La ESB 12, que lucha contra la deserción de la mano de sus proyectos, necesita un equipo de orientación

La ESB 12 funciona en el mismo edificio que la Escuela 56, en Lavalle y la Movediza. Con orgullo por los logros conseguidos en 2009, el viernes por la mañana el equipo directivo y docente convocó a este Diario a presenciar una muestra de todos los trabajos que realizaron los chicos durante el año. Los proyectos fueron expuestos ante la comunidad educativa y los autores fueron los protagonistas a través de sus oratorias.
En este momento recibe a 145 alumnos. ?Empezamos con una matrícula superior y la realidad de nuestra escuela después de la pandemia (de Gripe A) hizo que muchos chicos ingresaran al mundo laboral, entonces son desertores y hemos tratado de que vuelvan a la escuela porque éste es su lugar?, expresó la directora de la ESB 12, Mónica Bertucci.
-¿De qué barrios reciben alumnos?
-La escuela está en la zona suburbana, en Villa Italia Norte, y recibe alumnos del barrio Arco Iris, San Juan, Maggiori, de barrios alejados del colegio como Villa Aguirre y El Tropezón.
-Impactó fuerte la crisis en el alumnado?
-Sí, en este momento se está sintiendo. La escuela tiene servicio de comedor, el 30 por ciento de la matrícula asiste al comedor. Se está sintiendo y se está agravando.
La característica de las familias de nuestros chicos es que son numerosas con alto riesgo social, y con el consentimiento familiar los chicos van al mercado laboral en una precariedad y ?en negro?.
-¿Cuántos chicos abandonaron la escuela después de la Gripe A?
-Por lo menos, hubo un 15 por ciento de abandono.
-En años normales, donde las cosas estuvieron mejor, ¿pasaba lo mismo?
-Siempre fluctuaba el abandono. Ultimamente con la nueva política provincial, en el marco de la Ley 13.688, uno trata de que todos los chicos estén concurriendo a la escuela. Entonces nos hemos puesto muy exigentes en ese sentido, a pesar de que esta escuela no tiene equipo de orientación propio, lo comparte con la Escuela 56, hemos tratado de incluir la mayor cantidad de chicos posibles.
Este año igual la escuela creció en un 35 por ciento de matrícula, con una división más en el turno tarde, con chicos recuperados del abandono escolar, desfasados en edad, de 16 a 18 años, pero que están concurriendo en este momento a la escuela. Igual ha sido positivo el trabajo de este año.
-¿Cómo van a encarar el año que viene atentos a esta problemática de la deserción?
-Tratamos de convocarlos. Con este tipo de muestras participativas siempre se los incentiva de alguna manera, dándoles herramientas para que ellos se entusiasmen activamente siendo sujetos protagonistas de esta etapa de enseñanza y aprendizaje. Entonces por ejemplo hicimos una obra de teatro que la prepararon en poco tiempo, eso les gusta mucho a los chicos; han explicado todos los proyectos en los que han participado este año y eso es fundamental. Las prácticas docentes de calidad, una atención a la diversidad, con adecuaciones curriculares propias que los chicos necesitan, con los distintos tiempos que ellos tienen, eso los entusiasma a seguir con la escuela.
-¿Ven a la escuela como un factor de movilidad social, entienden su importancia?
-Ellos entienden en este momento que sin estudio quedan excluidos socialmente, saben que deben continuar estudiando porque no hay otra salida. Deben continuar con la nueva Escuela Secundaria de 6 años, como lo propone la ley. En eso estamos todos los docentes de esta escuela, todos trabajamos en un equipo y estamos muy comprometidos en esto.

Una muestra con
sabor a mucho

La idea de realizar una muestra final surgió para que los alumnos puedan mostrar los trabajos que han realizado en el año, ?como para valorizar a los alumnos?, explicó la docente Sonia Triviño. Los proyectos, iniciativa de la escuela, los desarrollaron en las distintas áreas todos los alumnos de la ESB 12.
Para la profesora, además de volcar los conocimientos adquiridos, al exponerlos los estudiantes ?aprenden a expresarse en público y una vez que pasan los nervios, se sienten gratificados?.
La intención fue aplicar todo los trabajado durante el ciclo lectivo 2009 y reflejar la participación de los alumnos en diversos proyectos, que se fueron insertando en la comunidad a través de adherir a propuestas de otras instituciones.
Las propuestas que expusieron, inclusive muchos trabajaron con power point en la sala de informática, los han socializado: ?Han participado este año en el Foro Joven de la Universidad, presentando un trabajo que justamente tiene que ver con el trabajo infantil que se llama ?Infancia interrumpida?, que se hizo en el espacio construcción de la ciudadanía?, contó la directora.
-Algo muy ligado a la problemática de sus comunidades?
-Tal cual. Presentaron en la Plaza Independencia un trabajo que hicieron en educación artística con mitologías y leyendas: el Gauchito Gil, la Difunta Correa, muy importante la intervención. Después hemos trabajado con el proyecto Piedra Libre Tandil, para construcción de ciudadanía y agradecemos profundamente la disposición de Patricia Ackerley y del proyecto relevante que tiene la Municipalidad, que ha colaborado inmensamente con nosotros este año y pensamos que el año próximo vamos a continuar. También han participado en Feria de Ciencias.
?El balance es muy positivo?, cerró la directora, que encara un nuevo ciclo lectivo con la ardua tarea de mantener a sus alumnos adolescentes en la senda del aprendizaje para la inclusión y liberación.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario