fbpx Ambiente, salud y economía, los alcances de la cautelar de aplicaciones hacia un camino de transición – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ambiente, salud y economía, los alcances de la cautelar de aplicaciones hacia un camino de transición

El abogado de los vecinos fumigados explicó los alcances de la restricción judicial a las pulverizaciones en Tandil. Alcanza a todo el partido. Advirtió que es necesario considerar la situación de los productores y buscar la forma de que no pierdan dinero, pero tampoco contaminen. Habló de la transición de sistema de producción y de construir entre todos un cuerpo normativo que garantice tres ejes fundamentales.

El Eco

A poco más de un mes del fallo judicial del Juez en lo Civil y Comercial, Fracisco Augusto Blanc, sobre las restricción en las fumigaciones con agroquímicos en el Partido de Tandil y sólo días de haberse notificado al Municipio, uno de los abogados que acompaña y defiende al grupo de Vecinos por un Ambiente Saludable explicó el alcance de la medida.

Según indicó Lucas Landivar, quien, como proceso colectivo la cautelar es de aplicación general, porque intenta evitar daños a la salud y al ambiente.

¨Como se evidenció y se evidencia que hay afectación masiva del recurso hídrico, y el hallazgo en el suelo significa que está en la atmósfera también, existen potenciales riesgos de daños graves e irreversibles sobre todo en niños, personas por nacer y adultos mayores, que tienen el sistema inmunológico polideprmido¨, señaló. Así, ante esos peligros y al ser también masiva la aplicación de ¨veneno¨, aseveró que la cautelar excede a las partes que iniciaron la acción.

Recordó que en marzo el mismo Juez Blanc, hizo aplicable la ordenanza vigente en Tandil. Sin embargo en junio, cuando se dio a conocer públicamente el relevamiento de los investigadores de la Unicen que detectó la presencia de al menos 16 agroquímicos en el agua y suelo de 15 escuelas rurales del Partido de Tandil, la situación dejó de ser una cuestión ¨entre partes¨ sino que pasó a ser de ¨incidencia absolutamente colectiva¨.

La ecuación que cierre para los productores

Claramente el dictamen judicial preventivo trajo aparejada preocupación, indignación y rechazo por parte de los productores rurales y también de las empresas agropecuarias.

Ante la prohibición de pulverizar a menos de 500 metros con maquinaria terrestre y 2000 metros con avión de cualquier asentamiento, pozo de agua, lugar de producción de alimentos, escuelas y otros, advirtieron con números que esto sacaría de producción 107 mil hectáreas del Partido.

Ante esta aseveración, Landivar consideró fundamental aclarar que el campo no quedaría improductivo. ¨No se está quitando la posibilidad de hacer agricultura, sino que se está limitando la aplicación de productos muy peligrosos, muchos de los cuales ya han sido declarados ´probablemente cancerígenos´¨, explicó.

Sin embargo, también dijo ser consciente de las ganancias que tiene el sector agrícola, por lo que reveló que están trabajando con economistas para intentar que dichos ingresos no tengan perjuicios.

¨El tema es que en esa ecuación, hasta que se logre entender la dinámica de transformación a un sistema que garantice los mismos dividendos hay que evitar que en el camino no resulten perjudicados los bienes comunes¨, evaluó, señalando que la calidad de salud es directamente proporcional a la calidad ambiental.

Con absoluto respeto por las personas que trabajan en el campo e invierten en el agro, así como respetan todo lo que construye una sociedad equitativa y con justicia, el abogado se mostró confiado con el camino hacia la transición de sistemas productivos.

Manifestó, entonces, que cuanto antes tomen conciencia los productores y se acerquen a las organizaciones que se dedican a la agricultura orgánica o grupos de investigación que están trabajando en agroecología, menos problemas van a tener.

¨Los productores no quieren hacer mal¨

¨Creo que la transformación no tiene retorno es inevitable, hay un cambio de modelo y de sistema¨, determinó.

Asimismo, planteó la duda sobre qué pasará con esos químicos que están contaminando y son nocivos en sí mismos. Sugirió que esa cuestión podría ser respondida desde el Ministerio de Ambiente de la Nación, ya que lo que determinaron como regla de ¨Buenas Prácticas¨ no resulta, porque se encuentran estos residuos en todos lados.

¨O todos hicieron malas practicas, o las buenas no funcionan, ya que de una u otra manera está todo contaminado¨, lamentó.

Sobrellevando la cuestión aún más hacia el lado de los agricultores, manifestó estar convencido que los mismos productores no quieren hacer mal, pero lamentablemente están ante un sistema que les propusieron en base a un químico que terminó generando daño.

Así, dejó en claro que están ante un problema donde quedaron encerrados en un sistema donde necesitan los químicos para producir, pero a la vez esos contaminan, y a la vez les disminuyen las hectáreas para este tipo de modelo y pueden llegar a perder plata. Entonces, con la idea firme de ir hacia una transformación entre todas las partes, enfatizó que hay que ser considerados de esa situación.

¨Desde la Junta Vecinal no queremos perjudicar a nadie¨, insistió e invitó a construir entre todas las partes la mejor salida, porque aseguró que la confrontación ¨no va a llevar a nada¨.

Para esto consideró elemental en primer lugar reconocer el problema existente y que cada uno, productores, economistas y vecinos, entre otros, ponga lo mejor de su parte para poder abordarlo.

 

Una mesa intersectorial con tres ejes elementales y las personas adecuadas

Por otro lado, la cautelar también refirió a la conformación de una mesa de intercambio intersectorial ¨para la aplicación, manipulación, traslado y disposición racional y responsable de agroquímicos, incluyendo su acopio y puntos de venta, ponderando tanto la protección del medio ambiente y la salud de los habitantes como el desarrollo de la actividad¨.

Si bien cada jueves desde la Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente del Concejo Deliberante vienen realizando encuentros con distintos sectores relacionados, y Maridé Condino aseguró que de este modo ya estarían cumpliendo con lo impuesto por la cautelar, Landivar descartó que así sea.

¨Sin duda que todavía la mesa de trabajo que dispuso el Magistrado Blanc no se encuentra en funcionamiento, no ha dado comienzo ese trabajo¨, puntualizó. Sí consideró que lo que vienen desarrollando desde el grupo deliberativo puedan servir de instancias preliminares a lo que será la propuesta dictaminada por el Poder Judicial de Buenos Aires.

En ese contexto, dijo que habrá una instancia donde se establecerá con precisión cuál es la metodología de trabajo de esa Mesa, como también se irán aclarando otros aspectos de la resolución para hacerla operativa.

¨La expectativa es la construcción de un cuerpo normativo que garantice la calidad del ambiente y consecuentemente de la salud de las poblaciones que están siendo amenazadas por sustancias peligrosas¨, sostuvo.

Para el caso, también creyó importante que se convoque a un grupo de economistas que analizando las ecuaciones existentes pueda respaldar al sector agrícola para que no vea afectado su potencial como generador de recurso económico en base a la producción que realiza.

Finalmente y resumidamente, estimó que el objetivo máximo de la Mesa debería ser garantizar la calidad ambiental, la salud y la ecuación económica de los productores. ¨Creo que se puede lograr, sería importante convocar a las personas adecuadas¨, dijo.

Los modelos a considerar

En este sentido, sugirió que para el fortalecimiento hacia la construcción de un sistema que permita garantizar rendimientos a los agricultores sin pérdidas, y sin contaminaciones, podrían convocar, por ejemplo, a la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata que ¨es especialista en agroecología¨ donde está el especialista Santiago Sarandon.

Otra de las posibilidades que planteó fue convocar a la Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecología (Renama), que ¨son especialistas y administran miles de hectáreas en el país con resultados absolutamente asombrosos¨. Estos fueron reconocidos en las Naciones Unidas (ONU) y en su organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como sistema mixto de ganadería y agricultura con buenos rendimientos.

¨Los campos y los establecimientos de agroecología no tienen conflictos judiciales, tienen diversidad biológica, hay lombrices, humedad en el suelo, entre muchas otros beneficios¨, detalló el abogado.

Asimismo, entre las recomendaciones brindó una para el ámbito social en general, invitando a que se interioricen en internet sobre un establecimiento de Santa Fe llamado ¨Naturaleza Viva¨. ¨Son 200 hectáreas que producen alimentos para miles de personas¨, adelantó.

 

 

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario