fbpx Científicos de la Unicen ya trabajan en el proyecto que ganó el financiamiento de Nación y Bunge y Born – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Científicos de la Unicen ya trabajan en el proyecto que ganó el financiamiento de Nación y Bunge y Born

El secretario de Ciencia, Arte y Tecnología de la Universidad Pablo Lotito expresó su alegría por el reconocimiento ya que fueron sólo ocho las iniciativas que recibirán el financiamiento de casi 900 que se presentaron. La propuesta consiste en realizar un tablero de estimulación y control epidemiológico respecto al Covid 19, que permitirá monitorear la evolución de la enfermedad por localidad y trazar un pronóstico que permita llevar adelante acciones concretas.

Mariano Leunda

El Eco de Tandil dialogó con Pablo Lotito, secretario de Ciencia, Arte y Tecnología de la Universidad, acerca del proyecto que quedó seleccionado para recibir un financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, y la Fundación Bunge y Born. Sólo ocho iniciativas de investigación científico-tecnológica que tienen por finalidad aportar conocimiento para paliar los efectos de la pandemia del Covid-19 quedaron seleccionadas de cerca de 900 que se presentaron.

El proyecto, titulado “Tablero de monitoreo, pronóstico y control epidemiológico” fue presentado por Pablo Lotito, que pertenece al Instituto Pladema de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicen.

Lotito explicó que la propuesta consistió en hacer un tablero de estimulación y control epidemiológico, lo cual implica que en la pantalla de la computadora “va a haber una serie de gráficos y de datos que muestren cómo viene evolucionando la enfermedad y un pronóstico de cómo va a seguir”.

“La idea es utilizar este pronóstico para comparar distintos escenarios de intervención, por ejemplo, decidir liberar el aislamiento o aumentarlo, o algo intermedio, con este pronóstico tener una idea más racional de qué podría pasar en estos casos”, puntualizó.

Aplicarlo a la realidad de cada localidad

Recordó que “apenas empezó esto de la enfermedad y a raíz de que surgió en muchos círculos científicos modelos matemáticos para el pronóstico de esta enfermedad, yo venía estudiando eso y cuando salió la convocatoria propuse hacer esto con la intención de que fuera bien local, bien aplicado a la realidad local, ya sea de Tandil o de otras ciudades, y no como se viene haciendo por país o Gran Buenos Aires, o por localidades importantes, sino que estuviera a disposición de cualquier localidad que lo quisiera usar”.

“La idea de presentar el proyecto fue mía pero después el proyecto se fue armando con colaboración de otras personas. Participan más de 10 científicos, algunos de las cuales son de la Universidad de Rosario”, señaló.

Una alegría

Recibieron la noticia el viernes pasado y contó que “uno cuando se presenta a las convocatoria espera ganar pero sabíamos que eran muchos proyectos, así que fue una alegría”.

De acuerdo a lo que les informaron se presentaron más de 900 proyectos, se realizó una primera convocatoria, donde se eligieron unos 70 proyectos hace aproximadamente un mes y en la segunda convocatoria se seleccionaron los ocho que quedaron finalmente.

“Nosotros ya empezamos a trabajar porque hay cosas que podemos ir haciendo, y esperaremos para avanzar en esas cuestiones que necesitan ese financiamiento. El proyecto está planteado para un año, así está planteada la convocatoria, con algunos resultados a los 3 y a los 6 meses y lo que esperamos a los tres meses es mostrar el prototipo con datos reales de Tandil o de otra ciudad”, indicó.

Y deseó que “ojalá no podamos mostrarlo en Tandil porque va a significar que no tenemos casos, si seguimos como hasta ahora no vamos a poder mostrar nada de Tandil, ojala sea así. Al menos un infectado tiene que haber para poder pronosticar como va ser la cadena de evolución”.

“La idea es hacer la herramienta y que después las localidades que les interese lo apliquen”, sostuvo.

Asimismo, graficó que el proyecto tiene varias partes: “la parte que es investigación se cubre con el trabajo de los que somos investigadores o becarios, que ya cobramos por eso. También tiene una parte que es para financiamiento de equipamiento como computadoras y otros materiales y también para el desarrollo de la parte informática, que eso no lo hacemos nosotros, sobre todo la parte que queremos que quede a disposición del usuario y que sea fácil de usar, esa parte la contratamos”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario