Reciclado de residuos en la Unidad Penal 2 de Sierra Chica

La directora provincial del Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Gloria Basso, brindó una jornada intensiva sobre el reciclado de residuos a un centenar de internos en la Unidad Penal 2 de Sierra Chica. La profesional fue convocada desde la Dirección de Promoción e Inclusión Laboral del Servicio Penitenciario Bonaerense a cargo del prefecto Marcos Di Lorenzo y del Departamento Regional de Cultura Laboral.

La jornada es el primer paso de la puesta en marcha del Proyecto “Basura Cero” que fue realizado por la subprefecto Gabriela Pizzano y el alcaide mayor Facundo Barsi y que es impulsado por el Ministerio de Desarrollo Social conjuntamente con el Ministerio de Justicia de la Provincia. El paso inicial es poner en valor el concepto de residuo y dejar atrás el de basura, enfatizando la posibilidad de regenerar, de cargar de valor aquello que ya no se usa.

Basso desarrolló el programa Generación 3R que engloba distintas acciones que el OPDS ejecuta en materia de gestión integral de residuos sólidos, orientada a minimizar la cantidad de residuos que generamos cotidianamente. Ello se articula a las acciones de concientización que desde la Dirección de Desarrollo Sustentable se viene trabajando en materia de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

“Hoy hicimos la primera capacitación en la U2 en lo que es la concientización de la problemática de los residuos sólidos urbanos ya que las cárceles son generadores de residuos urbanos, tanto interna como externamente a través de las visitas, hoy tratamos el tema de la responsabilidad de cada uno acerca de la correcta disposición y minimización de los mismos”, comentó la capacitadora.

Alcanzar una gestión sostenible de los RSU requiere efectivizar un cambio cultural, en el marco de encierro, este cambio implica incorporar la posibilidad pensar los residuos como una alternativa laboral, una posibilidad de reinsertarse en la sociedad a partir de su tratamiento. La intención es que los internos lleven adelante acciones de educación ambiental partiendo de la noción de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar, propuestas por la ONU.

Los temas que se desarrollaron en esta primera jornada fueron la separación de residuos, el trabajo formal e informal de los mismos, la importancia de las cooperativas y del cartonero, cuál fue su origen, también sobre la formación y el registro de las cooperativas que tiene el OPDS.

“Hablamos de lo que pueden llegar a hacer ellos mismos con los residuos, que pueden usarlos y convertirlos en un trabajo digno después de su paso por el SPB, ya sea a través de una cooperativa o de los distintos elementos que pueden hacer a partir de lo que otras personas consideran un residuo”, mencionó Basso.

Basura Cero es un proyecto de vital importancia, debido a que se enfoca en la gestión y manejo eficiente de residuos sólidos domésticos en un establecimiento penitenciario. Teniendo en cuenta la problemática ambiental existente y las consideraciones tales como la ausencia de estudios específicos, la necesidad de ofrecer programas de educación ambiental a los internos, formular proyectos ambientales para la separación y aprovechamiento de los residuos sólidos recuperables y lograr en la población carcelaria una actitud positiva y de formación integral permanente frente al manejo de los residuos, y a su vez, contribuir a minimizar los impactos negativos en el establecimiento.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario