fbpx La Comisión de Transporte del Concejo evalúa un aumento desdoblado en el precio del boleto – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Comisión de Transporte del Concejo evalúa un aumento desdoblado en el precio del boleto

El Eco

La discusión para definir un nuevo cuadro tarifario para los micros se puso en marcha. Tras la presentación formal del pedido por parte de la Cámara de Transporte, que tomó estado legislativo en la anterior sesión, hacia el interior del Concejo Deliberante comenzó el análisis con vistas a establecer el nuevo valor que tendrá el boleto del servicio.
Ayer por la mañana, los integrantes de la Comisión Permanente de Seguimiento del Transporte Público que funciona en el ámbito del Concejo Deliberante con participación del Ejecutivo comenzaron a evaluar el estudio de costos presentado por la Cámara de Transporte.
En concreto la estimación del sector alcanzó resultados que permiten sustentar una solicitud de ajuste que se ubica en el orden del 29 por ciento, que llevaría el boleto plano de 11,62 pesos (valor vigente) a 14,98 pesos.
Con esa perspectiva, los integrantes del espacio recibieron al presidente de la entidad, Daniel Albanese, que se presentó acompañado por el asesor y encargado de elaborar la proyección, Juan Bilbao, para comenzar a discutir los distintos elementos que componen el planteo, sus lineamientos y alcances.
Allí, se aclararon algunas cuestiones referidas al abordaje en comparación con el marco que otorgan los resultados del estudio encomendado por el Deliberativo al Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco).
El relevamiento llega a un porcentaje inferior, que se traduciría en un boleto plano muy por debajo de los 16 pesos (se presume que en el orden de los 14 pesos).
A la espera de una nueva cita con los representantes de las empresas que brindan el servicio, será responsabilidad de los concejales definir las estrategias con vistas a efectuar una actualización en el valor del boleto, sin perder de vista el impacto que tendrá en el bolsillo de los ciudadanos una nueva suba de los servicios.
En ese sentido, y con el objetivo de disminuir el golpe, se evalúa como alternativa la implementación de la SUBE en Tandil o de establecer la figura de pasajero frecuente para aquellos usuarios que viajan varias veces en un día.
En principio, y ante la necesidad de actualizar los valores, sería un hecho que el ajuste se efectúe en dos veces, una metodología ya implementada en otras oportunidades.

Un aumento
en dos veces

El presidente de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, José Luis Labaroní (UCR – Cambiemos) precisó que la reunión se enfocó en el abordaje del estudio presentado por la entidad que nuclea a las seis empresas del sector, en comparación con los lineamientos con el encomendado desde el ámbito legislativo.
En ese caso, la simulación del relevamiento propio no incorporó el congelamiento de uno de los subsidios aplicados a la estructura salarial a partir del acuerdo que se alcanzó en febrero, motivo por el cual la diferencia en los resultados resulta amplia.
Reconoció las diferencias y las ajustó a distintos criterios o modalidades de evaluación, pero defendió que “después tomo cuatro números que me permiten identificar si los resultados son medianamente similares o no”, enfocado principalmente en el precio por kilómetro recorrido.
Una vez definido ese aspecto, deberá establecerse cómo se financia el boleto “para que los usuarios tengan el menor impacto posible en el bolsillo”.
De todos modos remarcó que la instancia que se celebró ayer, en la que redundaron aspectos técnicos y metodológicos, abrió la posibilidad para comenzar a discutir la tarifa. “Escuchamos atentamente y después cada bloque tomará su posicionamiento”, subrayó.
Y adelantó a este Diario que, en principio, el aumento será desdoblado y defendió que se trata de una modalidad utilizada en años anteriores que permite disminuir el impacto del aumento.

Sin discusión
sobre el costo

Al concluir el intercambio el presidente de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese, destacó que se pudieron evacuar “todas las dudas” y que “quedó bastante claro el estudio y los costos”, por lo que consideró que “quedamos en volver a juntarnos para evaluar el resultado final que tomará el Concejo Deliberante”.
Sin precisiones, el dirigente presentó documentación adicional para sustentar el reclamo, que quedó a disposición de los concejales, y ratificó que “no hay discusión sobre el costo”.
De todos modos apuntó a septiembre y alertó que “se deberá tomar una decisión política para definir la tarifa que van a votar los concejales”.
Lo cierto es que para ese mes se prevé un reajuste salarial para los choferes, con lo cual la Cámara de Transporte no descarta hacer un seguimiento de evolución de la problemática y establecer que en un determinado punto tendría que haber otra discusión.
“No nos podemos adelantar a hacer una proyección sobre algo que es incierto”, advirtió.

El Gobierno, el
responsable

Por su parte, el asesor de la entidad Juan Bilbao, aseguró a El Eco de Tandil que no hubo discusiones en cuanto a la metodología utilizada ni en relación a los precios expuestos ya que “está todo documentado”.
Desde su perspectiva el problema radica en la existencia de un “desfasaje muy grande” entre la actual tarifa y el incremento en los costos por la inflación, y los reajustes salariales.
“Si las empresas no tienen un ingreso que le cubra los costos operativos, se entra en un proceso de déficit y de pérdida de calidad de los servicios, con aumento en la posibilidad de conflictos gremiales”, alertó Bilbao sobre un principio “básico” de economía de transporte.
En esa línea apuntó contra el Municipio, a quien señaló como el responsable, como titular del servicio, “de garantizar los recursos económicos para que las empresas operen en condiciones normales”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario