En el Día sin Tabaco se trabaja en la concientización

El Día Mundial sin Tabaco o del Aire Puro tiene como propósito fomentar un período de 24 horas de abstinencia de todas las formas de consumo de tabaco. El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud y sus asociados del mundo lo dedican a resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco y promover políticas eficaces para reducirlo.
En Tandil, Lilian Pagola, trabajadora social; Silvia Celichini, fonoaudióloga, y Mario Bracciale, médico, atendieron a El Eco de Tandil en el Centro de Vías Respiratorias para hablar de esta jornada.
Expresaron que “fundamentalmente tiene que ver con la cesación tabáquica o con los daños que provoca la enfermedad de fumar. El tabaquismo es una adicción que nos lleva a tener una de las principales cantidades no solamente de muertes, sino también las enfermedades crónicas que se provocan como consecuencia del cigarrillo”.
Agregaron que “acá en el Centro de Vías Respiratorias tenemos pacientes que han empezado a fumar de muy jóvenes y que con el paso del tiempo a veces terminan con secuelas irreversibles, como puede ser un enfisema pulmonar y deben utilizar una mochila de oxígeno. Otros han padecidos infartos, bronquitis a repeticiones y muchas veces la muerte del paciente”.
Los profesionales indicaron que “en estos últimos años hay afortunadamente una mayor concientización, en lo que tiene que ver con el humo del tabaco y lo que provoca a la persona individualmente y a la familia fundamentalmente, porque sea fumadora o no la familia es partícipe de todas estas enfermedades y patologías que va llevando la persona que fuma. También a la sociedad en su conjunto, porque está la figura del fumador pasivo que también es nociva”.
En el día sin tabaco los facultativos celebran la reglamentación que impide fumar en espacios públicos. “Es algo que antes no se veía y hoy disfrutamos con alegría”, indicaron.
Aseveraron que “nosotros abogamos porque la gente tome conciencia de lo que provoca el cigarrillo y el humo del tabaco, para que preventivamente trabajen con sus hijos. Desde neumotisiología tenemos un tratamiento de cesación tabáquica para aquellos que realmente toman conciencia, quieren dejar de fumar y no pueden. Nosotros desarrollamos un tratamiento de unos seis meses para ayudarlos a dejar el hábito”.
En época epidemiológica son paciente de riesgo aquellos fumadores, por lo tanto es importante vacunarse contra la gripe.

Sembrar en los
más chicos

Dentro de las actividades previstas para hoy, Lilian Pagola y Silvia Celichini desarrollaron un trabajo con los más pequeños buscando comenzar a generar conciencia en los chicos y que ellos sean los que trasladen las inquietudes a sus padres.
Al respecto, contaron que “es el primer año que trabajamos con la comunidad del Jardín 904, en dos encuentros. En el primero fuimos junto a otra trabajadora social, y se trabajó con las salas de 4 y 5 años. Se le hizo una toma de conciencia, apuntando a la prevención desde los más chicos porque consideramos que reciben el mensaje y son buenos multiplicadores”.
Manifestaron que “en el segundo encuentro hicimos una devolución de lo que contaron en la casa y compartimos la ronda con los papás que nos contaron lo que los pequeños habían transmitido en la cada hogar”.
Remarcaron que “también hace dos semanas que en la sala de espera de pediatría, con los chicos que vienen a consulta, se les da una imagen para colorear, se les explica y esas imágenes después quedan plasmadas en el sector que está la gente donde viene al grupo para dejar de fumar así lo pueden ver”.
A modo de conclusión, señalaron que “el trabajo fue muy bueno y lo que se buscó es concientizar sobre el aire limpio y que entre en el cuerpo sin tabaco. En las escuelas trabajan educación sexual integral que es el cuidado del cuerpo, se hizo en el marco del programa del Jardín, no fue algo descolgado sino que buscamos empalmarlo con algo que los chicos ya estaban trabajando”.

No atemorizar

Cuando se trabaja con los chicos lo primero que los profesionales buscan es no atemorizar. “Los nenes toman mucha conciencia, entonces no podemos pasarnos diciéndole cosas trágicas. Tratamos de ver lo bueno, que el aire este puro, ventilar los lugares entre otras cosas”, aseguraron.
Señalaron que “la devolución con los papás fue también muy buena y aprovechamos para recordar la importancia de vacunarse. La idea es darle una continuidad y generar conciencia de abajo hacia los más grandes”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario