fbpx Llano: “Soy el primero que quería ir a Mar del Plata” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Llano: “Soy el primero que quería ir a Mar del Plata”

Para el fútbol tandilense se terminó otra campaña del seleccionado en un torneo de la Federación del Este. En este caso, con derrota en semifinales a manos de Mar del Plata, tras haber superado la etapa inicial (con Rauch y Ayacucho) y el primer cruce eliminatorio frente a Necochea.

La eliminación dejó además cierta contrariedad, por la ausencia de Lautaro Llano en el último cotejo. El propio DT explicó esa situación y analizó otros aspectos vinculados a la selección y a las categorías formativas.

-¿Qué sabor te deja la campaña que se terminó el sábado?

-Me deja un sabor amargo, por la manera en que quedamos eliminados. De acuerdo a lo que me comentó el resto del cuerpo técnico, estábamos ganando 2 a 0 con autoridad y tuvimos posibilidad de liquidarlo. El gol del descuento, que llevaba a los penales, nos tiró abajo y terminamos perdiendo. Más allá de eso, considero que Mar del Plata está mejor preparado que nosotros.

-¿A qué se debe esa mejor preparación?

-Tienen otra Liga, es otro nivel de competencia. Se le puede ganar a Mar del Plata, pero hay diferencias. Allá tienen 32 equipos y un roce distinto. Con el resto, estamos en condiciones similares.

-La Unión Regional Deportiva también tiene buena cantidad de participantes.

-Pero el nivel no es competitivo. En todas las categorías, de Primera a Décima, tenés cuatro o cinco equipos que pelean el campeonato. El resto, lamentablemente, es de relleno. Entonces, hay pocos partidos en los cuales se exige el máximo de cada jugador. Ahí te sacan la diferencia.

-¿Te ocurre muy seguido, en Unicén, afrontar partidos sabiendo que los vas a ganar?

-Sí, sobre todo en la Octava. Sin subestimar a nadie, pero dentro de la competencia hay demasiadas diferencias.

-¿Cómo se puede mejorar eso?

-A nivel de selecciones, con mayor tiempo de trabajo y sacando a los chicos a competir. Lógicamente, eso requiere otra estructura y otros costos.

-¿Es más difícil elegir jugadores de 15 años que de 17?

-Pasa que los de 17 tienen otro roce, en la mayoría de los casos ya han jugado en Primera. Con los de 15, la ventaja que tuvimos es que la clase 2000 de la Universidad es muy buena. De hecho, salió campeona los cuatro años de infantiles y ahora en Sexta está peleando arriba.

-¿Cómo fue la situación que impidió que estuvieras dirigiendo al seleccionado en Mar del Plata?

-Lo que me correspondía era quedarme con la Uni, yo lo sentí así. No se da todos los días dirigir a una selección, pero en este caso puntual las cosas eran diferentes. En la Universidad somos dos entrenadores para las cuatro categorías infantiles, Memo Depietri y yo, además del delegado. Como Memo estaba suspendido, yo no podía faltar. Por reglamento, tienen que entrar dos personas a la cancha con el equipo. Otras veces se ha quedado Memo y yo pude irme.

Soy el primero que quería estar en Mar del Plata, pero con todo el dolor del alma tuve que tomar esa decisión.

De parte de la Universidad, en ningún momento me plantearon que tenía que quedarme.

-¿En el seleccionado estabas mejor cubierto?

-Sí, a Mar del Plata fueron todos. Los dos profes (Diego Ferreyra y Matías Boulanger), Leo Serén, Crespito Larrocea y Carlitos Briguez.

-¿No existió la alternativa de postergar los partidos de infantiles de Unicén?

-Nosotros le planteamos eso a nuestro delegado y él llevó ese pedido a la Liga, por tratarse de un caso particular. Pero por lo visto no han podido o no han querido. No tengo explicación para eso. Yo estoy en falta, porque a uno de los dos trabajos tenía que faltar. Pero en la selección estaba el resto del cuerpo técnico.

-¿Desde la Liga Tandilense de Fútbol tuviste algún contacto con respecto a este tema?

-No. Me llamó el delegado Mouhapé, para juntarnos a charlar, y supongo que lo haremos esta semana. De mi parte está todo bien.

-A partir de esta situación, ¿te imaginás siguiendo en la selección para el año que viene?

-A mí no me modifica nada. Siempre estaremos abiertos al diálogo y al trabajo. Somos agradecidos del lugar que tenemos. Llevamos tres años dirigiendo a las selecciones y siempre las cosas se hicieron a conciencia. En todo este tiempo hemos dejado una imagen muy buena del fútbol de Tandil, tanto en lo futbolístico como a nivel conducta. Jamás tuvimos un problema con algún chico.

Estamos dispuestos a continuar. Y si no es así, seguiremos apoyando para lo que necesiten.

 

Los que crecen

-¿Qué te genera el hecho de ver ex seleccionados que están progresando en equipos de AFA? Están los casos de Archuby, Altamiranda, Alvarez…

-Para mí es una alegría muy grande. Sobre todo, conociendo la calidad humana que tienen esos pibes. Haberlos dirigido es un orgullo. No sólo a ellos, sino a otros que también van ganándose un lugar en los equipos de Tandil.

-¿Les cuesta la adaptación?

-Es lo más difícil, esos primeros tiempos en los que tienen que ponerse a la altura. Sin ir más lejos, Juanse Altamiranda ya tuvo dos lesiones. Eso es por la preparación, más él que juega siempre al límite. En Quilmes lo bancan y lo van a seguir bancando, porque es un jugador de gran nivel.

 

Nota proporcionada por :

Deja un comentario