fbpx Vecinos de De la Canal claman mayor herramientas contra la inseguridad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de De la Canal claman mayor herramientas contra la inseguridad

Abigeato, intromisión a campos, carneadas, hurto de animales y robos en casas son las situaciones que desvelan últimamente a los canalenses. La falta de recursos de la Patrulla Rural es uno de los impedimentos más grandes para sentirse protegidos. Pidieron audiencia con el intendente y la Federación Agraria pedirá a Provincia 10 efectivos más.

Rody Becchi

Productores y vecinos del paraje rural de De la Canal se acercaron hasta El Eco Multimedios con el fin de exponer, una vez más, la dramática situación de inseguridad por la que atraviesan desde hace un tiempo.

Juan Manuel Ferreyro, Julián García, Carlos Mandarano y Carlos Arrospide representaron a la comunidad canalense y plantearon las problemáticas que aquejan al Cuartel XII, entre ellas abigeato, intromisión a campos, cazadores furtivos, hurto de animales, y lo más grave, robo en viviendas.

“Nos preocupa porque están llegando a las casas”, manifestó García. El último hecho ocurrió días atrás en uno de los establecimientos cercanos al camino alternativo a la localidad, donde sufrieron el ingreso de ladrones. Los delincuentes accedieron al hogar mientras los dueños no estaban, forjaron la reja y la puerta de entrada, además del portón del galpón.  Sin percibir huellas más que de una carretilla, se retiraron llevándose varias herramientas de valor, entre otras cosas.

“Hacemos las denuncias correspondientes, la Patrulla Rural nos atiende, accede y se ocupa de los casos, pero el proceso en algún momento se corta y quedamos sin respuesta satisfactoria”, agregó.

En este sentido,  Carlos Mandarano explicó que el Comando de Prevención Rural (CPR) tiene pocos vehículos y se sienten muy desprotegidos. “No hay dinero para el mantenimiento del os móviles y sin medios es difícil la protección”, indicó, destacando que todos pagan los impuestos y la tasa de seguridad que debería destinarse a mejorar las herramientas.

Lo mismo sucede con los caminos, ya que denunciaron que desde hace cuatro años vienen arrastrando la promesa del entoscado y la respuesta siempre es la misma: que no hay presupuesto porque el monto ha sido absorbido y se dejará para otro año.

Sensación de desprotección

Recordando uno de los hechos que colmó la tolerancia de los vecinos, los unió y puso de pie para luchar por vivir sin inseguridad, mencionaron las vacas que se robaron a plena luz del día arreándolas.

Este caso llevó a que los acusados del robo de las 13 vacas preñadas aguardaran por unos días en prisión preventiva el juicio oral, pero luego fueron liberados. Pasado un tiempo volvieron al pueblo.

“Creemos que son siempre más o menos los mismos, porque van a lugares muy puntuales”, consideró Arrospide, dejando entrever que los que cometen los delitos conocen bien la zona y cada lugar.

En el caso de Ferreyro, por ejemplo, le carnearon dos vacas en diez días y los animales no estaban sobre el camino sino a 200 metros de la calle. “Tienen el tema estudiado, porque a la noche es imposible ver si una persona anda campo adentro”, dijo.

A modo de sentirse un poco más seguros, contaron que han formado un grupo de vecinos en Whatsapp, que los ayuda en cierta forma a mantenerse en alerta. Cuando alguien informa de algo sospechoso llaman a la Patrulla, que enseguida responde y procede con el peritaje.

Por otro lado, mencionaron que la cuestión del ingreso a los campos es “inmanejable”, e hicieron referencia al continuo y habitual tránsito de lombriceros que andan por la zona y se meten para llegar al arroyo sin respetar que son propiedades privadas.
“Están vulnerando un derecho”, destacó Julián García, aclarando que siempre tratan de ser condescendientes para no generar violencia, pero no es una situación que les resulte cómoda porque en cierta manera también da inseguridad, además de dañar los cultivos.

“A veces la situación se calma, pero luego de un tiempo se vuelve a reactivar”, lamentaron.

 

Recurrir a las autoridades

Mientras los vecinos brindaban su testimonio en el programa de EcoTV ¨La Ciudad¨, se contactó Nélida Sereno de la Federición Agraria local, advirtiendo que ya estaban en tema y que precisamente mantuvieron reuniones con autoridades del Ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, en la que pidieron 10 efectivos policiales más.

De acuerdo a la estimación de García, con esa cantidad de nuevos policías se podrá cubrir de manera más eficiente el Partido de Tandil.

Siguiendo con las coordinaciones con otras áreas, la gente de De la Canal ha participado de reuniones del Foro de Seguridad para canalizar las urgencias. Asimismo, han solicitado una audiencia con el intendente Miguel Lunghi no solamente para conversar sobre los asuntos de inseguridad sino también sobre la contaminación del arroyo Lagueyú.

Desde que comenzaron a unirse y reunirse, los vecinos también ha hecho partícipe al área de Protección Ciudadana, pero aseguraron que ¨siempre hay cosas que se cumplen y otras que no¨, esperando hacer oír sus voces a través de los medios.

¨Sabemos que es una ciudad turística, pero en vez de hacer carteles costosos sería mejor poner el dinero donde corresponde para que la Policía tenga más recursos¨, sugirieron. Finalmente, insistieron en su pedido al Jefe Comunal para que apoye a la Patrulla con elementos como faros para andar de noche y linternas para que, de esta forma, los mismos oficiales se movilicen con mayor seguridad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

Deja un comentario