fbpx Con cambios, avances y demandas, el Acuerdo del Bicentenario se prepara para una nueva etapa – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con cambios, avances y demandas, el Acuerdo del Bicentenario se prepara para una nueva etapa

A dos años de su firma, el Acuerdo logró canalizar algunas propuestas y reunir a diferentes actores sociales. Para este año esperan cambiar la metodología de trabajo con el objetivo de atacar problemáticas puntuales y generar acciones concretas.

El Eco

A casi dos años de que se pusiera en marcha el Acuerdo del Bicentenario que suscribieron el Municipio y la Universidad Nacional del Centro -con la adhesión de 80 instituciones y fuerzas políticas de la comunidad-, se pueden evidenciar algunos resultados tangibles pero también algunas demandas sin avances. Esto derivó en algunas modificaciones en torno a la metodología de trabajo, que permitirá abordar de forma directa las problemáticas y agilizar los procesos de gestión y toma de decisiones.

Vale recordar que, tras la firma del convenio que el intendente Miguel Lunghi  y el rector Roberto Tassara llevaron adelante con bombos y platillos el 4 de abril de 2018, se conformaron mesas de trabajo para cada uno los diez ejes orientadas a pensar y consensuar diversas propuestas de políticas públicas.

Los ejes establecidos inicialmente fueron diez: Tandil Accesible; Integrado; Sostenible; del Conocimiento y la Educación; Saludable; Innovador; Emprendedor y Diversificado; de la Convivencia y la Diversidad; de la Participación y la Ciudadanía; Protagonista; y de la Historia y las Culturas.

Los logros 

En todo este tiempo, los espacios de trabajo y encuentro pudieron, algunos mejor que otros, establecer una agenda de trabajo y materializarla en acciones concretas. Dentro de este espectro, pueden enumerarse la creación de los Circuitos Electorales; el acuerdo con la Agencia de Administración de Bienes del Estado para obtener las tierras destinadas al Polo Logístico y  la Chacra Experimental (actualmente frenado por una cautelar del juez federal Martín Bava por tratarse de un sitio de investigación de delitos de lesa humanidad); el desarrollo de la Agencia de Cooperación, Negocios Internacionales e Inversiones, por un lado.

Por otra parte, se destacan el inicio de la recuperación del Teatro Cervantes; la organización y sostenimiento del Chacinar y de la Fiesta del Queso Tandilero; la diagramación del Plan de Forestación del Bicentenario; la ordenanza que legisla los espacios culturales independientes; y la normativa sobre cuidado y preservación del patrimonio cultural e histórico.

El comienzo de los trabajos 

La característica común de las primeras reuniones desarrolladas estuvo dada por una nutrida participación de representantes que llegaron a establecer puntos básicos de coincidencia para comenzar a delinear estrategias de acción y planificar una dinámica de trabajo.

De acuerdo al testimonio de los coordinadores, durante el tratamiento de los distintos ejes surgieron actividades concretas como la realización de charlas con especialistas, organización de talleres y una agenda destinada, en principio, a la construcción de marcos teóricos que permitieron avanzar sobre cuestiones específicas.

Asimismo quedó en claro que estas reuniones no tienen por finalidad la solución de cuestiones coyunturales sino que, a tono con la filosofía del Acuerdo, se busca una mirada plural y a mediano plazo para la construcción de un mapa de políticas públicas hacia el futuro, que tenga como gestores al abanico más plural y diverso de la comunidad. El Acuerdo no busca legislar ni ejecutar, sino proponer políticas públicas a mediano y largo plazo.

Los cambios que se vienen 

Luego de un pequeño impasse producto de las elecciones celebradas en la segunda mitad del año pasado y tras el cambio de autoridades en algunos niveles, este 20 de marzo los actores involucrados se volverán a reunir para comenzar a delinear las acciones para el nuevo periodo. En ese encuentro se aprovechará para compartir con los participantes los alcances obtenidos, se elaborará un diagnóstico  y se informará el nuevo método de trabajo.

El subsecretario de Coordinación del Municipio, Juan Martín Pissani, y el integrante de la Secretaría General de la Unicen, Luciano Corres, en diálogo con El Eco de Tandil, repasaron los avances y desafíos de cara a un nuevo ciclo que traerá modificaciones para mejorar las dinámicas.

“La idea esencial es continuar, se le va a seguir poniendo el cuerpo. Los ejes funcionaron en algunos temas pero en otros fue difícil coordinar tanta gente y temáticas”, admitió Corres. Y agregó: “Vamos a cambiar la forma de abordar las problemáticas, no queremos repetir esto de sentar a la gente y que no haya una agenda establecida”.

Proyectos puntuales  

Con este cuadro de situación, de ahora en más se propondrá atacar  temas específicos en lugar de tratar ejes tan generales. La excesiva amplitud de algunas mesas favoreció la dispersión y dificultó el acercamiento consciente y planificado a ciertas demandas. El recorte y enfoque servirá para encauzar mejor los proyectos.

Por caso, el eje vinculado al medioambiente (Tandil Sostenible) se abocará a estudiar y diseñar una propuesta concreta para repensar la recolección y disposición final de los residuos en la ciudad, un flanco débil de la gestión municipal. De esta manera, se pretende direccionar los esfuerzos a resolver una problemática puntual y de gran interés para la comunidad.

Con esta premisa, también, desde el Municipio esperan poder impulsar líneas de trabajo dirigidas a mejorar  la movilidad urbana y a establecer pautas de convivencia, que pueden llegar a derivar en un nuevo código convivencial.

Las instituciones y los privados 

Además del Estado municipal y la Universidad, la pata de las instituciones y el sector privado son el otro pilar fundamental para la ejecución de los proyectos que se conciban en el seno del acuerdo. “Nos identifica el espíritu del acuerdo, la relación entre ambos permitió que los funcionarios se conozcan e interrelacionen como nunca antes y eso se logró transmitir a las demás instituciones”, consideró Pissani, quien valoró el acompañamiento de múltiples sectores de la sociedad en este marco.

Para evitar que el fragor inicial y el ansia de participación de los actores sociales languidezca, presas del tiempo o de la falta de ideas tangibles, abogan por generar una mayor productividad optimizando los tiempos y recursos. “La manera de volver a enamorar es proponer este cambio de juntarse a debatir temas puntuales, eso hace más palpable la discusión y la obtención de resultados, y permite sostenerlo en el tiempo”, analizó Corres.

Consultado acerca de los resultados que les gustaría ver hacia el 2023, año del Bicentenario, Pissani anheló que la propuesta siga funcionando. “Apostamos mucho a esto, que ha servido para acercarnos y  para demostrar que en conjunto podemos hacer más cosas que en forma separada. Espero que el 2023 nos encuentre juntos”, manifestó.

Por su parte, el hombre de la universidad se ancló en la posibilidad de producir cambios reales que tengan un impacto positivo en la sociedad. “En 2023 ojalá muchos proyectos estén andado. Quiero esencialmente mirar para atrás y ver que cambiamos algunas realidades y que la ciudad está un poco mejor”, cerró.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Tanto el representante del municipio como el de la UNICEN, aceptan la degradación del contenido del ABC, lo cual implica un retroceso político y social muy significativo.

    La explicitación de tratar solamente algunos temas puntuales determinados en forma autoritaria, no participativa, por los funcionarios designados en forma antidemocrática, implica perder la posibilidad de que la comunidad participe en la construcción del proyecto de un Tandil integrado, solidario, social, económico y ambientalmente sostenible.

    Todo ello queda en evidencia, nuevamente, con la propuesta de que en el Eje Tandil Sostenible se continúe solamente con el tema del tratamiento de los residuos, dejando de lado todos los otros temas vinculados a la protección del ambiente, la sostenibilidad ambiental y el desarrollo sostenible. Sólo para citar algunos:

    – los riesgos y daños que genera la aplicación de los agroquímicos biocidas en las cercanías de donde la población desarrolla su vida, cerca de las escuelas rurales, lo que fue durante el 2019 nuevamente motivo de reclamos vecinales en diversas poblaciones del partido;

    -la continuidad de la falta de control en los alimentos que se expenden en los comercios locales, con el consecuente riesgo cierto de que todos los tandilenses estemos llevando a nuestras mesas alimentos contaminados con sustancias tóxicas;

    -la falta de monitores y diagnóstico ambiental en nuestro partido;

    -la invisibilización y falta de elaboración de políticas participativas respecto de las conexiones clandestinas de pluviales a cloacas, y de cloacas a pluviales, con los consecuentes daños sociales y ambientales;

    -la falta de elaboración de propuestas de desarrollo de la agroecología y de las energías no contaminates en Tandil, para lo cual nuestro partido tiene condiciones privilegiadas.

Deja un comentario