Un hombre inventó un dispositivo para que una moto funcione con agua como combustible

Parece una locura, pero es real. Un hombre diseñó un dispositivo para que sea solamente el agua y no la nafta el combustible de una moto. Y asegura que el sistema puede trasladarse al resto de los vehículos y otras aplicaciones.
Eduardo Costantino es el inventor. ?Hice cuarto año del colegio técnico. Soy autodidacta. Un chusma de la ciencia?, se definió ante este Diario.
?Nosotros estábamos evaluando la posibilidad de buscar un combustible alternativo, sobre todo por la cuestión energética que atravesamos actualmente. Pero no sólo para ahora, sino también para el futuro?, indicó.
-¿Cómo surge la idea de experimentar con el agua?
-En un viaje, una tormenta de verano liberó vapor del asfalto. Cuando el motor pasaba por ahí, se ?alegraba?, giraba más fácil, aliviado. Esto fue hace cinco años atrás. Entonces, nos pusimos a trabajar en la división del agua (compuesta por dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno) y encontramos la posibilidad de utilizarla como un combustible en motores termodinámicos y de combustión interna. El experimento se volcó en una moto, de 110 centímetros cúbicos y cuatro tiempos, y el resultado superó las expectativas.
-¿Esto fue inmediato?
-En la primera etapa, fuimos reduciendo el combustible nafta y lo compensamos con hidrógeno. Llegamos al punto de estar en el 70 por ciento de hidrógeno y un 30 por ciento de nafta. Eso nos dio la resultante de tener muchísima más potencia, en cualquier tipo de vehículos. Además, el dispositivo reduciría la contaminación, la emisión de gases y alargaría la vida útil de los motores.
-¿Ya pudo difundir este sistema?
-Lo queríamos presentar en Innovar 2009, pero no llegamos. Ahora está en proceso de patentamiento, por eso todavía no revelamos algunos detalles. El proyecto necesitará el aval del INTI. Si no lo logramos acá, lo vamos a patentar en el exterior. También nos estamos poniendo en contacto con gente de la Cámara Empresaria. Y seguimos trabajando, porque si con muy poca energía se producen cien libras de este gas, que es tres veces más explosivo que la nafta, se puede llegar hasta un movimiento perpetuo.
-¿Sobre qué prefiere preservar detalles?
-De un microrreactor que produce el hidrógeno a medida que se consume el agua. No hay ningún tipo de riesgo, porque no se almacena. Sobre el hidrógeno, el primer elemento de la tabla periódica, hay que decir que es el que mayor octanaje brinda en forma gaseosa. Con un litro de agua se hacen seis metros de gas hidrógeno. Y, como he dicho, la explosividad es mayor que la de los combustibles.
-¿Sería muy costoso aplicarlo a los vehículos actuales?
-No. Es verdad que el reactor se hace con materiales muy caros, pero se ha construido con reemplazos y funciona bastante bien.
-Y habló de que tendría beneficios para los motores?
-Sí, la durabilidad del aceite es mayor y la temperatura del motor se reduce, porque se enfría desde la parte interna. No pasa nunca los 70 grados, una temperatura ideal para la competición, por ejemplo, porque aumenta los HP (caballos de fuerza). Esto se está estudiando en el mundo. Uno de los procesos es generar electricidad a través de la división del agua. Pero esto es la inversa, con electricidad aprovechar ese potencial en la división. La energía es tomada directamente de lo que produce el alternador del motor. Y se puede trasladar a otro tipo de equipos, como por ejemplo para producir energía eléctrica y sistemas de riego. En ese sentido, la idea es que en el futuro el combustible de una lancha sea el propio océano.
-¿Tiene nombre el proyecto?
-Sí, ?Gloria I?. Gloria es el nombre de mi hija menor.
-La gente va a leer esta nota y le aseguro que muchos van a desconfiar de lo que plantea. ¿Qué les dice?
-Que vengan a ver los ensayos los sábados por la tarde, frente a la Plaza Moreno. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario