NOTI´S ECO MARKETING

Si bien el escenario dista de ser ideal para que las marcas se sientan confiadas a la hora de destinar dinero en publicidad, el marketing de invierno ya arrancó y las empresas presupuestan invertir entre 30 y 40 millones de pesos. ¿ Cuáles  son los lugares en los que van a estar presentes? Todos aquellos donde haya nieve.

Según especialistas en temas de marketing estacional, la situación imperante que vivió y vive el país relacionada con el conflicto gobierno vs. campo, llevó a que las decisiones de mercado se vieran postergadas. Sin embargo, a la hora de decidir si estar presentes o no en los principales puntos turísticos de invierno, la mayoría  se inclinó por apostar nuevamente. Y no sólo eso, sino que la inversión rondará los 30 ó 40 millones de pesos, cifra que en términos reales es prácticamente equivalente a la del año pasado.
Respecto de los rubros que más participación tendrán en esta temporada, se encuentran liderando las compañías de telefonía móvil e internet, los bancos y las automotrices.
Las acciones tomarán diferentes formas: desde showrooms y sitios de atención al cliente, hasta descuentos en distintos servicios. También habrá concursos deportivos auspiciados por destacadas marcas relacionadas con el deporte y el aire libre.
Entre los objetivos que se proponen alcanzar, se encuentran: la fidelización con el cliente y el contacto con potenciales.
Sin dudas, estas actividades de marketing son muy aprovechadas por las marcas líderes, dado que el costo por contacto es menor y eso representa una gran ventaja para las ellas.

Marketing y deportes: una excelente combinación

Marcas como Nike, Ralph Lauren y Master Card eligen ser sponsors de eventos deportivos. Encuentran en ello una alternativa de atraer la atención de los clientes, cuestión cada vez más compleja.

La crisis de EE.UU. y algunos países de Europa empieza a sentirse. Sin embargo, las principales centrales de medios esperan que los ?esponsoreos? suministren entre 6.000 y 7.000 millones de dólares al mercado publicitario global durante el 2008, convirtiéndose en la alternativa de comunicación de mayor crecimiento.
Los principales acontecimientos de marketing estarán dados por los Juegos Olímpicos, las elecciones de EE.UU. y la Euro Copa. Allí se harán presentes las marcas más destacadas.
Por su parte, es obvia la fuerte apuesta que realizará el mundo publicitario en los Juegos de Beijing, ya que es la gran oportunidad de las marcas occidentales para entrar a uno de los mercados más ambicionados de los últimos 10 años, y con perspectivas todavía inimaginables. Más aún, podría incluso especularse que la elección de Beijing como ciudad para los Juegos de 2008 fue una excusa para que las empresas occidentales pudieran contar con una plataforma, para ingresar en el comercio asiático.
Tal es así que en esta nueva edición 2008 de los Juegos Olímpicos se alcanzó la cifra récord de 63 empresas patrocinantes oficiales del evento o asociadas a él. Entre ellas se encuentran algunas que buscan entrar de lleno en China como Coca Cola, McDonalds o General Electric. Otras que quieren abrirse espacio por fuera como Lenovo, China Mobile o PICC.
Por otro lado, cabe aclarar que los Juegos Olímpicos no son sólo un espectáculo para los 1.300 millones de chinos, sino que también es una manera de captar la atención de los consumidores de alrededor del mundo.
Más allá de este acontecimiento, la realidad muestra que la relación entre los deportes y el marketing traspasa la frontera olímpica. Año tras año este lazo se profundiza más, generando nuevos eventos o competencias sobre las cuales se puede montar una plataforma publicitaria. Al respecto, el fútbol es un gran ejemplo. Siempre se encuentran nuevas formas para exponer a las estrellas de los seleccionados o de los clubes a competencias cuya relevancia deportiva podría discutirse, dado que un Mundial cada cuatro años no alcanza a saciar la sed de los anunciantes. Así es que se crearon competiciones regionales, y los clubes comenzaron a tomar gran protagonismo.
A los Juegos y al fútbol también se le suma el tenis, que en los últimos años ha sido blanco de muchas marcas. Sin perder su imagen de deporte elitista, supo abrirse a un nuevo público, con un consecuente incremento en la participación de anunciantes y patrocinadores.
Así están dadas las cosas en cuestión de publicidad. Sin dudas, las compañías están innovando en medios y formas de transmitir mensajes, dado que hoy captar la atención del público resulta más costoso, pero claro está que no imposible. Por estos días habrá que apelar cada vez más a la creatividad e imaginación, sin perder el sentido común. Y quienes se resistan estarán dando los primeros pasos hacia su fracaso.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario