Esta semana se estrena ?¡Atención! ¡Escuela!?

A diferencia de otros años, estrenarán en la Escuela Media 4 el 14 de noviembre, ya que el objetivo del taller es la inclusión de los chicos en las instituciones educativas. Este año alrededor de cuarenta chicos participan de la obra, que elige como temática la escuela y sus problemáticas actuales: la falta de comunicación en las aulas, la violencia y la brecha cada vez más marcada entre adultos y adolescentes..

-¿De qué se trata la producción de este año?
Florencia Rodríguez: -Hay diferentes escenas que muestran lo que ocurre en distintos colegios a los que concurren chicos de diversas clases sociales. Lo que se ve son los contrastes que hay en distintas escuelas. Se trata de mostrar cómo se sienten los chicos en distintas escuelas y lo que es la discriminación en distintos aspectos de las vivencias de los chicos.
-¿Qué tipo de vivencias relatan?
F.R.: -Por ejemplo, una de las escenas sucede en un colegio privado y refleja cómo se rigen los directivos, por los apellidos por gente que es más importante y cómo se discrimina. Hay una escena sobre la discriminación a los bolivianos y otras.
-¿Qué otras situaciones quieren mostrar?
Lucio Ramírez: -Es una visión de lo que pasa en la educación desde el punto de vista adolescente, de nosotros que lo vivimos día a día. Es como que vemos la discriminación por grupo.
Verónica de la Rosa: -También está presente el tema de las ?tribus? urbanas.
Gloria Bocchieri: -Sí, y la incomunicación entre los adultos y los adolescentes, los contrastes. Pasa esto, cómo la problemática de la comunicación está presente, del docente que no puede llegar al alumno. El alumno está sofocado dentro de ese ambiente.
F.R.: -Estar representando esto se siente re importante, muy fuerte. Hay mucho contenido y te ponés en la piel de algo que no vivís y no te pasa. Yo, por ejemplo, estoy en una escuela donde tengo toda la atención, la contención, un montón de cosas que en otros lugares no hay. Eso es muy fuerte y emocionante.
-¿De dónde surgen estos relatos?
Verónica Rodríguez: -Hay mucho de vivencia y también de los jóvenes que coordinamos. Junto con Eduardo estamos trabajando en escuelas y nos enfrentamos a situaciones y nos encontramos con realidades adversas y desconocidas para nosotros que hicimos la secundaria en otro momento. El abandono que están teniendo los jóvenes hoy lo venimos tratando desde ?Quiero ser libre? y ahora desde las instituciones. Si ?En el otro lado? se trataba el abandono de la institución familiar, este año queremos mostrar el abandono de las instituciones educativas que no llegan a reparar en todas las necesidades que los chicos tienen. Si en la casa no hay quien los contenga, la escuela tampoco llega a ser un lugar de contención. Hay muchas situaciones de docentes que tal vez no están haciendo honor a su vocación y no tratan de comunicarse con los chicos, de ser creativos, de generar un vínculo. Todo eso es un poco lo que tratamos de reflejar en el espectáculo y los chicos son los perjudicados.

Reflexiones

-¿Sólo se muestra una visión negativa de las instituciones?
Eduardo Hall: -El espectáculo es, nuevamente, una creación colectiva, donde los chicos son creadores. Siempre intentamos que lo que está puesto en el espectáculo sea acordado por todos. Nadie impone nada. Ahora que estamos a punto de estrenar, yo siento que es testimonial de las enormes carencias. También estoy convencido que el mundo de los adultos está abandonando a los jóvenes en su conjunto. Tal vez haya excepciones, pero creo que hay que poder reflexionar acerca de las enormes dificultades que hay en el tema educativo. Hay generaciones de jóvenes ignorantes que van a ser esclavos y no se puede mirar para el otro lado. Hay una enorme mayoría que está quedando excluida. No se enseña como se debe, y esto me parece que es un llamado de atención. Desde el teatro nos sentimos comprometidos con esta realidad.
Soledad Lami: -Además, al ser una creación colectiva como dice Eduardo, lo que se propuso es que el tema surgiera de los chicos. En un inicio trabajamos con improvisaciones y los temas que salieron desde los inicios fueron estas problemáticas. Ellos decidieron abordar esto y problematizar. Este proyecto espera ser un espacio donde los jóvenes puedan apropiarse de la herramienta. Nosotros siempre trabajamos con el juego, con que ellos puedan ?aprender haciendo?. Casi sin darse cuenta ellos empiezan a apropiarse cada vez más de la actuación, del baile y del canto, donde pueden expresar sus inquietudes, hablar de los problemas que ven y hacer un llamado de atención a la sociedad.
E.H.: -Estamos convencidos de que el arte es un camino y a partir del éste, los chicos tienen la oportunidad de construir proyectos de vida con el objetivo de que les sirva para sus vidas, lo que es una meta del taller, tal como la formación de formadores, donde los chicos que vienen trabajando se convierten en referentes de otros que recién ingresan. La creatividad puede ser volcada en sus vidas.
-¿Cómo va a ser estéticamente la obra?
E.H.: -Es realista y cruda, muy austera. Va a haber muy pocos objetos y va a estar colaborando un músico que es Juan Sánchez, que está trabajando con nosotros. Mirta Leonardi, del Museo de Bellas Artes nos ayudó con parte de la escenografía. Para nosotros lo más importante es el contenido y encontramos la forma a partir del contenido. En este caso todo va a ser muy austero. El contenido son los chicos y la realidad que queremos mostrar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario