Unos 250 alumnos de Técnica 2 recibieron las netbooks

Durante la entrega de 252 netbooks del programa Conectar Igualdad, los integrantes del Equipo Técnico Territorial de la Dirección de Técnica Educativa de la Provincia capacitaron a los estudiantes de primer año en el sistema operativo Huayra.

El acto, que se realizó ayer en el edificio de Alem y Maipú, fue encabezado por el jefe de la UDAI Tandil Gabriel Masson, quien entregó las 252 computadoras que utilizarán los alumnos para trabajar en las aulas. Con este lote, suman 19 mil las netbooks que se distribuyeron en instituciones de la ciudad.

Masson resaltó la alegría que implica para la Anses poder “visitar las escuelas, hablar con los docentes, los alumnos y ver sus caras de alegría cada vez que reciben una netbook que potenciará su desarrollo educativo y lo pondrá en condiciones de igualdad con cualquier estudiante de la Argentina y el mundo”.

 

Otra pata

de Conectar

 

El Equipo Técnico Territorial que capacita en Tandil está integrado por Virginia Jaureguy, Mario Ferreyra y Ana Paula Jaureguiberry, quienes trabajan junto a la coordinadora de la Región 20 Paula Labattaglia. Ellos son una de las patas de Conectar Igualdad y tienen la misión de acompañar a las escuelas en la implementación del programa, tanto en aspectos técnicos como pedagógicos.

“Asistimos a los referentes de cada escuela en las dudas y complicaciones técnicas que surgen en el día a día, y luego, con una planificación a mediano y largo plazo, trabajamos en lo pedagógico, es decir, en la capacitación con profesores para conseguir que sea más masiva la bajada en lo educativo y con jornadas que se realizan en las escuelas”, contó el ingeniero de sistemas Mario Ferreyra.

En cada acto de entrega de netbooks están presentes para acompañar a la escuela en la recepción de las máquinas. Colaboran cuando llega el correo para chequear que la cantidad de máquinas y los componentes estén completos y corroborar que se firmen las actas correspondientes.

Además, llevan adelante un taller introductorio “para que los chicos tengan una primera sensibilización de cómo funciona el equipamiento que se entrega, cómo van a empezar a interactuar ellos con la gente de la escuela y con las nets a partir de ese momento”, definió.

 

La dinámica

de Huayra

 

 

Virginia Jaureguy explicó que primero les piden a los alumnos que controlen que la caja contenga todos los componentes. “Es importante, porque si no están en ese momento, hay que reclamar. Después les damos la capacitación de qué es importante en la netbook, que tienen el sistema operativo Huayra que se ha implementado y desarrollado en la Argentina, para que lo usen y que no sólo utilicen Windows”.

Uno de los objetivos es “promocionar que usen el software libre. Es la idea que queremos transmitirles a los chicos en el contexto de la escuela para que aprendan algo que en otro lado no van a aprender”.

La capacitadora afirmó que Huayra “está especialmente desarrollado para que sea lo más parecido posible o lo más usable e intuitivo posible para que los chicos, los grandes o los profesores lo puedan usar”.

Entre las ventajas, destacó que funciona bien, consume menos batería y no hay virus desarrollados para afectar este software libre. “La idea es que lo usen, lo prueben, porque cada vez que reinicien la máquina tienen la posibilidad de elección. No porque usen uno, no pueden usar el otro. Esta libertad de elección nos hace probar, jugar, y después hacer la elección que queramos para el resto de nuestras vidas”, señaló.

 

Las producciones

 

En las visitas a las distintas escuelas también se encargan de relevar los trabajos que realizan los profesores y alumnos con Conectar Igualdad, para conocer cómo responde cada institución ante esta propuesta.

“Se ven lindas experiencias cuando se hace un uso transversal de la herramienta, cuando por ahí no está pensada como el centro del uso en el aula o en determinado proyecto”, resaltó Mario Ferreyra. A modo de ejemplo, reseñó que “de repente, uno va a una escuela rural y se está haciendo un proyecto que tiene que ver con el trabajo en el campo y uno ve el uso de la netbook para fotos, registrar grabaciones, videos”.

Su compañera sumó que “muchos chicos están familiarizados con la tecnología y enseguida aprenden a desarrollar un video, a filmar, sacar fotos. En la charla en técnica un chico me preguntó si me podía filmar. Para registrar lo que yo decía en lugar de anotar, hizo una filmación con su netbook. Eso es lo maravilloso, el uso que cada uno le descubre”.

En cada escuela encontraron el encanto de trabajar con los chicos, desde las grandes instituciones hasta las rurales con grupos pequeños. “Cada una tiene su particularidad y también el tipo de uso que se le puede dar a la herramienta”, marcó Ferreyra.

“Además de escuelas secundarias vamos a las especiales e institutos superiores, así que tenemos un abanico bastante interesante para trabajar”, manifestó Virginia Jaureguy, quien se mostró muy a gusto con esta tarea.

En esta etapa del año, Conectar Igualdad está distribuyendo las computadoras a todos los estudiantes de primer año del secundario, de escuelas especiales e institutos terciarios, y llevan el 50 por ciento del total programado para 2015.

“Lo más emocionante es ver a los chicos, cómo responden, se emocionan, lo contentos que están y lo que agradecen”, describió la profesora y confirmó que los alumnos se muestran muy interesados a la hora de aprender sobre el funcionamiento de sus nuevas netbooks.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario