fbpx Con amplia diversidad de actores, el Eje Sustentable se concentrará en cuatro temáticas de trabajo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con amplia diversidad de actores, el Eje Sustentable se concentrará en cuatro temáticas de trabajo

Con el cuidado del medio ambiente como prioridad, en este eje del Acuerdo del Bicentenario buscan el desarrollo de políticas públicas que acompañen los cambios venideros. Finalmente el trabajo se enfocará en cuestiones de forestación, energía, residuos y bienes ambientales. Esta última mesa, además se subdivide en agroecología y efluentes.

El Eco

Con varios meses de trabajo los avances alcanzados desde el Eje “Tandil Sostenible”, que se forjó a raíz del Acuerdo del Bicentenario, buscan generar mejoras en todo lo referente a las cuestiones ambientales que afectan a la ciudad.

Si bien desde un principio surgió una amplia variedad de temas interesantes y demandados por  la población, en función de las instituciones que se convocaron en el espacio se fue acotando la diversidad de tópicos para finalmente centrarse hoy en cuatro mesas de trabajo que son forestación, energía, residuos y bienes ambientales.

Los coordinadores Héctor Creparula y Roxana Banda Noriega, por el lado del Municipio y de la Unicen respectivamente, contaron que en total participaron 30 instituciones que se repartieron entre los distintos grupos de trabajo en las aproximadas 16 reuniones que se llevaron a cabo hasta el momento desde que se firmó el Acuerdo del Bicentenario. Según explicaron, algunos asuntos fueron cobrando mayor relevancia en función de los intereses y aportes, mientras que otros fueron quedando en instancia de ideas potenciales a desarrollar.

“El nivel de debate es alto y profundo, porque la gente que se acercó lo hizo porque le interesó la idea, pero además sabía mucho”, coincidieron. Asimismo, la diversidad de los intercambios en algunas mesas no logró llegar a un acuerdo total por lo que al principio “no fue fácil”, sin embargo aseguraron que los resultados arrojados finalmente son interesantes.

El problema de los residuos

Según revelaron los coordinadores, esta fue la mesa en la que mayores discusiones y disidencias se generaron a lo largo del debate, lo que finalmente impidió que resulte en una delineación más acabada y con mayor base sobre la cuestión.

Como la temática de residuos resultó un eje muy grande, también debieron acotar los lineamientos para enfocarse actualmente en el llamado Residuo Sólido Urbano (RSU) y los desechos hospitalarios.

En principio se propone la ampliación y articulación de los sistemas públicos y privados destinados a la separación en origen, fundamentalmente basándose en la legislación más actual, para favorecer la transición para el cambio de paradigma desde una gestión lineal de RSU a una gestión circular. De esta forma se valorizan los materiales generados, favoreciendo a su vez la inclusión social, además de minimizar los impactos ambientales.

Con respecto a los residuos hospitalarios y del sistema de salud, el director de Medio Ambiente del Municipio aseguró que merecen un tratamiento especial, resultando ser una problemática interna del estado sin afectación directa en la población.

Según manifestó Banda Noriega, en esta mesa de trabajo hubo cierto consenso en la necesidad de cambiar la gestión lineal existente que da por sentado que la basura generada va al relleno sanitario. De allí surgirán las alternativas de acuerdo a los esfuerzos económicos que seguramente haya que hacer. “Esto va a ser un aporte para decisiones de política pública de parte del gobierno local y que se anime a fortalecer las instancias de separación en origen, donde ya se ha avanzado”, indicó la referente de Uncien.

Energías eficientes y renovables

En esta mesa se focalizaron fundamentalmente en tratar el uso racional de la energía, de hecho se generó material para difundir y trabajar en asociaciones vecinales y colegios de las zonas más vulnerables, en función de las realidades tarifarias y necesidades del servicio eléctrico en sí.

Asimismo, buscaron instalar el tema de las nuevas tecnologías, no renovables, que resulten más seguras, equitativas y sustentables, y a la vez hacer un acompañamiento y asesoramiento en este sentido, ya que advierten que el mercado no está todavía preparado para aceptarlo. “El vecino tiene mucho desconocimiento y desconfianza en el funcionamiento a nivel domiciliario o escala más chica”, explicaron, haciendo hincapié básicamente en lo referente a energía solar.

Por otro lado, también apuntan a ejercer un acompañamiento con las ordenanzas, destacando la importancia del proyecto presentado por la concejal Matilde Vide que habla de la posibilidad de autogenerar, al cual se le hicieron aportes a lo largo de los encuentros.

Contaron que en principio hay una Ley nacional, pero no aún una provincial, que prevé que un porcentaje mínimo de cobertura de consumo eléctrico tiene que ser renovable en los edificios públicos y particulares de más de tres pisos. Esto ha sido discutido a nivel local con las distintas instituciones, porque implicaría cambios en el código de edificación. “Claramente es lo que se viene”, coincidieron, advirtiendo que es necesario para lograrlo trabajar en información y capacitación sostenida.

 

La importancia de la forestación

Quienes conforman este espacio de trabajo, ya venían articulando anteriormente en el marco de la gestión de Espacios Verdes del Municipio, y se trata de instituciones que tienen trayectoria en lo referido a forestación. Por eso aseguraron que fue un tema muy aceptado, donde todos los integrantes tenían en claro cuál era el problema y cómo abordarlo.

Principalmente se concentraron en la necesidad de pensar en un plan de arbolado para Tandil, que debe ser visto como un bien común de valor estratégico, que a su vez requiere una acción conjunta y planificada de la ciudadanía para su correcto desarrollo y mantenimiento.

Su contribución paisajística, a la salud y el ambiente conforma aportes fundamentales a la calidad de vida local y se integra a un contexto más amplio de demanda internacional sobre el impacto positivo del arbolado en el hábitat humano.

Entonces, se pensó como desafío para llevar adelante desde la mesa, el desarrollo de propuestas de abordaje, conocimiento y promoción para esta infraestructura de servicios, pensando en cómo debería interpretarse al arbolado público. “Iniciando por consolidar un plan forestal a corto, mediano y largo plazo que nos asista en esta tarea e implementando toda actividad convergente a este propósito”, detallaron.

Entre otros, se analizaron y acordaron las especies, la gradualidad y los sectores de la ciudad a forestar; de esta manera comenzó a implementarse el mencionado plan que prevé la plantación de 2023 árboles cada año, habiendo concluido la primera etapa en 2018.

La necesidad de abordar en dos líneas de trabajo la mesa de Bienes Ambientales

La mesa de Bienes Ambientales fue, según contaron los referentes, la que más dificultades tuvo en su organización, porque también presentaba una gran diversidad de temáticas de interés, pero finalmente definieron centralizarla en dos temas de acuerdo a la demanda. Aquí, para su grata sorpresa, finalmente los extremos no fueron de tanta magnitud y lograron llegar a una especie de consenso.

 

Tandil agroecológico y sostenible

Por un lado se enfocarán en todo aquello que se puede resumir en una reconversión hacia un Tandil agroecológico y sostenible, para tratar de ir generando espacios de concientización, charlas y todo lo que permita hacer visible las producciones agroecológicas que se están dando dentro del partido. “Por ahí no son tan masivas, pero hay y están teniendo muy buenos resultados”, aseguró Banda Noriega.

Más allá de reflejar esas experiencias y ponerlas en valor, la intención es acompañarlas con gente que en la práctica tiene un vasto conocimiento, como para incentivar a la agricultura familiar y promover el consumo agroecológico de cercanía.

Dentro del mismo marco, se proponen paralelamente ir trabajando con las cuestiones más legislativas, que tienen que ver con las ordenanzas que hacen a la aplicación de los agroquímicos.

“La idea es que hubiera diversidad, porque es lo que permite una construcción fuerte”, coincidieron, destacando que el objetivo es al menos analizar el reglamento vigente con varias miradas, discutirlo y finalmente cambiar las cosas que resulten más importantes. En este sentido, revelaron que ya hay un proyecto de reforma o alternativo, sin embargo advirtieron que “todo lleva su tiempo”.

“Cuando te toca legislar lo haces para todos, pero siempre en una normativa hay más o menos beneficiados, pero además la parte ambiental es muy dinámica”, explicó Creparula, ejemplificando que hay regulaciones hechas desde hace 30 años que funcionan correctamente hoy, mientras que hay otras más recientes que han sido confeccionadas en otro contexto y ya no resultan para la actualidad, como es el caso de las aplicaciones.

 

Efluentes domiciliarios

Por otro lado, en esta misma mesan de Bienes Ambientales se conformó un grupo de aguas, donde se abordó todo lo referente a los efluentes urbanos y las dificultades en torno a su descarga de los domicilios. Aquí se generó un pequeño proyecto en el que trabajarán para darle forma, ya que deben hacerlo en conjunto con Obras Sanitarias y tienen la intención de sumar los conocimientos de un grupo de universitarios que está estudiando la calidad ecológica del arroyo desde su naciente hasta luego de la ruta provincial 30, así como las reglamentaciones que hacen a slo permisos y el control respecto a las urbanizaciones.

Esta propuesta tiene por objetivo evitar y/o minimizar el impacto que tiene actualmente dicho manejo a través de medidas concretas que atienden a paliar diferentes aspectos de la problemática. Así apuntan a la concreción del certificado de aptitud sanitaria para viviendas unifamiliares a habilitarse impulsado por los colegios de ingenieros, arquitectos y técnicos, así como un mayor apoyo de recursos y presupuesto a Obras Sanitarias Tandil e Inspección General para el asesoramiento a proyectos multifamiliares a habilitarse y el control de vertidos de efluentes particulares a la vía pública. Además, aspiran a un programa de educación y concientización a la población para que se conozca el funcionamiento de los servicios urbanos, como redes pluviales, cloacales y de agua para consumo humano, y de los recursos hídricos superficiales y subterráneos, así como sus interacciones. Así también al diagnóstico de conexiones cloacales e industriales clandestinas a la red de drenaje pluvial, y de pluviales a la red cloacal.

Según destacaron, el objetivo de paliar las dos problemáticas de conexiones clandestinas es fundamental para aspirar a un mejoramiento y protección de los recursos hídricos en Tandil. Por su parte, Creparula distinguió que el avance viene por lo que pueda generar el acuerdo hacia la política pública en adelante.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario