Bromatología mantendrá en guarda al perro dogo que mató a una mujer

Luego del fatídico hecho que produjo la muerte de una mujer tras el ataque de un dogo, desde la Dirección de Bromatología informaron que el animal permanecerá en observación antirrábica por 10 días. Aguardan que la Justicia se expida respecto a la denuncia caratulada como “Averiguación de causales de muerte”.

El Eco

El director de Bromatología del Sistema Integrado de Salud Pública, Federico Sánchez Chopa, brindó detalles de las acciones que se iniciaron desde el área luego de acudir al escenario donde se produjo el ataque del perro que, el pasado domingo, terminó con la vida de Inés Elba Marohnich, de 62 años, en el barrio El Tropezón.

El lamentable episodio ocurrió en el domicilio ubicado en Ugarte 2519, cuando en horas de la tarde la mujer salió al patio trasero de la vivienda y en circunstancias que aún se desconocen, fue atacada por la mascota de la familia, un perro de raza dogo que la mordió a la altura de la arteria femoral, herida que desencadenó su fallecimiento.

A raíz del episodio, la Justicia abrió un proceso de investigación bajo la carátula “Averiguación de causales de muerte” y hasta tanto no se expida, se desconoce cuál será el destino del animal.

“Según lo documentado por el dueño del perro, la mujer se acercaba habitualmente, por lo que en realidad se desconocen las razones del ataque”, expresó Sánchez Chopa.

El dogo, que actualmente tiene unos 13 años y cuenta con libreta sanitaria, había sido criado desde cachorro en el seno del hogar y según describió el titular del área sanitaria del Municipio, “cuando llegamos al domicilio, el perro estaba tranquilo, no manifestaba indicios de agresividad y de hecho, convive con otra mascota”.

El protocolo que se activa a partir de ahora permite tener al animal en guarda durante 10 días para realizar estudios de observación antirrábica y evaluar su comportamiento.

“Es necesario saber qué jerarquía se le da a una mascota de este tipo dentro de la familia, porque esta raza debe tener una crianza adecuada, y se debe estar en conocimiento de cuáles son los potenciales riesgos ante una eventual mordida de un animal”, destacó el director de Bromatología.

Sánchez Chopa insistió en advertir a la población sobre la adopción o compra de ejemplares de gran porte, que revisten alguna característica de peligrosidad. “Es necesario tener en cuenta que las heridas que se pueden producir ante una mordida son proporcionales al tamaño del perro”, alertó.

Anunció además que desde el área se encuentran abocados a realizar una campaña de difusión para informar a los ciudadanos respecto de los alcances de la Ordenanza 9740 que contempla entre sus disposiciones generales, el registro de animales potencialmente peligrosos según los parámetros que establece la Federación Cinológica Argentina.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario