Salame de Tandil: denominación de origen

Salame de Tandil

Archivo

Son miles las razones por las cuales el Salame de Tandil es único, todas nacen de la relación profunda con su tierra y con su historia. No son solamente los siglos de tradición, no es solo la pasión, no son solo los hombres, y ni siquiera solamente la naturaleza…aromas y sabores, aquí, están en el aire.

El territorio comprendido por la Denominación de Origen está situado en el Centro– Sudeste de la provincia de Bs. As., en plena región pampeana, rodeado de las sierras más antiguas del país, que provocan un corte abrupto a la homogeneidad del paisaje aportada por la llanura.

Tandil se configura como zona cabecera de cuencas y divisorias de agua de la región, característica que le aporta al territorio, junto con el cordón serrano, un clima templado y húmedo.

La particular composición del suelo, del agua y del aire, son cualidades determinantes en el origen de la elaboración de embutidos y chacinados de calidad que perduran a pesar del paso del tiempo.

Los lugareños dicen que todos los días se siente aquí, el perfume de las sierras. Cuando la brisa sopla desde el sur, el aire sube superando las bajas temperaturas, luego desciende moderadamente cálido. Por ello, desde siempre en esta zona típica se estaciona el Salame de Tandil, lentamente, naturalmente.

Este producto atesora la historia de Familias que lucharon por un ideal, por una forma de hacer las cosas.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario