Alertaron que el cambio en las zonas de interés urbanístico derivará en la especulación inmobiliaria

La Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras dio su opinión sobre la iniciativa que se trabaja en el Concejo. Se enfocó en el caso del cerro La Movediza, que luego del “saqueo minero” permitirá loteos. Advirtió que esta medida sería un “grave error”.

El Eco

La Asamblea Ciudadana por la Preservación de las Sierras sumó su mirada a partir del debate que se dará en torno a la propuesta del concejal Rogelio Iparraguirre (Unidad Ciudadana), que planteó cambios dentro de la legislación del Plan de Ordenamiento Territorial para permitir la edificación en parcelas afectadas como la Zona de Interés Especial Urbanístico (ZIEU).

Bajo el título “La Movediza, la injusticia no tiene fin: Del saqueo minero a la especulación  inmobiliaria”, la agrupación expuso que entre las consecuencias por la falta de una planificación adecuada, la ciudad acumula una “colección” de esos problemas, que “cuestan carísimo en calidad de vida, en  ambiente y en dinero público”.

Por eso sostuvo que cambiar un Plan de Ordenamiento Territorial en aquellos aspectos que contienen una visión de largo plazo en beneficio de la ciudad sería un “grave error”.

La propuesta

Tras esa breve introducción, hizo referencia a la propuesta que se evalúa en el Concejo Deliberante, y alertó que las zonas, lejos de ser “una página en blanco” como interpretó el concejal Iparraguirre, según el PDT vigente se trata de “aquellas donde están implantados o están previsto localizarse equipamientos de escala urbana y/o regional y que por sus características no son pasibles de ser encuadradas en el régimen normativo de regulación general”.

En particular, aludió a la Zona Especial de Interés Urbanístico (ZEIU) 32, que incluye el cerro La Movediza y el entorno  serrano. Este caso resulta “doblemente grave” para la organización dado que implica “abrir la posibilidad de construir en un área serrana”.

“No desconoce el Municipio que además gran parte de esa área corresponde a una cantera que ha producido un enorme daño ambiental”, apuntó y agregó que “enfrenta un juicio por daños y perjuicios a los vecinos que soportaron  directamente el impacto de las explosiones y por daño ambiental al patrimonio más emblemático de la ciudad”.

Este daño “inconmensurable” fue posible debido a que el Municipio “no usó las herramientas que disponía para evitarlo y la Provincia lo avaló y fomentó”, por eso la demanda incluye al particular y a ambos niveles estatales.

Cambio de indicadores

En ese sentido, la Asamblea Ciudadana sostuvo que cambiar el uso de la Zona Especial de Interés urbanístico 32, además de la pérdida de capacidad de uso para equipamiento urbano, como un parque, “no sería otra cosa que premiar a quien ha destruido sistemáticamente el patrimonio tandilense y perjudicado a sus vecinos”.

Además, este proyecto “abriría la puerta a otros que también pretenden construir en Zonas Especiales de Interés Urbanístico”, como el loteo “irregular” de la familia Segurola, “la presión para construir sobre los terrenos del ferrocarril, el traslado del Estadio o del Autódromo”.

En definitiva repasó una serie de proyectos a partir de los cuales la ciudad “perdería áreas para el equipamiento urbano presente y futuro a manos del negocio inmobiliario. Por eso presionan al cambio de ordenamiento”.

Convenios urbanísticos

Con cuestionamientos sobre lo “inmoral” de los convenios urbanísticos, la Asamblea Ciudadana se preguntó “¿por qué habría que cambiar el ordenamiento para habilitar la construcción sobre las sierras, habiendo tanta disponibilidad de tierras para hacerlo en los alrededores y reconocidas como tales en el plan de ordenamiento?”.

“¿No deberían quienes han lucrado con la destrucción del área serrana y quienes lo permitieron compensar a la ciudad por la pérdida de un patrimonio extraordinario devolviendo el predio para hacer del mismo un parque público, educativo y recreativo, recuperando allí parte de la historia del lugar?”, planteó.

Y alertó que si el Municipio accede a cambiar los usos dentro de la misma zonificación, en el Cerro La Movediza, “cómo evitaría luego la construcción en las demás sierras”.

Y para finalizar remarcó que resulta necesario contar con un banco de tierras, pero para eso deberían “pensar en los muchos terrenos que existen en las zonas adecuadas para el uso residencial”, tanto en la trama actual como en las áreas dónde el plan prevé el crecimiento, dónde además “deben hacerse las obras de infraestructura necesarias”.

“La inequidad y la falta actual de acceso a terrenos no va a solucionarse con las migas recibidas a cambio de adecuar el ordenamiento al negocio inmobiliario, sino con  políticas justas y adecuadas que piensen la ciudad en el tiempo y autoridades que sean capaces tomar decisiones con autonomía de los intereses especulativos”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario