En el Día del Maestro, resaltaron que “la educación no puede adaptarse a las modas”

Ayer, minutos después de las 10, en el veredón de la Escuela 1 se llevó a cabo el acto oficial por el Día del Maestro, en el que se conmemoró el 127mo. aniversario del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento. Frente al busto en su homenaje, docentes y alumnos recordaron al referente de la educación en la Argentina, acompañados por distintas autoridades.

En una mañana fresca pero soleada, la Banda del Ejército le puso música al encuentro que reunió a distintas instituciones con sus banderas de ceremonia. Participaron el Instituto Superior de Formación Docente 166 de la Escuela Normal, el Jardín de Infantes 901, la Escuela de Educación Especial 501, la Escuela Secundaria 1 Anexo 3011 y la ESEA 1 de Tandil (ex Polivalente de Arte).

Encabezó el acto la jefa Regional de Educación Mónica Poumé junto a las autoridades del distrito y de la Escuela 1, acompañada por el jefe de Gabinete del Municipio Marcos Nicolini y la subsecretaria de Cultura y Educación Natalia Correa.

Además, los alumnos del establecimiento que ofició de anfitrión realizaron un número artístico para agasajar a los presentes y distintas delegaciones colocaron ofrendas florales al pie del busto de Sarmiento.

 

Educar y enseñar

 

Al momento de los discursos, la inspectora regional Mónica Poumé compartió que en este día especial pensó en aquellos maestros que hicieron que se inclinara por la profesión, “para nosotros, la más hermosa del mundo, porque la elegimos; porque estamos convencidos de que a través de la educación provocamos cambios, trabajamos democracia y a través de la educación, trabajamos valores”.

Destacó que hoy los chicos son otros y los docentes avanzan en la capacitación, con muchos proyectos positivos como el uso de las netbooks en las aulas. “Para nosotros la educación es un objetivo esencial, nosotros no sólo enseñamos, nosotros educamos. Hoy, en el Día del Maestro, celebramos al maestro, celebramos al profesor y a todas aquellas personas que intervienen en la institución educativa”, remarcó antes de felicitar a todos los colegas.

 

“Una forma de vida”

 

En representación del Intendente, la subscretaria de Cultura y Educación Natalia Correa expresó que “estoy convencida de que ser docente es más que un trabajo, un título o un cargo, y también de que es más que una vocación. Ser docente es la elección de una forma de vida que se asume en la labor diaria, las exigencias, la lucha, el cansancio, pero también en la esperanza y la alegría de hacer lo que elegimos ser”.

Por otra parte, la funcionaria comunal analizó que “paradójicamente, la realidad pone a los docentes como protagonistas de la lucha, la lucha por el reconocimiento, la lucha por un salario, porque en esa forma de vida que se elige está el ser trabajadores de la educación. Sin embargo, pese a las adversidades, tenemos que sentirnos orgullosos; tienen que sentirse orgullosos por seguir eligiendo ser docentes, porque lo que eligieron es creer en la educación como la herramienta fundamental para lograr transformar el mundo”.

La subsecretaria destacó que “la historia no es sólo la obra de los próceres, también es el pequeño gran esfuerzo de cada uno de nosotros, allí radica nuestra responsabilidad y compromiso. Y quiero decirles gracias porque es su labor y su lucha cotidiana la mejor defensa de la educación”.

En relación a las problemáticas que atraviesan a la sociedad, consideró que “deberíamos mirar a la escuela y aprovechar el espacio que nos brinda para reflexionar sobre las posibilidades de cambiar, de mejorar y de transformar la realidad”.

Por otra parte, llamó a toda la comunidad a defender la educación porque es “una responsabilidad de todos”, como así también a “repensar el sentido de la educación en nuestros días” y a no perder “la utopía” porque “es el motor de nuestra historia”.

Para finalizar, Natalia Correa compartió unas palabras de la madre María Teresa de Calcuta y les agradeció a los presentes el haber elegido ser docentes, además de desearles un feliz día.

 

Protagonistas de un milagro

 

En nombre de los maestros, Liliana Modaffari recordó que “cada 11 de septiembre, le rendimos homenaje a don Domingo Faustino Sarmiento y en su nombre, a todos aquellos que elegimos sus pasos y asumimos el compromiso de enseñar. No bajemos los brazos y luchemos por una educación mejor, ya que ser educador implica ser protagonista en el milagro de ayudar a crecer”.

Por otro lado, destacó que “hoy, la escuela ha cobrado una importancia inusual en la solución de problemas socioeconómicos y hemos tenido que resignar muchas veces la misión para la cual fuimos convocados. Más que nunca debemos alzar firmes y seguros las banderas de la ética, la responsabilidad, la verdad, la honestidad, para que nuestros alumnos no las pierdan de vista. Los valores deberán ser ejemplo y cimiento para entender, sortear y evaluar las dificultades que la vida actual le presenta a nuestros alumnos”.

Además, bregó por lograr el compromiso de las familias y de las autoridades. “No podemos permitir que el sueño de Sarmiento se diluya en los avatares del mundo moderno. Porque somos sus discípulos y sabemos lo que él quería. Porque estamos convencidos de que la educación no puede acomodarse a las modas. Porque ser docentes es lo mejor que sabemos ser y educar, lo mejor que sabemos hacer. Por estas y tantas razones, sigamos adelante, sembrando. Ya llegará el tiempo de la cosecha”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario