Preocupa embarazo y paternidad irresponsable entre jóvenes, cuando nacen 2000 niños al año

Mientras avanza con la implementación de programas sanitarios destinados a la atención de la salud en madres e hijos, desde la Dirección de Atención Primaria de la Salud reconocen que tanto el embarazo adolescente como la paternidad irresponsable son dos de los fenómenos que surgen, a primera vista.
La titular del área, Graciela Rodríguez, reconoció que la información que están recabando de los tres centros de maternidad, Hospital Municipal Ramón Santamarina, Sanatorio Tandil y Clínica Chacabuco, les permitirá ?determinar cuántos niños nacen en la ciudad diariamente o a lo largo del año. Por ejemplo, desde que empezó la campaña de vacunación (de BCG) en junio a la fecha, se han vacunado 641 niños, en esas tres maternidades?.
Actualmente, desde esa dirección está procesando en el marco de la descentralización ?toda la información que vamos recabando sobre madre e hijo, lo que nos permite ubicar a ese recién nacido en la zona y pasar a quienes reciben en su barrio a un nuevo niño, para trabajar desde ese mismo lugar con los controles que denominamos de niño sano?.
De ahí en más, los centros de salud realizan un seguimiento posterior al nacimiento tanto sobre el chico como sobre la madre, información que será incorporada luego a cada historia clínica en particular.

2.000 bebés al año

En referencia al promedia anual, si bien aún no han comparado períodos, en 2007 se estimó que se produjeron 2000 nacimientos en Tandil. La intención es profundizar en esa información.
?Estamos recabando información de años anteriores a ese cálculo, porque es una fuente muy rica en información porque los programas en salud se implementan a partir de esos datos? dijo la funcionaria.
Y agregó que ?nos enriquece mucho hacernos ahora de esa información materno infantil y trabajar con la prevención, si bien siempre es difícil decir cuántos chicos se salvaron de tener tal o cual enfermedad, porque es más sencillo decir tenemos casos de tal cosa?.
Rodríguez dijo que aún es difícil ?medir cuántos chicos no se enfermaron, pero a medida que vayamos procesando los datos los iremos anunciando porque la información la produce la comunidad, hacia donde debe volver?.
Respecto al embarazo adolescente y la maternidad en soledad entre chicas cada vez más jóvenes, la titular de Atención Primaria aseveró que ?no podría decir que ha crecido, pero sí que es un fenómeno más notable vinculado a algunos cambios?.
Sucede que ya no lo definen como ?embarazo no deseado, sino que estamos hablando de embarazo adolescente, porque en general se trata de una opción, a pesar del conocimiento de los métodos anticonceptivos?.
Y agregó que ?pareciera como una opción de vida ante la falta de posibilidades de proyecto en otro sentido. Uno conversa con las adolescentes porque los centros de saluda las siguen atendiendo periódicamente, y lo que nos está pareciendo en los proyectos que trabajan los equipos, aparece como conclusión que las jóvenes ven como una opción la maternidad al no poder construir otro proyecto alternativo?.
En esos casos, las autoridades deben acompañar para que el embarazo se lleve adelante ?de la mejor manera posible con una contención no sólo desde los médico sino desde todo punto de vista, para trabajar una maternidad responsable?.
Paralelamente, señaló que el otro fenómeno con el que se encuentran es la ausencia de ?la paternidad responsable, que no se visualiza mucho. Aquí hay que tener en claro que si hay una mamá hay un padre, porque la realidad es que hay un varón que participó en ese proceso y preocupa que no aparece, hoy por hoy, la concepción de una paternidad responsable?.

 

?Hacerse cargo?
Puntualmente, la profesional indicó que eso debe concebirse ?en términos de hacerse cargo, más allá de la situación de pareja. Ese es un tema que se está trabajando en los centros, porque uno nota y se nota que cada vez hay más jefas de familia (madres solteras)?.
Rodríguez, al mismo tiempo, entendió que estos fenómenos se notan ?cuando desde hace años se ven cambios en el modelo de familia tradicional, porque la que conocimos en años anteriores ya no es imperante.
Lo que nos preocupa y por eso incorporamos ese concepto de paternidad responsable es saber qué pasa con ese niño a lo largo de su vida, cuando sabemos que, más allá de la figura civil de sus padres, necesita tanto de la figura materna como de la paterna. Entonces, al plantearse el embarazo las mujeres como algo propio, individual y exclusivamente de ellas, sin registrar a la otra persona responsable sobre el niño, se sigue fomentando esta cuestión de que la mujer luego se hace cargo de todo?, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario