fbpx Apostillas de la visita Real – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Apostillas de la visita Real

Margarita II saluda a integrantes de la colectividad en el monumento a Juan Fugl

El Eco

El menú

En el pintoresco entorno de la posada que pertenece a la familia Pereyra Iraola, los selectos comensales disfrutaron de un menú  tradicional compuesto por: picada con salames de Cagnoli y quesos de Escuela Granja, empanadas de carne de Telesco, matambrito de cerdo con salsa criolla, chorizo bombón, mollejas, asado de costilla, tapa de asado, vacío, ensaladas y papas al romero, y de postre rogelitos e higos en almíbar. Está prohibido fotografiar a los soberanos mientras comen.

 

Vestuario

 

Según marca el protocolo,  las mujeres de las casas reales deben lucir tocados y sombreros en sus apariciones públicas. Con su mano derecha, Margarita trataba de sostener el sombrero obligatorio sobre su cabeza frente a las inclemencias del viento pampeano que se sintió con fuerza en el Monumento a Fugl.

La Reina eligió para la ocasión un clásico traje de blazer y pollera en tono fucsia, que lució con una camisa floreada, pendientes de brillantes, cartera, guantes y zapatos, todo en negro. Por protocolo, nadie más puede vestir el color seleccionado por su Majestad.

 

Vestuario I

Los funcionarios municipales exhibieron sus mejores galas para la ocasión. Los hombres acudieron como marca la etiqueta, de rigurosos trajes oscuros. Las mujeres mostraron diversos estilos, pero era ostensible que todos se esmeraron en lucir un arreglado aspecto.

 

Saludos

Algunas de las normas protocolares esgrimidas durante la bienvenida al Municipio: no aplaudir de manera excesiva, mantener la distancia regia, es decir, no aproximarse a Su Majestad a menos de dos metros, no cruzar las piernas, no encorvar el torso ni darse vuelta a su paso, no retirarse hasta que ella lo haya hecho, ponerse de pie cuando la Reina hace su ingreso al recinto y  mantenerse así hasta que tome asiento. Estas pautas podrían parecer absurdas para cualquier ciudadano de a pie, pero las casas reales mantienen un estricto protocolo que debe respetarse en cualquier rincón del planeta, máxime si se trata de una visita oficial.

 

Ceremonial

La responsable de Protocolo y Ceremonial del Municipio, Mariana Giachetti, enfundada en un discreto look de traje con pollera, merodeó constantemente a la comitiva real y no descansó hasta asegurarse de que el cronograma  se respetara tal como había sido planificado.

 

Ausencias

 

Algunos concejales  opositores y funcionarios municipales decidieron no participar de los actos. Si bien manifestaron su respeto y reconocimiento a la visita, no se mostraron especialmente inclinados a ser parte del programa oficial.

Conferencia de prensa

La conferencia de prensa fue en primer lugar para los medios dinamarqueses, momento en el cual el lenguaje utilizado fue el danés y sin traducción, por lo cual los periodistas argentinos no pudieron aprovechar las declaraciones para sus notas periodísticas, lo cual hubiera sido muy interesante.

Cambio de ropa

A pesar de que fue muy breve el tiempo que tuvieron entre que arribaron  a Ave María y comenzó la conferencia de prensa, el príncipe Federico se cambió la camisa, el pullover y el saco que estaba utilizando en los actos formales. Además, se quitó la corbata ya que luego de la conferencia los esperaba un espectáculo musical y el almuerzo.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario