Con un pedido de más integración en la sociedad, se celebró el Día de las Personas con Discapacidad

Se celebró como se hace cada 3 de diciembre, en todo el mundo. Un total de 23 instituciones participó de una colorida kermesse en la Glorieta de la Plaza Independencia que contó con música, juegos y stands. Además fue reconocido el Taller Protegido por sus 35 años de trabajo en la comunidad. El cierre estuvo a cargo de Flor de Murga.

Rody Becchi

Cada 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En 1992, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó que sea esa fecha para fomentar una mayor integración en la sociedad de las personas con discapacidades. En el caso de Argentina, en octubre del año 2000 se declaró a través de la Ley 25346, a fin de promover conductas responsables y solidarias sobre los derechos de todas las personas con discapacidad.

En el marco de una jornada agradable, bajo la Glorieta de la Plaza Independencia, 23 instituciones que trabajan sobre la temática de discapacidad en la ciudad se dieron cita en una actividad en la que no faltó nada y sobró diversión y alegría de cada uno de los presentes.

Luján Brito, directora de Integración y Extensión Comunitaria del Municipio, dialogó con El Eco de Tandil y se refirió a la actividad que se llevó a cabo. “Como todos los años venimos al centro, en el corazón de la ciudad, a mostrar en todo lo que se trabaja en las diferentes instituciones”, dijo.

“Lo que es la kermesse, trabajamos sobre el derecho a la participación social y cultural que tienen las instituciones”, remarcó y además señaló que “han venido todas con diferentes actividades y juegos”.

Brito además sostuvo que “este tipo de actividad es un llamamiento a la sociedad a que sea más inclusiva, más comprensiva, que todos desde nuestro lugar podemos aportar con cinco minutos de colaboración, de aporte, poniéndose en el lugar de gente antes que nada”.

La funcionaria municipal destacó que “tenemos una característica especial en Tandil porque son muchas instituciones para la cantidad de población que se tiene en la ciudad y tiene que ver con la característica propia de los vecinos de acá”.

“El Municipio, desde el lugar que le toca, siempre está a la par de las organizaciones, colaborando con ellas, que en muchos casos se fueron abriendo paso y generando un lugar en la sociedad”, afirmó Brito.

También la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, habló durante la actividad. “Estamos agradecidos de poder trabajar con las instituciones y de mostrar todas sus actividades”, dijo.

“Además queremos reconocer al Taller Protegido que hace 35 años que viene trabajando incansablemente y no es poca cosa”, subrayó y añadió: “Aquellos que tenemos familiares con alguna discapacidad sabemos lo que cuesta un acompañamiento día a día y lo importante que es que estemos todos juntos y trabajando en conjunto para mejorar la calidad de vida de cada uno de los vecinos”.

Marcieri aprovechó la ocasión para hacer una “mención especial a la labor realizada durante todo el año del equipo de Integración de la Secretaría de Desarrollo Social”.

Mención al Taller Protegido

Durante la actividad, el Municipio destacó la labor del Taller Protegido por sus 35 años de trabajo en la comunidad. La institución se creó en 1983, a partir de la necesidad de un grupo de padres que estaba preocupado por el futuro laboral de sus hijos con capacidades diferentes cuando terminaban su formación educativa y pensando en un lugar para aquellos que no estaban preparados aún pero que puedan integrarse al mercado laboral.

Elisa Gutiérrez, directora del Taller Protegido, agradeció la mención y señaló que “para nosotros es un orgullo que nos reconozcan el trabajo que día a día llevamos adelante desde la institución”.

“Cada una de las personas que trabaja en el Taller Protegido va todos los días a trabajar, cumplen 8 horas de trabajo y lo hacen con mucha responsabilidad”, señaló Gutiérrez.

La directora además dijo que “sabemos que es una institución de muchos años en la ciudad y estos reconocimientos son importantes para seguir adelante”.

Diversión y stands variados

La kermesse arrancó con movimiento, al ritmo de la música que hizo que muchos de los presentes comiencen a bailar la coreografía del tema que sonaba y despertar la sonrisa y alegría entre todos.

A la par, más de 15 stands mostraban las creaciones de las instituciones participantes, algunas de ellas con venta al público.

Diferentes juegos también eran de la partida y despertaron el interés de los presentes que se acercaban y participan de los mismos.

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Flor de Murga, que con sus tambores, silbatos y coloridos trajes hicieron hacer divertir y bailar a todos los que estaban en la kermesse.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario