Con preocupación, el sector inmobiliario monitorea la economía y espera que el escenario se normalice

En Tandil también hay incertudimbre por la situación económica

El Eco

La escalada en el precio dólar modificó el escenario y trajo preocupación en distintos sectores. En el inmobiliario, un mercado que se respalda en la moneda extranjera, las reglas parecen adecuarse a las condiciones y las reglas de juego.

Para el vicepresidente del Centro de Martilleros, Antonio Comiso, el mercado deberá “adaptarse” a las nuevas condiciones, en un proceso que lleva entre 30 y 45 días.

En una economía “complicada” y que “no encuentra el rumbo” las transacciones se mantienen pese a la cautela de algunos inversores, que depositan la confianza en el sector ya que, según parece, aún resulta rentable convertir los ahorros en ladrillos.

“Hay preocupación por esta economía, no solamente en el rubro que represento. Y lo veo porque hay gente que hace malabares para pagar el alquiler y no tiene adónde ir”, evaluó y aseguró que el panorama es “incierto”, a la vez que advirtió que “el Gobierno no escucha a nadie y está perjudicando a un montón de gente que es el motor de la economía del país, como las pymes”.

El movimiento
del mercado

“El mercado se mueve igual, aunque se han reacomodado los precios, pero el movimiento sigue, incluso, con créditos”, planteó el referente de la actividad que reforzó su postura al indicar que el dinero “siempre” busca la inversión.

En ese sentido Comiso precisó que las transacciones más habituales son de departamentos de uno o dos dormitorios, un nicho ideal para la compra con fines de obtener una renta.

No obstante, hubo un ajuste en los valores en función de los cambios en el dólar, que en enero de este año se vendía a 17 pesos y actualmente se ubica en el orden de los 28 pesos.

“Se acomodaron los precios. En valor del mercado, un departamento de 40 metros cuadrados vale 1,5 millones de pesos, es decir, 50 mil dólares y antes tenía otro precio por el dólar. Ese desfasaje hay que acomodarlo porque la propiedad no subió tanto”, sostuvo el martillero público.

En ese sentido Comiso ratificó que “todo se vende en dólares” y expresó que “tenemos un país dolarizado desde hace años y nadie quiere saber nada” con hacer transacciones en pesos.

Locales comerciales

Por otro lado, abordó la situación de los locales comerciales en alquiler, cuyos importes van marcando rotación y cierres de emprendimientos ante la imposibilidad de costearlos por una baja rentabilidad.

Para el vicepresidente del Centro de Martilleros, Antonio Comiso, el mercado deberá “adaptarse” a las nuevas condiciones.

Comiso aseguró que en el radio céntrico, la denominada H conformada por las calles 9 de Julio, Rodríguez y una cuadra de San Martín, “hay mucha contemplación con los clientes que llevan varios años” alquilando un inmueble.

Y confió que “los dueños intentan conservarlos y algunos no han aplicado aumentos e incluso han bajado para que no se vayan y evitar esa distorsión”.

Por fuera de esa zona cambian los alquileres y el manejo del comercio. “Ahí es donde más se suelen desocupar y siempre se alquilan igual. Hay que tener más precaución y quedarte con el cliente que es bueno y no perderlo por no bajar un poco el precio”, remarcó.

“Se ve la diferencia de valores” de acuerdo a la zona, insistió el vicepresidente del Centro de Martilleros y para graficar lo dicho precisó que en el radio céntrico hay locales que se ofrecen entre 70 y 150 mil pesos “y a cinco cuadras está mucho menos de la mitad, aunque también son menores las ventas en uno y otro lado”. En la denominada H “la situación se mantiene”.

El valor depende de las características del espacio, como la cantidad de metros cubiertos, ubicación y prestaciones.

Sin embargo hay propietarios que han tenido cierta consideración con los inquilinos porque se lo merecen y para que se queden.

De hecho, el cierre de locales como Musimundo o Café Martínez respondió a una orden empresarial a nivel central, pero que dejó sin empleo a varias familias tandilenses. “No es descabellado el precio. Se desocupa y hay interesados porque hay gente que puede responder. Se sigue apostando. El comercio y rubro mercadería se sigue vendiendo, quizás no con el ritmo de hace seis meses”, dijo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario