fbpx Con la quema del Rey Momo y el desfile de las 18 murgas, culminó el Carnaval de Mi Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la quema del Rey Momo y el desfile de las 18 murgas, culminó el Carnaval de Mi Tandil

Las agrupaciones desplegaron toda su alegría y color en la última noche festiva que se desarrolló en la Avenida Del Encuentro. Unas 930 personas de diferentes barrios participaron de las distintas murgas. Estiman que disfrutaron del encuentro durante los cuatro días unas 6 mil personas.

Rody Becchi

Ayer se desarrolló la última noche de la celebración de Carnaval de Mi Tandil, donde las 18 agrupaciones murgueras desplegaron todo su ritmo y color en la Avenida del Encuentro ante la mirada de cientos de personas que se acercaron para disfrutar de la jornada festiva. El evento culminó con la tradicional quema del Rey Momo, cerca de las 22.

La directora de Integración y Extensión Comunitaria, Luján Brito trazó un balance “absolutamente positivo” de las cuatro jornadas y resaltó que “a pesar de haber tenido inclemencias climáticas en algún momento, el público nos ha acompañado durante las cuatro noches, viendo y disfrutando lo que fue el desfile de las distintas murgas”.

Detalló que este año participaron 18 murgas y comparsas y un ensamble.

Destacó que tanto el número de murgas como de gente en cada una de ellas ha ido creciendo año a año y en esta oportunidad participaron 930 personas.

Asimismo, hay agrupaciones murgueras que representan a distintos barrios de Tandil como La Movediza, Las Tunitas, Cerro Leones, El Tropezón, Villa Aguirre, Villa Gaucho y Villa Cordobita.

Un espacio de expresión popular

“Estamos muy contentos porque tenemos murgas de distintos lugares y es un espacio claramente de expresión popular de distintos sectores que lo comparten con la ciudadanía y lo disfrutan”, resaltó.

En tanto, estimó que durante los cuatro días deben haber disfrutado del carnaval unas 6 mil personas.

“Algunas noches hemos tenido cerca de 3 mil personas, otras mil, otras 1500, sobre todo con los días de lluvia y demás, pero la verdad que ha acompañado muy bien el público, se ha quedado hasta el final, así que estamos muy conformes”, resaltó.

Todos los días comenzaron a desfilar las comparsas alrededor de 19.30 y se extendió el festejo hasta la medianoche aproximadamente.

La noche que más duró la jornada festiva fue el domingo porque se presentó al banda Puede Estar Bueno, que hizo bailar y divertirse al público con su repertorio musical.

“En líneas generales alrededor de las 23 hemos estado finalizando en Tandil. Recordemos que venimos de Gardey, María Ignacia, las Llamadas, son siete noches de presentación, hemos tenido muy buen público, y hemos logrado respetar las pautas de tiempo para que todas las familias lo puedan disfrutar”.

Ayer las 18 agrupaciones murgueras desfilaron a modo de cierre, y cada una de ellas pasó al escenario donde hizo una pequeña muestra. Y cerca de las 22 llegó el momento más esperado: la quema del Rey Momo, con la cual concluyó la última jornada festiva.

“Ha habido expresiones de todo tipo, la verdad es que cada uno cuenta desde diferentes vivencias hasta temas de agenda pública como la violencia de género, el femicidio, la violencia institucional, distintas expresiones y justamente el Rey Momo refiere a eso, a la violencia institucional, a quemar todo lo que de alguna manera en algún momento no dejó expresarse, por ende son dos botas con algunas referencias muy claras al Nunca Más, al ni una menos, a distintas frases o cosas que han marcado cosas de nuestro país y de Latinoamérica”, concluyó.

Así fue que al finalizar la noche, apareció el Rey Momo, obra fue fabricada por la agrupación del colectivo feminista Berta Cáceres en el Centro Cultural Atrapasueños y brindó un mensaje contundente representando la “opresión de las Fuerzas Armadas”.

En la escultura acompañando las botas, frases como “Ni una menos”, “Nunca más”, “Macri ya fue”, “El reino del revés”, “Arte callejero no es delito”, y “Fuego a todo lo que no nos deja ser” ardieron en llamas, simbolizando el fin de todas los mensajes opresivos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario