¿Que transmitimos con nuestro cuerpo?

La mayoría de los gerentes no tienen en cuenta los efectos de su lenguaje corporal sobre sus trabajadores. Este refleja las intenciones y, de este modo, la interpretación del receptor frente a un lenguaje no verbal.

Aprender a controlar tu lenguaje corporal te dará la habilidad de influir la forma en que son recibidas tus palabras y a prevenir los problemas de comunicación.

5 Aspectos Clave del Lenguaje Corporal: Los Ojos

Muchas personas coinciden con que se debe mantener contacto visual en las conversaciones, entrevistas y presentaciones. Sin embargo, el mantener contacto visual durante mucho tiempo puede resultar agresivo y dominante, especialmente si estas con gente a cargo. Tu trabajo es enfocar, cuando es el mejor momento para mantener contacto visual y cuando es necesario retroceder un paso.

 

El Rostro

Tu cara es la parte más expresiva de tu cuerpo, por lo tanto es difícil controlar las emociones de tu rostro en todo momento. Es por eso que es necesario, practicar tus expresiones faciales en el espejo y encontrar la más adecuada para cada momento de tu vida. El control sobre uno mismo y sobre la situación, es el principal recurso que debemos poseer para dirigirnos hacia otra gente.

 

La Postura

?¡Mentón arriba, hombros hacia atrás, los brazos sueltos a los costados!? Las investigaciones sugieren que una postura erguida no sólo irradia confianza, respeto y control, sino que también genera sentimientos internos de poder y autoconfianza.

 

Los Gestos

Tus manos ilustran tu estado de ánimo. Hay que tener en cuenta que no siempre deseas que tu equipo sepa lo que estás pensando. De hecho, es trabajo del gerente conciliar positivamente las emociones actuales y las reacciones.

Además, otro punto importante son los movimientos repetitivos como golpetear con los dedos; estos son signos negativos en la persona: aburrimiento, nerviosismo, etc.

 

Voz

Tu voz es el vehículo de la comunicación verbal, pero el tono que utilices, la velocidad y la inflexión de tu voz contribuyen a la forma en que tus palabras son percibidas. Hablar de forma calma, pausada en tonos medidos es la forma más segura de transmitir confianza y autoridad, agregándole importancia y autoridad a tus palabras.

El lenguaje corporal  es una herramienta de comunicación invaluable en la gerencia. Instruir, motivar y relacionarse con el personal es una parte fundamental del trabajo del gerente, y aprender a hacerlo mejorará tus relaciones con el personal, impulsará tu auto confianza, y te ayudará a convertir tu equipo en una unidad atenta y cohesionada.

 

Fuente: http://www.mujeresdeempresa.com/relaciones_humanas/091001-lenguaje-corporal-para-gerentes.asp

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario