EN TANDIL

Arba incorporó a catastro más de 32 mil metros cuadrados que estaban sin declarar en la ciudad

La Agencia de Recaudación detectó edificios en zonas urbanas y viviendas en countries del territorio provincial que estaban sin declarar y figuraban como baldío. Esos contribuyentes evadían el Impuesto Inmobiliario Urbano. En la ciudad, se regularizaron 32.723 metros cuadrados.

El Eco

En lo que va de 2018, mediante fiscalizaciones satelitales y presenciales la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (Arba) detectó en inmuebles de todo el territorio bonaerense 1.518.892 metros cuadrados construidos que los propietarios nunca habían declarado ante el fisco.

Esto significa que el fisco comenzará a percibir recursos en concepto de Impuesto Inmobiliario Urbano por 1.034.636 de pesos más que lo que venía cobrando.

En el caso de Tandil, gracias al entrecruzamiento de datos con el padrón con que cuenta el organismo provincial, se detectaron novedades en 161 partidas inmobiliarias.

A partir de ese proceso, que permitió corroborar y regularizar la situación de contribuyentes de la ciudad, se incorporaron al catastro provincial unos 32.723 metros cuadrados.

Luego de los procedimientos de verificación y notificación correspondientes, esas construcciones y mejoras fueron regularizadas e incorporadas a los registros catastrales, lo que significará un incremento de 53 millones anuales en la recaudación del Impuesto Inmobiliario Urbano Edificado.

 

Infracciones catastrales

Las infracciones catastrales fueron detectadas en alrededor de seis mil inmuebles de distinto tipo, ya sea edificios, countries, casas, establecimientos comerciales e industriales, complejos recreativos, etc.

En determinados casos se trataba de construcciones que estaban declaradas como baldíos; en otros, ampliaciones o mejoras que los dueños habían evitado inscribir ante el fisco para pagar menos impuestos.

Los partidos en donde se detectó la mayor cantidad de metros cuadrados construidos sin declarar fueron Pilar (188.330 m2), Bahía Blanca (117.932 m2), General Pueyrredón (111.777 m2), La Plata (108.369 m2), Tigre (99.230 m2) y Moreno (91.913 m2).

Según la normativa vigente, los propietarios se encuentran obligados a comunicar cualquier cambio edilicio ante la Agencia de Recaudación dentro de un término máximo de 30 días, a partir de que la modificación se encuentre en condiciones de habitabilidad.

Si no se declara la verdadera situación del inmueble en el plazo estipulado, el organismo provincial tiene la posibilidad de incorporar las mejoras de oficio y aplicar las multas correspondientes.

 

Herramientas tecnológicas

El director de ARBA, Gastón Fossati, destacó que “a través de herramientas tecnológicas y operativos de campo pudimos terminar con esta situación de incumplimiento en el Impuesto Inmobiliario”, y aseguró que “ahora estos propietarios van a pagar en función de su verdadera capacidad contributiva”.

Además, afirmó que “combatir la evasión y lograr que todos los contribuyentes tributen en igualdad de condiciones profundiza la equidad y nos permite sumar nuevos recursos que la Provincia destina a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”.

Quienes posean construcciones sin declarar pueden regularizar fácilmente su situación a través de internet, ingresando en www.arba.gob.ar e informando las características de su propiedad, o bien de manera presencial en el Punto Arba más cercano a su domicilio.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario