Provincia “utilizará todas las herramientas legales” para iniciar las clases

El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, afirmó que el paro nacional docente “corrobora la existencia de una clara intencionalidad política contra el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”.

El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, afirmó este viernes que el paro nacional docente dispuesto por la Ctera para el 6 y 7 de marzo próximo “corrobora la existencia de una clara intencionalidad política contra el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”, y anticipó que de no llegar a un acuerdo hasta esa fecha, la provincia está dispuesta a fijar por decreto el aumento de paritarias, al señalar que “utilizará todas las herramientas constitucionales y legales”.

El funcionario se refirió así al paro dispuesto el jueves por los gremios docentes bonaerenses para el 6 y 7 de marzo tras rechazar la oferta salarial que, aclaró, significa “un piso de 18% o la inflación, lo que sea mayor, revisable trimestralmente” y que “si es mayor que el tramo de 4,5%, se actualiza de forma inmediata”.

En declaraciones a radio Diez, Finocchiaro fundamentó la intencionalidad política al caracterizar a Ctera de “kirchnerista” y cargó contra su dirigencia al señalar que “no sólo no les importa la educación de los chicos sino tampoco discutir el salario docente”, al explicar que “todavía quedan 10 días de negociación y ya están anunciando un paro”.

En ese sentido, el ministro bonaerense remarcó que “por indicación de la gobernadora (María Eugenia Vidal)” su cartera hará “absolutos esfuerzos para que las clases comiencen” y que la decisión es “trabajar para volver a sentarnos y seguir dialogando” pero que si no se llega a un acuerdo “se utilizarán todas las herramientas constitucionales y legales que el gobierno disponga para asegurar el comienzo del ciclo lectivo”, deslizando la posibilidad de fijar por decreto el monto del aumento.

Finocchiaro puso en duda también la representatividad que tiene el gremio Suteba, conducido por Roberto Baradel, en el conjunto de los docentes bonaerenses al expresar que “en la provincia más de la mitad de los docentes no está agremiado y desmintió que exista una “paritaria nacional” como reclaman los gremios que se aplique por cuanto “es ridículo exigir al Estado nacional que no tiene docentes y no paga los sueldo que los fije y que a partir de ellos se empiece a negociar en la provincia”.

“El año pasado el ministro de Educación de la Nación Esteban Bullrich arregló con los gremios que en todo el país ningún docente puede ganar menos que el salario mínimo vital y móvil más un 20%. En diciembre se actualizó y hoy está en 9.600 pesos”, explicó.

También negó que los docentes arrastraran del año pasado una pérdida del poder adquisitivo y pidió “no ver la foto del último mes sino la película de todo el año” al puntualizar que la inflación según la CTA en marzo de 2016 “daba 12% y los docentes tuvieron un aumento de 21,5%; y en julio daba 27% y tuvieron 34,6%”.

Fuente. Télam

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario