Mañana se estrenará ?¡Queridos Padres!?

El tema elegido por los jóvenes actores fue la relación con sus padres, los problemas referidos a la falta de comunicación y límites, el poco tiempo que les dedican los padres a los hijos, las presiones, la sobreprotección o el abandono. La puesta en escena es de Soledad Lami y Verónica Rodríguez y la música, de Hernán Roveda.
-¿Cómo surge esta propuesta?
Marisol Corrado:-Nosotros hicimos este espectáculo porque queríamos transmitir aquello que nos pasa con los papás, la idea es mostrar algunas realidades para que los adultos estén más atentos a los problemas que pueden pasar los adolescentes.
Federico Zambrino:-Hay temas como el embarazo adolescente, los afectos, los permisos. Se trata de que la sociedad tome conciencia.
-¿Qué otros temas tomaron para trabajar?
Eduardo Hall:-Buen trato, mal trato…épocas diferentes, padres ausentes, madres sobreprotectoras.
Verónica Rodríguez:-El tema de cómo comunicar todo lo que se refiere a la sexualidad. Hay una escena donde unas chicas están hablando sobre las dudas y miedos que tienen sobre su salud sexual y muestran que nunca encuentran un apoyo en los padres, que no les hablan…Los padres tienen que encontrar la forma de hablar sobre salud sexual con sus hijos.
Marisol Corrado:-A veces los padres no quieren ver que los hijos necesitan esas charlas, evaden el tema y no quieren creer que su hijo tiene la edad y quiere saber.
-¿La obra hace una crítica muy fuerte?
Eduardo Hall:-Lo bueno es que hay un tratamiento desde el humor. No todo el tiempo, pero…
Soledad Lami:-La intención es reflexionar juntos, no es que alguien se enoje o se ofenda.

Producción conjunta
-Siempre trabajan con creaciones colectivas…
Soledad Lami:-El tema surgió el año pasado, cuando hicimos una producción que se llamó ¡Atención, escuela!, donde reflexionábamos sobre la preocupación de los adolescentes respecto a los adultos dentro de la escuela. Allí surgió la idea de profundizar el rol del adulto dentro de la familia. Veíamos que muchas de las problemáticas que se presentaban en las escuelas surgían al interior de las familias.
Verónica Rodríguez:-Esto viene encadenándose. Cuando empezamos en 2006, hicimos ?Quiero ser libre?. Nuestras producciones siempre tienen una mirada social, desde los adolescentes. En ese momento se tocaron temas de la sociedad sobre los que los chicos se sentían disconformes. Al año siguiente nos pusimos del lado de los chicos que estaban marginados. Cuando ya nos pusimos a trabajar con el tema de las instituciones fue surgiendo ésto de pasar por la escuela y por los padres, donde está la base desde donde se plantea la problemática de porqué tantos jóvenes viven en una situación de desamparo. La familia, como una institución en crisis.
Soledad Lami:-La idea es abordar esa relación, porque hay una brecha de comunicación entre los adultos y los adolescentes.
Federico Zambrino:-Hay que tener en cuenta que la familia es el núcleo de la vida y si la familia está mal, va a estar todo mal.
-Este año dirigen Soledad y Verónica…
Eduardo Hall:-Una de las metas es la formación de formadores y ellas están desde los inicios, son las primeras alumnas del taller. Hoy son docentes de la escuela, productoras, han incursionado en la escritura teatral, la coreografía y música y si bien venían participando de la dirección, este año, el espectáculo está dirigido por ellas. En este sentido, estas jóvenes se convierten en referentes de sus pares y de eso también se trata el taller. Este año también hay ayudantes, que uno detecta que se les ha despertado una vocación y tienen un espacio para formarse y capacitarse, aprendiendo de sus compañeros.
Soledad Lami:-Este año trabajamos con Hernán Roveda que nos hizo la música y Eduardo estuvo a cargo de la coordinación general del taller y además, hay un grupo de actores adultos invitados.
Verónica Rodríguez:-Son padres del taller y queremos que conozcan como estamos trabajando, que venimos sin parar.
-¿Cómo se sienten con el resultado de esta producción?
Natalia Feijo:-Muy contenta, a mí se me cumple mi sueño de poder actuar.
Eduardo Hall:-Si bien es un taller de producción y creación colectiva, para nosotros es un proyecto adolescente y es el cuarto espectáculo con un número grande de chicos.
Soledad Lami:-Además, a la invitación, se adjunta la propuesta pedagógica y este año, hemos tenido una convocatoria enorme y un gran interés.
Eduardo Hall:-Y eso es un reconocimiento de lo que vamos haciendo año tras año. La idea es poder llevar esta obra al mayo teatral.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario