Ante el alerta tras encontrar un murciélago con rabia, saldrán a vacunar perros y gatos de manera obligatoria

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, anunció que avanzará con las gestiones necesarias para concretar la mudanza del predio de Zoonosis.

El Eco

La semana pasada el médico veterinario Héctor Darío Fernández, presidente del Distrito 6 y secretario del Consejo Directivo del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, encontró en su domicilio ubicado en pleno centro, donde además tiene el consultorio, un murciélago en situación agónica “prácticamente muerto”. Luego de los estudios correspondientes, el resultado se dio ayer y reveló que el animal tenía rabia.

“Lo tuve que capturar y, como lo haría cualquier colega protocolarmente, lo acerqué al área de Bromatología y Sanidad Animal, precisamente al Centro de Zoonosis de la calle Avellaneda”, detalló.

En la mañana de ayer, cuatro días después, confirmaron que el animal dio positivo en el análisis de rabia, con lo cual inmediatamente recurrieron a Federico Sánchez Chopa, director de Bromatología del Municipio. En conjunto con toda el área de zoonosis de Tandil se comenzó a desarrollar un protocolo que determinó la vacunación obligatoria de todo perro y gato dentro del anillo céntrico en un término de 24 a 48 horas.

Los veterinarios comenzaron a pasar por las casas ayer y seguirán por todo el día de hoy tocando timbre a los vecinos. “La gente no puede negarse a vacunar”, enfatizó Fernández, destacando la importancia de prevenir contra la aparición de otros casos y reducir riesgos.

Aquellos que no se encuentren en su domicilio podrán acercarse a su habitual veterinaria y pedir la dosis correspondiente que fue otorgada por Bromatología.

El funcionario comunal además explicó que “los murciélagos que habitan en esa parte del país se alimentan de insectos y no atacan personas o animales. Este tipo de acciones que estamos desarrollando desde el Sistema Integrado de Salud Pública son preventivas, ya que lo que puede ocurrir es que se registren mordeduras accidentales. Esto se da cuando una persona se acerca o trata de agarrar al murciélago y este intenta defenderse y lo muerde. Lo mismo ocurre con las mascotas”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario