Con el compromiso de pago, extrabajadores de Río Paraná suspendieron las medidas de fuerza

El Eco

Tras el bloqueo de las ventanillas de venta de pasajes en la Terminal de Omnibus, los trabajadores que dependían de Río Paraná recibieron el traspaso a Expreso Tigre Iguazú SRL –ahora a cargo de cubrir los recorridos caídos- a la vez que obtuvieron un compromiso por parte de la firma de abonar los salarios correspondientes a marzo, por lo que decidieron suspender las medidas de fuerza.

Lo cierto es que este lunes y martes los empleados realizaron una protesta en un intento por obtener certezas sobre los aspectos que aún no habían sido resueltos tras la decisión de concretar el traspaso de la centenaria empresa tandilense a la nueva administración.

El martes hubo un nuevo acercamiento con la patronal, que confirmó el traspaso efectivo de “los 105 exempleados de planta” de Río Paraná pero se desentendió del pago del dinero por cobrar con el pretexto de que la rúbrica del convenio en el Ministerio de Trabajo bonaerense se concretó el 28 de marzo y el pase del plantel se efectivizó el pasado martes 3.

El diálogo avanzó y el acuerdo incluía los haberes de abril, independientemente si los empleados están o no prestando tareas en este momento. Esto reavivó el malestar de los exempleados de Río Paraná, quienes insistieron en el pago de los salarios adeudados, como así también en que se les respete el dinero que percibían en concepto de viáticos.

Con ese punto en discusión, finalmente ayer reanudaron las conversaciones con el encargado de personal de Vía Tac, Fabián Rugnia, que comprometió cancelar los haberes adeudados y de mantener las conversaciones para atender otros reclamos vinculados principalmente a los viáticos.

Así, tras recibir un adelanto de 15 mil pesos, conductores, personal administrativo y del taller hoy tendrían depositado el dinero restante para completar el sueldo correspondiente a marzo.

Con el futuro laboral asegurado y el anuncio de pago de los haberes adeudados las medidas de fuerza quedaron suspendidas, al menos mientras se cumplan con los puntos acordados.

Compromiso

Uno de los voceros de los trabajadores de la empresa tandilense, Humberto Ouvrard, ratificó que la planta de empleados –integrada por 105 personas- será absorbida por Vía Tac (empresa del grupo Vía Bariloche) pero que sostienen la lucha por el cobro de los haberes adeudados correspondientes a marzo.

En ese sentido contó que tras la reunión de ayer obtuvieron un compromiso por parte de la nueva gerencia, que cancelará hoy la deuda correspondiente a ese mes, mientras que los sueldos de abril estarán disponibles a partir del cuarto día hábil de mayo para aquellos empleados que hayan o no realizado tareas.

El encargado de personal se comprometió “a arreglarlos el sueldo de marzo y abril”, resaltó y volvió a referirse a los 15 mil pesos recibidos, que serán tomados como “adelanto” de los haberes.

Entre las explicaciones indicaron que la demora en la liquidación de los sueldos fue debido a cuestiones administrativas por los recibos y la antigüedad de cada uno de los empleados.

“Y con el compromiso de ellos nos vamos a casa y si no, mañana (por hoy) volveremos y tomaremos otra medida”, advirtió el chofer de larga distancia, que se mostró conforme al expresar que “sabemos que al personal de taller y de administración son empleados de Vía Tac y que les van a pagar los sueldos, desempeñen tareas o no”.

En el caso de los choferes detalló que algunos cumplen con los viajes de larga distancia pero que restan algunos “problemas por pulir” como la actualización de los viáticos y el lugar de residencia. “Estamos trabajando en todo eso todavía”, señaló.

Medidas de fuerza

“No queremos tomar a la gente de rehén; lo único que hicimos fue bloquear la boletería para que no pudieran vender y para hacer oír nuestro reclamo”, justificó Ouvrard.

No obstante, se mantendrán expectantes frente al cumplimiento de lo pautado a la espera de resolver los puntos pendientes, y en caso contrario, retomarían las líneas de acción “más drásticas” aunque, desde su perspectiva, este escenario no sería necesario.


Extrabajadores de Río Paraná, hoy absorbidos por Vía TAC, buscaron certezas sobre su continuidad laboral.

“Les daremos tiempo”

En diálogo con El Eco de Tandil Ouvrard explicó que la discusión en torno a los viáticos que perciben por los viajes es por los valores “a precio viejo” y en algunas oportunidades no los pagan de manera completa.

Las razones refieren a la necesidad de establecer un esquema para el caso de Tandil en cuanto a la administración. “Dicen que pagan los viáticos en las cabeceras y como Tandil no lo es no tienen un lugar para hacerlo y las boleterías  son tercerizadas”, explicó el chofer.

De todos modos remarcó que “les daremos un poco de tiempo” hasta que la actual administración se adecue. “Son cosas a pulir; no le podíamos dar margen con el tema del sueldo”, enfatizó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario