Como todos los veranos, los vecinos de La Movediza vuelven a padecer falta de agua

Los vecinos del La Movediza volvieron a alzar su voz para reclamar una solución a una problemática que padecen hace años: la falta de agua en verano. En la jornada agobiante de ayer, gran parte del barrio no contó con un servicio que es básico, y es algo que sucede prácticamente todos los días pero sobre todo aquellos en los que el calor azota con más fuerza.

El problema se produce principalmente durante el día cuando se corta el servicio y se agrava la situación porque la mayor parte de los vecinos no tienen tanques.

Arturo Barriola, uno de los vecinos de Los Jazmines al 1800, explicó que “no hay agua durante todo el día y a la noche vuelve, no sé a qué hora se corta porque no estoy. No tenemos tanque, tenemos agua de la red directamente y estaba pensando en poner un tanque”.

“Con el calor que hace uno no se puede bañar, no puede hacer nada, ni siquiera ponerle un fuentón a mis nietas. Ya nos cansamos de reclamar, no nos van a dar respuestas igual”, lamentó.

Y recordó que “el año pasado decían que iban a poner otro tanque más, se comentaba eso pero sigue el mismo de siempre. No pasó nada, es mucha gente, el barrio este es grandísimo ahora, ha crecido muchísimo. Es en todo el barrio el problema. El que no tiene tanque, en verano fue”.

Sin respuestas

Por su parte, Ayelén Barriola afirmó que “el agua es imprescindible. No podemos estar así. Los nenes se mueren de calor, no podemos tener agua fresca en la heladera. Todos los años nos pasa lo mismo, todos los veranos y a veces en invierno también pasa lo mismo, que se corta”.

“Hay un solo tanque que es para todo el barrio La Movediza, por ejemplo hoy se cortó temprano a la mañana y hasta ahora –por la tarde- no volvió. Hicieron un montón de veces reclamos por el tanque y nunca hubo respuestas. Estamos bastante cansados de no tener agua”, admitió.

Además, la vecina explicó que la problemática no solo los afecta durante el verano. “Desde que empezó la primavera se está cortando. En general todo el año tenemos problemas porque por ahí estás toda una semana con agua, dos o tres días sin agua, y así sucesivamente. Con este calor se nota más y son más horas las que se corta, porque es todo el día”, indicó.

web_reclamo (3)

“Safan los que tienen tanque pero la mayoría no tiene, y al otro día a media mañana se corta de vuelta, más con el tema de las piletas el tanque no alcanza para abastecer el barrio”, señaló.

Ni una gota
de agua

Por su parte, Carolina Amado que también vive en Los Jazmines y La Pastora, contó que desde la calle Salta en adelante todos los vecinos padecen la falta de este servicio básico.

“No hay una gota de agua. Gracias a Dios pude poner un poquito de agua en una piletita que tengo para poder bañarnos, lavar las cosas y tirar al baño. Hoy (por ayer) con más de 30 grados no se puede estar, ya no sé qué hacer porque nadie nos presta atención”, cuestionó.

Y explicó que llamó a Obras Sanitarias y le dijeron que “es culpa de que todos llenan pelopinchos y que riegan las plantas. Creo que no es así porque en el centro todos tienen pileta y no se quedan sin agua, pero nosotros no tenemos ni siquiera derecho a eso”.

En Azucena y
Galicia

Por otro lado, desde la agrupación Patria Grande denunciaron esa misma problemática en Azucena y Galicia, en el límite entre La Movediza y Cerro Leones.

Mediante un comunicado, expusieron que “vecinos y vecinas del barrio La Movediza alzaron sus voces para reclamar por la baja presión que están teniendo algunas casas y directamente la falta de agua en otras”.

“Ante la ola de calor de las últimas jornadas, el consumo de agua crece, y con ellos las zonas más altas se quedan sin agua, a esto se le suma la falta de infraestructura adecuada para abastecer a toda la ciudad”, manifestaron.

Particularmente, desde Patria Grande explicaron que los vecinos de la intersección de Azucena y Galicia, donde viven más de 30 familias, se abastecen a partir de una sólo manguera que recorre varias cuadras por lo que se torna prácticamente imposible generar la presión necesario para ser redistribuida.

La solución a corto plazo que solicitaron es que el Municipio se haga cargo del traslado de agua a través de las cisternas como ocurre en otros barrios de la ciudad, fundamentalmente para los días de alertas por calor donde el consumo se ve aumentado por los sistemas de riego y el llenado de piletas.

Promesas
incumplidas

En diciembre de 2015 el secretario de Obras Públicas, Roberto Guadagna explicó en diálogo con El Eco de Tandil que el problema de la falta de agua en La Movediza se debe a una cuestión topográfica y aseguró que estaban buscando realizar una obra que solucionara el problema de forma definitiva.

Aclaró que no se trata de un problema de red de agua sino de presión e indicó que “lo que abastece a ese sector del barrio es el bombeo de Parque Industrial, que después de distribuir el agua en esas dos manzanas de La Movediza que han sido críticas, debería terminar en el tanque de La Movediza que se llama tanque de cola”.

“En razón del bajo nivel de presión y la ausencia de tanques de reserva en muchas de esas casas, que hacen que no tenga capacidad en la noche cuando recupera la presión de conseguir reservas domiciliarias, entonces durante el día hay poca presión y al no tener reservas se agudiza el problema”, argumentó.

Y explicó que en ese sector de La Movediza “particularmente ocurre por una cuestión topográfica, ya que todo ese sector es elevado entonces el agua se bombea desde un sector mucho más bajo que es donde están los pozos de captación en Parque Industrial”.

Cuando hay un exceso de consumo, “en esa trayectoria de cañería llega con muy baja presión a esa altura topográfica que es el inicio del cerro donde están esas viviendas”.

En cuanto a las obras que podrían solucionar el problema de La Movediza, señaló que “aliviar la impulsión de la red que lleva agua hacia ese lugar generando en el trayecto otras fuentes de captación de agua para recorrido intermedio, caso Villa Italia Norte, La Blanqueada, por esa zona. Es lo que estamos analizando”.

Y aseguró que esa obra no era inmediata pero tampoco a tan largo plazo, y afirmó que la pretensión era que la próxima temporada de verano estuviera solucionado el problema, pero ya es la segunda y los vecinos siguen con la misma falencia.

Más reclamos

Otra zona que reclamó problemas con la falta de agua es en la calle Ezeiza, entre Antonena y Necochea, donde hace dos semanas que hay muy poca agua y por momentos nada.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario