fbpx CADE asegura que Tandil está en condiciones de empezar a producir cannabis medicinal – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

CADE asegura que Tandil está en condiciones de empezar a producir cannabis medicinal

Lo aseveraron en cuanto al cultivo de la materia prima para empezar a desarrollar después las tareas de investigación y posteriormente comenzar a proveer a los profesionales de la salud. Son varios pasos que quedan por articular, pero celebraron que el Municipio esté receptivo. Ellos propusieron el protocolo estricto con el que cuentan para la producción de principio a fin.

El Eco

Cuando llegó a todo el país la noticia de que el Gobierno nacional legalizó el cultivo de cannabis para uso medicinal, desde los Cultivadores Agrupados por sus Derechos en Tandil (CADE) sintieron alegría y sorpresa por la rapidez de la resolución.

Sin embargo, advirtieron que los anuncios eran esperables y se tratan de cuestiones para las cuales desde lo local ya se venían preparando desde hace un largo tiempo. Cabe recordar que al menos desde principios de este año, el grupo viene apostando a una ordenanza para sumar al debate municipal que articule entre Salud Pública y cultivadores, comenzando por experiencias de otras localidades que puedan ser aplicadas en Tandil.

La nueva legislación fue el puntapié ideal para empezar a concretar aquellas proyecciones. ¨El proyecto ya está, la Ley nos abre la posibilidad de empezar a trabajar¨, aseguró Gustavo Ojeda, quien además puntualizó sobre los encuentros que comenzaron a desarrollar tanto con el Deliberativo y otras organizaciones.

En este aspecto, aseguró que la reunión que mantuvieron la semana pasada con la Comisión de Salud del Concejo Deliberante ¨fue el primer paso importante¨, que afortunadamente fue acompañado por toda la situación nacional.

Cultivo, investigación y salud

En marzo de este año, previo a la pandemia por Covid-19, algunos de los integrantes habían develado ante El Eco de Tandil la necesidad de tener un espacio de debate, de construcción de propuestas y análisis para lo que va a ser una estructura de legislación y regulación.

“No queremos producir aceite, lo que queremos es enseñar a cultivar y hacer extracción aceite, porque creemos que el Hospital público de Tandil tiene toda la estructura como para poder hacerlo”, dijeron. En este sentido, explicaron que ellos pueden aportar una genética estudiada, certificada por el Conicet, la Universidad y los actores que ya están involucrados.

Así, en el encuentro con los ediles, donde Luciano Grasso y Silvia Nosei son directivos del espacio, los miembros de CADE en primera instancia se presentaron y contaron qué hacen y cómo vienen trabajando.

Asimismo, pusieron al tanto de los proyectos que vienen llevando adelante con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), a partir del cual su protocolo de cultivo fue aprobado y tomado como modelo. Además, brindaron detalles sobre la cátedra de Cannabis y Salud a la que también pertenecen.

En otro término, los agrupados le solicitaron a la Comisión que desde el HCD convoquen a otras instituciones y factores, pero básicamente que le soliciten al Municipio que comience a trabajar en cuestiones más concretas, ya que hasta el momento señaló que hubo mucho acompañamiento y visto bueno, pero poco proyecto en marcha.

¨Estamos en condiciones de empezar a producir en Tandil materia prima para desarrollar después las tareas de investigación y posteriormente comenzar a proveer a los profesionales de la salud¨, determinó Ojeda.

A raíz de esto, también se podría poner en práctica capacitaciones diagramadas para hacer desde la cátedra de la UNLP que puedan ser ¨bajadas¨ a Tandil para empezar a instruir a profesionales que van a estar relacionados con los usuarios.

¨Esta reunión para nosotros fue el primer paso firme, estaban expectantes y vemos que las instituciones ahora también se están informando poniéndose al corriente de las novedades del país¨, expresó, enfatizando que esto los hace sentir mejor y los motiva aún más.

Siguiendo el tren, el viernes 20 hicieron lo mismo con todas las asociaciones que trabajan en el proyecto de Cannabis y Salud de la UNLP e intercambiaron con médicos y otros profesionales de la salud, además de distintos sectores que están trabajando sobre la temática, con la intención de avanzar hacia una solicitud de reunión al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

¨La idea es hacer lo mismo que se hizo acá con el HCD, porque este proyecto que ya está en marcha está listo para ponerse en práctica¨, aseveró, priorizando empezar a encontrar esas herramientas para poder implementarlo, considerando que la Ley les abre un abanico de posibilidades y resulta ¨un tiempo ganado¨ como Asociación.

La ventaja del protocolo

Según reveló, una de las ventajas con las que corren es contar un cultivo con protocolo de principio a fin, o sea que comprende hasta la extracción con un paso a paso regulado que se lleva a cabo rigurosamente lo que permite que la materia prima sea ideal para uso medicinal.

¨Si realmente se quiere hacer un producto estandarizado se necesita un cultivo que tenga un protocolo de seguimiento en condiciones específicas, sobre todo en los que son de interior o in-door¨, explicó.

Entonces, puntualizó que lo que esperan que suceda puntualmente en Tandil es llevar ese cultivo a un trabajo en conjunto con las instituciones de salud y el Municipio. Esto quiere decir que ofrecerán su desarrollo como cultivadores para que estos procesos se puedan llevar adelante, siendo que el Ejecutivo será quien deba poner los medios, destinar un espacio, entre otras cosas.

Aquí, es válido explicar que en la propuesta se especifica la cantidad de espacio que se requerirá para alcanzar a determinado número de pacientes, pero que todavía dependerá de los acuerdos a los que se lleguen avanzadas las conversaciones. ¨Pero ya están receptivos a la propuesta, hemos dado el primer paso¨, dijo Gustavo.

Un registro local

¨Es un sueño que hoy se pueda estar hablando de esto¨, aseguró quien desde hace muchos años viene sumergido en el tema, ante el logro de la despenalización y el proyecto común de trabajo.

En este sentido, destacó que la misma planta necesitaba de la legitimidad para dejar de criminalizar a los usuarios, por lo que, entre otras cosas, hoy la gente en sus casas se siente más tranquila. Entonces, el hecho de estar ¨a un paso¨ de tener un registro de cultivadores los llena de alegría, aunque advirtió que todavía  hay mucho por hacer¨.

Aquí señaló que el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann) si bien fue anunciado en el marco de la Ley, todavía no está en marcha. Además, precisó que en esta instancia solamente estará vinculado al cultivo para uso medicinal.

¨Ya estamos hablando del cultivo, de que la gente se va a poder registrar y blanquear una situación que hasta ahora estaba en la total ilegalidad¨, celebró y contó que la propuesta también apunta a que desde CADE puedan participar de la creación del registro local.

Consideró que se trata de un tema de Salud Pública y como tal, tanto la Municipalidad como los concejales de la Comisión de Salud son los que tienen que empezar a trabajar, que de hecho fue lo que garantizaron hacer.

Terminar de unir las partes

Finalmente, para que la rueda siga girando, el próximo paso desde la organización es esperar la primera respuesta desde las áreas recientemente mencionadas, saber en qué condiciones están para poder avanzar.

¨Es el momento también de empezar a juntar fuerzas con otros actores, porque acá hay una amplia gama de usos y de perspectivas del cultivo¨, dijo y reveló que e ha contactado con la agrupación gente que está pensando en el cultivo de cáñamo para la alimentación y la industria en general, siendo algo a aprovechar al momento de proyectar la idea del protocolo.

Por otro lado, detalló que están tratando con la Red de Farmacias que están autorizadas a preparar recetas magistrales, que deberán llevarse a cabo desde un cultivo controlado. Y así lo están haciendo y seguirán con el Círculo Médico, profesionales de la salud y bioquímicos, entre otros. Incluso planteó que el INTA debería ser uno de los primeros en hacer su aporte para controlar los cultivos, y así dar marcha a un proceso que según su descripción es minucioso y con muchos detalles a seguir.

¨Queda terminar de unir todas esas partes para lograr el trabajo en conjunto¨, anticipó sobre el futuro cercano, augurando que se concreten los avances en las próximas semanas y que no ¨quede en simples promesas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario