fbpx Asociación de consumidores cuestionó que los anuncios respecto de los créditos UVA son un “paliativo temporal” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Asociación de consumidores cuestionó que los anuncios respecto de los créditos UVA son un “paliativo temporal”

Cuestionaron que el subsidio sea sólo hasta diciembre. Resaltaron la importancia de un fallo a favor de damnificados que se dio en Mar del Plata, el cual podría generar un precedente importante para los tomadores de este tipo de créditos.

Rody Becchi

Luego de los últimos anuncios del Gobierno nacional sobre subsidios para los tomadores de créditos UVA, desde la Asociación Consumidores Tandil salieron a advertir que se trata solamente de un “paliativo temporal” que no va a solucionar la problemática de fondo.

Sin embargo, destacaron la importancia de un fallo que salió a favor de tres familias damnificadas en Mar del Plata, hecho que estimaron podría replicarse con más damnificados que hagan los reclamos pertinentes.

El presidente de la asociación, Gustavo Lagoutte, recordó que los créditos UVA se actualizan de acuerdo a la inflación, lo que sucede hace bastante tiempo es que ese índice de inflación aumenta a un ritmo mucho mayor que el índice de variación salarial, lo cual empezó a producir serios inconvenientes a los tomadores de ese tipo de créditos.

“Los Créditos Uva hipotecarios tienen en su mayoría una cláusula que se conoce como cláusula gatillo que dice que si hay una diferencia mayor al 10 por ciento entre lo que aumenta el índice de inflación y el coeficiente de variación salarial, el crédito se puede refinanciar extendiendo su plazo”, señaló.

Por lo tanto, “si por ejemplo los salarios aumentan un 30 por ciento y la inflación un 40, quien tomó ese crédito puede pedir refinanciarlo, hacer que el plazo sea mayor para que la cuota se reduzca”.

De cualquier manera, aclaró que eso “no soluciona para nada el problema”.

En este contexto, el Gobierno lanzó en los últimos días un anuncio sobre un subsidio “que está muy relacionado a esta característica”, ya que lo que establece es que “en los casos donde el crédito aumentó más de un 10 por ciento respecto a los salarios, el Gobierno mediante un subsidio se va a hacer cargo de la diferencia por encima de ese 10 por ciento”.

“Por ejemplo, para 2018 el valor del UVA del 1 de enero al 31 de diciembre aumentó un 47 por ciento. El coeficiente que mide la variación de salarios aumentó un 29.6, más de un 17 por ciento de diferencia entre uno y otro, lo cual nos está mostrando una reducción en el salario real en 2018”, manifestó.

Y detalló que ese subsidio va a ser retroactivo a octubre de 2018 pero finaliza en diciembre de 2019, por lo cual no se trata de una “solución a largo plazo”.

Paliativo temporal

“Teniendo en cuenta que estamos en época electoral, sale un paliativo un mes antes de las elecciones, que culmina en diciembre de 2019, y no sabemos qué va a pasar en enero de 2020 al respecto”, sostuvo.

El número, indicó, que cubre el subsidio es de aproximadamente 28 pesos cada mil de cuota.

Por su lado, el abogado de la asociación Lucas Sanz recomendó a los afectados que se asesoren por otras vías y que no se queden solamente con este “paliativo temporal porque la finalidad de esto sigue siendo otra”.

Asimismo, consideró que “no tiene por qué el Gobierno salir a subsidiar algo que teóricamente debería tener un arreglo y una solución por otro lado, y quienes tendrían que correr con ese riesgo deberían ser los bancos, porque la Justicia se expidió en algún sentido y ya adelantó algo y carga las tintas sobre los bancos por esta desactualización que hay”.

“Los bancos han quedado expectantes a ver qué pasa, a ver si el Gobierno hace algo, mientras tanto ellos siguen cobrando y como tienen código de descuento de los cobros, cuando a alguien le ingresa el sueldo en la cuenta bancaria automáticamente se cobra de ahí con un código de descuento, siguen en la misma sintonía de seguir cobrando y no hacen nada y ante los reclamos, también se mantienen expectantes a ver qué va a pasar”, cuestionó.

El fallo modelo

Por otro lado, Gustavo Lagoutte resaltó la importancia de un fallo “innovador” y que va en muy “buen camino”. El mismo fue en Mar del Plata días atrás y podría sentar un precedente para que otros damnificados sigan el mismo camino.

Se trata de un fallo sobre una medida cautelar presentada por tres familias damnificadas por los créditos UVA, tanto hipotecarios como personales.

El mismo estableció que el Banco Provincia “devuelva y se adecuen las cuotas”.

“Al solicitar alguien un crédito de este tipo, que se actualiza por un índice íntimamente relacionado a la inflación y no al progreso de los salarios, lo que una persona racionalmente hace es revisar las expectativas de inflación, y el Banco Central ofrece este mecanismo, que es el relevamiento de expectativas de mercado que saca todos los meses, que muestra un relevamiento a corto y mediano plazo de diferentes indicadores”, indicó.

Y añadió que “uno de ellos es cuánto va a aumentar la inflación, en enero de 2018 ese indicador ese exactamente el 19,4 por ciento. Entonces el fallo lo que decía era que hubieron muchas personas que solicitaron un crédito Uva, específicamente estos tres grupos que hicieron el reclamo que al momento de solicitar el crédito estaban esperando una actualización del 19,4 por ciento, y terminó siendo durante ese año del 47 por ciento, mucho más que el doble”.

“Lo que determina este fallo es que el Banco Provincia debe adecuar la cuota no en cuanto a lo que aumentó el valor de UVA, ni el coeficiente de variación salarial sino a lo que era el valor de las expectativas que tenía el mercado, la inflación pronosticada. Se esperaba que de ahí a uno o dos años el valor de la inflación fuera 19,4, terminó siendo más del 40 por ciento, con lo cual en el fondo esa diferencia termina siendo parte del riesgo que tiene el banco al dar el crédito. No es algo que deban pagar los consumidores”, precisó.

Lucas Sanz detalló que “es una acción de amparo que se inició en Mar del Plata que venía de la mano de una medida cautelar. La medida cautelar es provisoria y no resuelve el fondo de la cuestión, el fondo es lo que le está sucediendo a todos los consumidores de créditos hipotecarios o personales actualizados por UVA, que se encuentran que de buenas a primeras tienen una cuota que es imposible de pagar”.

Entonces, “acuden a la Justicia, en miras de que revean las posiciones contractuales, tanto del banco como del consumidor y que adecue esto porque se ha vuelto notoriamente desigual, tanto lo que se paga por cuota como por préstamo. Llegamos incluso a los extremos donde tomaron un préstamo de un millón de pesos y tienen que devolver tres millones”.

“El juez de primera instancia hizo lugar a la medida cautelar y específicamente eso consiste en ajustar de aquí en más este porcentaje de actualización a la variable de la expectativa inflacionaria que informa el Mercado Central desde el inicio de presentación del recurso hasta fines de 2019 con una condición y de ahí en adelante también le da una proyección, se va a seguir actualizando de la misma forma. A criterio técnico mío, esto va a ser confirmado y después se resolverá lo de fondo. Pero mientras tanto es una medida que le sirve al consumidor como una herramienta más”, explicó.

En ese sentido, remarcó la importancia de que los damnificados consideren la posibilidad de asesorarse en torno a la posibilidad de iniciar acciones de ese tipo y que “no se queden con una expectativa de una política en un año electoral que puede llegar a tardar años en que se resuelva y mientras tanto un paliativo que dura hasta diciembre. Hay otros caminos”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario