Se implementó en el Jardín 919 el plan piloto de Eficiencia Energética

Camino a la utilización de las energías renovables y el cuidado del medio ambiente, en la mañana de ayer se implementó en las instalaciones del Jardín de Infantes 919, “Marcelo Federico”, ubicadas en calle Reforma Universitaria 1531, el plan piloto de Eficiencia Energética, que la Provincia lleva adelante en edificios públicos. Se trata de la instalación de paneles fotovoltaicos y el recambio de luminarias led, a lo que se sumarán herramientas tecnológicas.

Esta iniciativa es impulsada por la Unidad Operativa del Programa de Incentivo a la Generación de Energía Distribuida de la Provincia (Proinged), dependiente del Foro Regional Eléctrico de la Provincia (Freba), y fue implementada en la ciudad a través de la Usina.

En detalle, la obra comprendió la colocación de cuatro paneles solares que generan energía para abastecer al establecimiento y un sistema de gestión integrado, con un monto total de inversión de 400 mil pesos.

El acto se realizó cerca de las 11 y fue encabezado por el intendente Miguel Lunghi; el presidente de la Usina, Matías Civale; y la directora del jardín, Gabriela Dátola.

Contó con la participación de funcionarios municipales, autoridades de la empresa eléctrica, miembros de la comunidad educativa, y alumnos de la Escuela Primaria 8.

 

El compromiso con el medio ambiente

 

En principio, la directora de la institución Gabriela Dátola se mostró muy orgullosa y motivada por la implementación del programa. Admitió que significa “un nuevo desafío” para toda la comunidad educativa contar con energía renovable y limpia, energía eléctrica generada por paneles fotovoltaicos, aceptando de esta manera ser parte del programa de eficiencia energética en edificios públicos de la Provincia de Buenos Aires.

Y aceptar confesó que implica “asumir un compromiso”, el mismo que renuevan a diario al ingresar a las salas ofreciendo a los alumnos numerosas oportunidades de aprendizaje, que –expresó- “vale la pena multiplicar, profundizar y enriquecer con tareas de concientización y de difusión del uso eficiente de la energía eléctrica y la posibilidad de obtenerla de fuentes renovables”.

 

“Generar conciencia en los más chicos”

 

Seguidamente, el presidente del directorio de la Usina, Matías Civale, remarcó que es una obra que los llena de orgullo, ya que apunta a generar conciencia en los más chicos sobre las ventajas de las energías renovables.

Precisó que la implementación del programa en Tandil demandó una inversión de 400 mil pesos y el aporte especialista de la Usina para su puesta en marcha.

“Es un gran desafío el que comenzamos con este plan piloto, por eso elegimos este jardín pujante que lleva el nombre de un gran deportista, como Marcelo Federico, quien además era una excelente persona que entendía que las nuevas generaciones dependían del cuidado que hiciéramos del medio ambiente”, manifestó.

Desde la Usina, apuntó a “poder replicar lo que hoy vemos en este jardín en otros establecimientos y que nuestro país transite hacia un camino de energía limpia”.

 

Un jardín importante

 

Por último, el intendente Lunghi expresó que “este es un jardín que conozco hace muchos años y con el que hemos trabajado mucho. Con el paso del tiempo, hemos podido gestionar diferentes obras que hizo la Provincia para que siga creciendo y se convierta en un jardín importante para esta zona”.

“Y fue por eso que se pensó en esta institución para implementar este programa en la ciudad. Hoy tiene la energía solar, energía renovable, que no destruye el planeta y que de alguna manera marca el principio de un camino para que esta iniciativa se pueda ir sumando en otros establecimientos educativos y edificios de la ciudad”, deslizó.

Tras los discursos, se proyectó a los alumnos y presentes un video informativo del tema: “Mi jardín con energía limpia”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario