fbpx Choferes de las líneas urbanas pararon el servicio en reclamo de los salarios adeudados – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Choferes de las líneas urbanas pararon el servicio en reclamo de los salarios adeudados

Hace dos meses que cobran la mitad del sueldo y los empresarios argumentan que además de la baja recaudación, hay un retraso del fondo compensador que debe bajar desde Nación a Provincia. La patronal hizo una oferta para completar los pagos con ayuda del Municipio, pero fue rechazada y no hay transporte desde ayer al mediodía. Los trabajadores marcharán hoy hasta la municipalidad para exponer la situación.

El Eco

Ante la falta de pago y de certezas, la UTA (Unión Tranviaria Automotor) realizó el martes una medida de fuerza en todas las líneas del servicio urbano de pasajeros en la franja de 20 a 22, en reclamo de los sueldos adeudados, y tras iniciar la jornada del miércoles con normalidad, la asamblea de delegados decidió reanudar y sostener el paro desde ayer al mediodía.

Además, hoy se movilizarán hasta la Municipalidad para hacer visible el conflicto. Según explicaron, desde hace dos meses perciben sólo la mitad de su salario. Las razones que aduce el empresariado hablan de demoras en la llegada de recursos del fondo compensador que la Nación debe girar a la Provincia y de la estrepitosa retracción de la demanda, que bajó la facturación del sistema a su mínima expresión. No obstante, la Cámara de Transporte realizó un ofrecimiento para recomponer la cuestión económica, pero la propuesta no tuvo eco en la contraparte.

En total, hay en Tandil 180 empleados que se desempeñan en el sistema urbano y aseguraron que muchos de ellos han comenzado a tener dificultades con el sustento diario ante la reducción inesperada de los haberes.

El conflicto

El rubro no pudo acceder al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) del Gobierno nacional, como sí lo hicieron las líneas de larga distancia y otras áreas, porque se decidió canalizar la merma de facturación con subsidios estatales que suplementen los actuales magros ingresos provenientes de los boletos.

En este contexto, los choferes de las seis líneas urbanas han percibido la parte del sueldo que abonan las compañías transportistas, pero no se alcanzaron a completar con los subsidios y fondos nacionales y provinciales. Tras conversar con los empresarios y sin acuerdo por el momento, decidieron tomar medidas drásticas porque se les hizo “insostenible” la espera, y la oferta de la patronal para paliar el problema no convenció a los empleados ni a los delegados.

“Sabemos que es una situación complicada para la sociedad que precisa el transporte, pero para nosotros es muy triste y doloroso. No tenemos otra posición porque ya esperamos demasiado y esto ya nos superó”, indicó el referente local de la UTA, Sebastián Altamiranda, en diálogo con El Eco de Tandil.

Frente a las nulas precisiones sobre el tema, la semana pasada se reunieron los representantes sindicales con el secretario de Gobierno, Miguel Lunghi (hijo), y con la presidenta de la Cámara de Transporte del Concejo Deliberante, Marcela Vairo, para evaluar la posibilidad de algún “salvataje económico” que permita afrontar los salarios adeudados hasta que se normalice el flujo de recursos.

“Estamos en una situación muy compleja, hicimos un intento con el Municipio para que diera una mano, que tuviera un gesto con los empresarios para poder cumplir con los empleados, pero no se pudo dar”, afirmó.

Sin embargo, fuentes municipales confiaron que en la jornada del martes estaban dispuestos a abonarles en calidad de adelanto más de un millón de pesos de las arcas comunales para suplir los pagos retrasados, hasta tanto se giren los fondos pertinentes.

La oferta de la Cámara

Por su parte, el presidente de la Cámara de Transporte de Tandil, Daniel Albanese,  en conversación con el ciclo “Eco Noticias” ratificó que el Municipio les propuso adelantar un millón de pesos del fondo compensador. Sumando la recaudación obtenida desde el viernes hasta ayer, los empresarios estaban en condiciones de pagar la mitad del dinero que les adeudan a los choferes.  En concreto, ofrecieron cubrir el 50 por ciento de la deuda, es decir, llegar a pagar el 75 por ciento del salario.

De acuerdo a sus declaraciones, entre hoy  y mañana llegarían los recursos económicos estatales y se podrían  completar los pagos restantes. Pero esta propuesta fue rechazada por los trabajadores, que determinaron el paro alegando que necesitan cobrar el total de la deuda. De este modo, se cortó el diálogo entre ambos sectores, que deberán hallar nuevas formas de resolver el frente de conflicto.

Por último, el titular camarista enfatizó la compleja coyuntura que se cierne sobre el sistema de transporte, que lleva tres meses de recaudación deprimida pero con costos fijos que abordar.

“No tenemos ni para el combustible, ya no tenemos más de dónde sacar”, graficó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • PERO DAAAALE PAPI DECIME SI HAY O NO, TAN COMPLICADO NO ES TU TRABAJO, LA GENTE TIENE QUE LABURAR!!!

Deja un comentario