fbpx A pesar del aguinaldo, las pymes no repuntaron sus ventas y la perspectiva supone más incertidumbre – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

A pesar del aguinaldo, las pymes no repuntaron sus ventas y la perspectiva supone más incertidumbre

Los datos de la Unión Industrial Argentina indican caídas en la mayoría de los rubros en lo que va del año. Desde Apymet aseguraron que la recesión se está notando fuertemente y hay caída significativa en la demanda. Una percepción del 13 por ciento de IVA en la factura de energía ha caído muy mal. Hay riesgos de que las pymes puedan resistir.

El Eco

El titular de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Tandil (Apymet), Gustavo Dacovich, se refirió a la durísima situación que está viviendo el sector desde principio de año y que se acentuó en los últimos meses. “La recesión se está notando”, afirmó.

Este mes muchos de los trabajadores percibieron el aguinaldo, y gracias a este la actividad comercial pudo mantenerse, aunque algunos informaron una leve caída. El presidente destacó que a nivel local, quienes tienen boca de expendio o comercio, pudieron conservar sus ventas con respecto al mes anterior, sin embargo hay quienes no tuvieron esa suerte. “Hubo un cambio total en los precios y esto nos está generando una caída significativa en la demanda”, advirtió.

En tanto que reveló que ha caído muy mal una percepción de IVA de un 13 por ciento en la factura de energía, aunque destacó que se trata de algo que la Usina no puede elegir si aplicar o no, ya que se trata de una disposición nacional. Entonces, aquella baja del 15 por ciento que había efectuado la gobernadora María Eugenia Vidal, ahora lo volvieron a recuperar. “Es un crédito fiscal que perjudica financieramente al sector que ya viene debilitado”, sostuvo, asegurando que es “realmente preocupante”.

En la misma línea, aseguró que han notado un descenso en las ventas en general a distribuidores que trabajan en las industrias de metalmecánica. Por otro lado, también advirtió un freno notable en todo lo relacionado a la construcción, principalmente en compra-venta, debido a la inestabilidad del dólar.

El referente distinguió que no hay carencia de materia prima, sino carencia de ventas. Aunque con las bajas temperaturas, se han empezado a retraer los expendios de gas, y remarcó que si siguen los días de frío se van a ver afectadas las industrias que trabajan con mucho consumo de gas.

“Si bien se trata de una cuestión climática puntualmente, hace a una sumatoria que decanta en un escenario complejo”, explicó.

En cuanto a la perspectiva a futuro manifestó que es de incertidumbre total, y si esta situación persistiera no sabe si las pymes podrán resistirlo. “Estamos trabajando con valores diferidos al 42 por ciento anual, con serios riesgos”, dijo.

“Entonces, de buenas a primeras ya no hay acceso a créditos, no hablando de bienes de capital que signifiquen por ejemplo hacer un galpón o comprar maquinaria nueva, sino de un capital de trabajo para perdurar en el tiempo”, enfatizó.

Caída registrada

Desde la Unión Industrial a nivel nacional ha dado a conocer datos que indican que la actividad industrial en mayo registró una contracción del 1,9 por ciento en comparación con igual período del año pasado y, de este modo, redujo al 2,4 por ciento el crecimiento acumulado en los primeros cinco meses.

Con relación a abril, la actividad manufacturera registró una disminución del 1,8 por ciento, según indicó la entidad empresarial, que a su vez alertó que la tendencia bajista se profundizará.

Al respecto, la entidad manifestó que la producción estará condicionada por la desaceleración en ramas asociadas a la construcción, el impacto de la sequía en la agroindustria, el incremento del costo del crédito particularmente de las pymes y un menor dinamismo del mercado interno.

Por su parte, los datos preliminares de la producción industrial de junio muestran una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos.

De esta manera, los primeros informes del mes pasado señalan que los despachos de cemento cayeron 2,8 por ciento, los insumos para la construcción también bajaron 5,4, y la producción automotriz se contrajo 13,4 debido en gran parte al paro de camioneros en Brasil a principios de mes, que afectó a la industria nacional.

Por otro lado, el rubro alimentos y bebidas cayó un cuatro por ciento, aunque sin considerar el resultado de aceites, que se mantuvo en el mismo nivel del año anterior, mientras que el sector farmacéutico advirtió una caída en las ventas del 1,8 por ciento acumulada entre enero y mayo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario