fbpx Bruggesser explicó los principales motivos por los que bajó la aplicación de vacunas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Bruggesser explicó los principales motivos por los que bajó la aplicación de vacunas

Días atrás se dio a conocer un informe que detallaba la cantidad de dosis de vacunas menos que se aplicaron el año pasado respecto al 2017. La directora médica de la Clínica Chacabuco, Florencia Bruggesser, explicó los principales motivos de ello y remarcó la importancia de la vacunación.

La médica infectóloga Florencia Bruggesser

El Eco

La Fundación Bunge y Born difundió un informe en el cual se detallaba que alrededor del 13 por ciento de los argentinos no se aplicó alguna dosis del calendario nacional de vacunación en 2018. La doctora Florencia Bruggesser, directora médica de la Clínica Chacabuco, explicó las principales causas de ello.

Según el estudio, llamado “Índice de Confianza y Acceso a las Vacunas“, el año pasado se aplicaron un millón de dosis menos que en 2017 a adultos y niños, dato que implica que “podrían aumentar las enfermedades inmunosuprimibles”.

Al respecto, Bruggesser señaló que eso está en relación con lo que ocurre a nivel mundial y sostuvo que “las vacunas son presas de su propio éxito”, es decir que “cuando surgen las enfermedades, todas las personas se vacunan; pero cuando bajan o desaparecen, como sucedió con el sarampión, la polio, el tétano y otras, la gente empieza a ver efectos adversos o a cuestionarlas, entonces baja la cobertura de vacunación, lo que conlleva a que aparezcan nuevamente enfermedades que antes no teníamos”.

En cuanto al informe que se divulgó, indicó que se debe analizar si es una encuesta que se hizo específicamente en la Argentina, para ver si realmente a fin de año bajaron las vacunaciones, si hubo algún faltante de vacunas o si se registró algún cambio en el acceso a nivel nacional. No obstante, agregó que hay que tener en cuenta también las campañas y que este es el momento de la antigripal. “Cuando es una campaña, uno tiene que vacunar a muchas personas en muy poco tiempo, entonces es importante que la gente se acerque rápidamente”, expresó y agregó que “aún hoy hay personas que no se han vacunado para la gripe. Todavía están a tiempo de hacerlo porque sabemos que el virus circula mucho tiempo”.

La baja en vacunación es un tema multifactorial

Al momento de expresar el motivo por el cual se registró una relevante disminución en la cantidad de personas que se aplicaron las vacunas, Bruggesser aseguró que “es multifactorial”.

“Uno de los factores es la falta de confianza a las vacunas, como los movimientos antivacunas o esto de querer tener una vida más naturalista y pensar que si uno igualmente se alimenta bien y come sano, no se va a enfermar. Pero sabemos que no es así; en realidad, aunque uno coma bien las enfermedades existen y las podemos contraer”, remarcó.

Otros inconvenientes se relacionan con la accesibilidad a las vacunas, lo que se llama oportunidades perdidas de vacunación, que se dan cuando algún individuo se dirige a un centro de salud pero por diversos motivos, como por ejemplo la falta de dosis o la no indicación del médico, no se puede hacer una aplicación. “Después también tiene que ver con que van al centro de salud cuando salen de sus trabajos, alrededor de las 18 horas, y en ese momento ya están cerrados, por lo que se les dificulta poder vacunarse. Si no, también ocurre que va a un centro que no le corresponde o que quizá no está justo una vacuna”, complementó la directora médica de la Clínica Chacabuco.

Por último, dijo que en reiteradas ocasiones se advierten las “falsas contradicciones” que indican que cuando el paciente está resfriado, por ejemplo, no puede vacunarse. “Se observa mucho que las personas se acerquen y por estas falsas contradicciones no les apliquen la dosis”, agregó.

Es tanto un derecho como una obligación

“Las personas tienen que entender que además de ser un derecho es una obligación. Tienen que ir a reclamar sus vacunas y también tienen que saber que tienen que ir a vacunarse”, enfatizó Bruggesser.

Asimismo, subrayó que del otro lado el personal de la salud tiene que indicar las vacunas que se deben aplicar y tiene que estimular a los pacientes para que realmente lo hagan.

Conjuntamente, deben explicar también cuando hay dudas, “porque muchas veces son racionales esos cuestionamientos o miedos de los padres. Eso hace que la gente crea y entienda que las vacunas son seguras y que se las tiene que aplicar”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario