos litros de leche parados y sin venta”, reparó.

“Es preocupante, porque además ya las usinas vienen con algunas dificultades”, consideró, asumiendo que el panorama no es de lo más alentador para la lechería. Cabe informar que la industria local se reparte entre 25 usinas distintas.

En sintonía, el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA) compartió algunos indicadores tomando los primeros siete meses del año y reveló que el consumo per cápita trepa a 104,6 litros de leche, un 1,5 por ciento más que durante el mismo período del año pasado.

Además, remarcó que las ventas se dan en un contexto de “precios cuidados y precios máximos”, con valores que hacia el exterior en los últimos meses oscilaron entre tres mil y 2.800 dólares la tonelada. “En total, se exportaron 133 millones de litros de leche, un 22,3 por ciento sobre el total de la producción”, informaron.

Por su parte, desde la ganadería aseguró que “es llamativo” lo que está sucediendo con la invernada, que sigue aumentando. Esto refirió a que la gente, para no quedarse con pesos y ante la imposibilidad de comprar dólares, se inclina a la adquisición de invernada, por lo que el precio del ternero subió.

En lo que refiere al novillo de consumo indicó que está “relativamente quieto”, manteniéndose a un menor valor que la invernada. “Lo que se está vendiendo muy bien es la vaca, que es lo que va para China”, sostuvo.

La perspectiva hacia fin de año

Para lo que se viene, Matias Meli reflexionó que hay que ser muy cautos en todo lo que refiere a inversiones. “Hay que pensar bien en qué se va a invertir, para hacer el menor gasto posible”, contempló.

En otro término, mantuvo la esperanza de que en algún momento esta situación se vaya a revertir y pueda volver a haber más movimiento, incluso vacaciones y turismo, porque de esa manera se podría reactivar la venta de quesos, por ejemplo, que siempre gracias a los visitantes las industrias tienen la posibilidad de incrementar su comercialización.  Además, eso permitiría colocar todo esos litros de leche del alto volumen que se espera en la primavera.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario