Sin certezas, beneficiarios del Procrear lamentaron el incumplimiento del acuerdo con las autoridades

El incumplimiento de los compromisos asumidos por las autoridades de Anses, de Procrear y del Banco Hipotecario con las que mantuvieron una reunión la semana pasada, reeditó el malestar y puso en alerta a los beneficiarios del desarrollo urbanístico que esperan, desde hace más de un año, por la entrega de sus viviendas.

La molestia de los vecinos se generó al enterarse que las acciones que programaron iniciar no solo no se cumplieron sino que cometieron “desprolijidades”.

El acuerdo se alcanzó el viernes de la semana pasada, cuando se desarrolló una reunión en las oficinas de la sede central de la Anses en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de la que participaron la directora de Programas Especiales, María López Isnardi, el jefe de la Regional de la Bonaerense I, Mariano Pereyra Iraola, funcionarios del Banco Hipotecario y de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

En esa oportunidad, según los beneficiarios que estuvieron presentes, el director ejecutivo de Desarrollos Urbanísticos del Banco Hipotecario, Diego Cavanagh, había anunciado que ayer se realizaría el sorteo de asignación de viviendas para preadjudicatarios de las empresas Coarco y Riva. Y también les comunicaron que comenzaría el proceso de entrega a quienes ya superaron ese proceso.

En concreto, estaba prevista la distribución de 16 casas de Riva y 104 de Coarco entre las familias que resultaron beneficiadas y que desde hace un tiempo vienen cancelando las cuotas de la preventa.

Las novedades las recibieron con especial entusiasmo ya que respondían a las dos principales inquietudes. Sin embargo, el incumplimiento de la palabra empeñada puso a la desilusión con ventaja e hizo que todo volviera a como estaba antes de comenzar con el reclamo.

Pese a todo, aún mantienen las esperanzas de que se renueve el compromiso y que efectivamente se cumpla con las instancias previstas que los acerque a su casa propia.

El sorteo

En representación del grupo, una de las beneficiarias de la casas de la empresa Riva, Rosana Bulacio, planteó ante El Eco de Tandil los puntos del acuerdo que se alcanzaron durante la reunión del viernes pasado y evaluó, en función de los últimos capítulos, que “las principales preocupaciones estaban resueltas pero ahora volvieron a surgir y estamos en la misma, como al inicio”.

En primer término indicó que durante la audiencia recibieron dos novedades que renovaron sus expectativas: la fecha del sorteo para la asignación de las viviendas y el inicio del proceso de entrega a las familias que ya tienen destinado el número de su unidad.

Sobre el primer compromiso precisó que “salió de ellos”, de las autoridades presentes, y agregó que “Diego Cavanagh se comprometió a que hoy (por ayer) iba a haber un nuevo sorteo para toda la gente que estaba esperando”.

Llegado el día reconoció que las familias estuvieron expectantes aguardando “hasta último momento” el envío del mail que les informe sobre el procedimiento y les asigne un número. “Pero eso no sucedió”, lamentó.

Ante esta situación, un grupo se acercó hasta la sede de la Regional, en Pinto al 500, en busca de una respuesta, donde fueron atendidos por un empleado que se comunicó con el área correspondiente en la casa central.

Y delante nuestro le dijeron que se posponía para la semana que viene”, dijo Bulacio, que cuestionó que “sin ninguna información previa, ni cancelación, nos tuvieron hasta último momento sin datos”.

Convocatoria “desprolija”

El segundo compromiso hacía referencia al proceso de entrega de las casas terminadas en el transcurso de esta semana y la siguiente.

Hubo solo uno o dos llamados pero con desprolijidad porque les dijeron que tenían que presentar todos los papeles nuevamente para firmar la finalización del saldo de precios (FSP)”, circunstancia que los puso en alerta ya que se había aclarado que “no debían llevar la documentación nuevamente porque se iba a respetar el precio anterior de la propiedad, el de mayo”.

Lo cierto es que al grupo con vivienda asignada “le dijeron que no iban a tener una modificación en el valor y que durante esta semana y la próxima los iban a empezar a llamar para comenzar con la entrega”.

El contacto generó cuestionamientos y dudas. En respuesta desde la entidad indicaron que habían incurrido en un error y que volverían a comunicarse para resolver el proceso.

Posibles acciones

Frente al complejo escenario Rosana Bulacio sostuvo que continuarán con las reuniones entre beneficiarios para evaluar y definir los próximos pasos.

Por el momento acordaron manifestar la preocupación por los últimos eventos y adelantó a este Diario que aguardarán novedades en los próximos días, pero advirtió que “si para el miércoles no cumplen veremos qué acciones tomamos” en adelante.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario