Conmoción de vecinos por un rayo que cayó en una vivienda y causó destrozos

Los escombros que cayeron de la pared del tanque rompieron el techo del vecino de al lado.

El Eco

Un rayo que cayó el domingo en horas de la noche en una vivienda situada en Vélez Sarsfield 170 provocó importantes destrozos. No obstante, teniendo en cuenta la magnitud del siniestro, ya que el rayo impactó en la mampostería que rodea al tanque de agua, los moradores de la casa tuvieron la fortuna de no sufrir ningún tipo de lesión, aunque sí muchas pérdidas materiales.

Eduardo Ruiz, el propietario de la casa, contó que su mujer estaba sacando fotos de la tormenta el viernes a la noche cuando le sugirió ingresar a la casa porque habían regado el pasto y podía ser riesgoso.

“La perra con los primeros truenos se asustó y quiso entrar. Estábamos en la cocina los tres. Eran las 22.20, mi mujer estaba mirando televisión, yo con la computadora y de pronto escuchamos una explosión. Me agarró corriente a través del mouse, porque la notebook estaba enchufada a la red ya que estaba sin batería”, relató.

Se cortó la luz y salieron a la puerta para ver qué había sucedido. Entonces se encontraron con todos los vecinos que también habían salido a la calle ante tamaña explosión, y todos pensaban que el rayo había impactado en su propia casa.

El rayo impactó en la pared de mampostería situada alrededor del tanque de agua en Vélez Sarsfield 170.

“Alumbrábamos con la luz de los celulares porque se cortó toda la luz de la zona, empezamos a ver escombros en la calle, en la vereda de enfrente, y no sabíamos de dónde eran. De pronto, agarro un cascote de ladrillo y veo que es revestimiento, y la única casa que tiene revestimiento texturado es la mía, así que me asomé por la casa del vecino que justo estaba de viaje, y vi que se había caído una de las paredes que cubren el tanque de agua. El rayo reventó una pared, el tanque aparentemente no lo rompió”, explicó en diálogo con El Eco de Tandil.

Destrozos

En ese momento, al observar todo con mayor detenimiento, se dieron cuenta de que los escombros que volaron le perforaron el techo al vecino, que justo estaba de viaje. Además, le abollaron el capó del auto.

En la vivienda donde impactó el rayo se rompió gran parte de los artículos eléctricos: televisores, computadoras, el sensor de movimiento de la alarma explotó, las cámaras de seguridad se rompieron también, el portón eléctrico, un pedazo de tirante por donde pasaba el cable de Cablevisión, y seguían revisando uno a uno los artefactos para ver cuál funcionaba y cuál no.

“Si nos hubiéramos estado bañando hubiera sido terrible”, expresó con alivio de saber que a pesar de las pérdidas materiales, tienen la fortuna de no haber sufrido ninguna lesión.

“Ahora tenemos luz sectorizada, está todo desenchufado y estamos probando la heladera, el lavarropas todavía no lo probamos”, indicó.

Por su lado, su mujer, Laura Fernández, explicó que “la compañía de seguro Bernardino Rivadavia es la primera vez que le pasa algo que afecte mampostería, así que tampoco pueden decirnos demasiado, iban a asesorarse, pasa que fueron muchos artefactos eléctricos dañados”.

Destacó que “los chicos de la Usina se portaron muy bien, yo los llamé porque los vi trabajando en el poste de luz y vinieron enseguida a arreglarlo bajo la lluvia”.

“Fue muy inesperado. Hacía solo 5 minutos que habíamos entrado a la casa cuando sentimos el estallido. Siempre me encantaron las tormentas eléctricas, me gustaba mucho sacar fotos pero a partir de ahora, ya no. Estuvimos toda la noche sin dormir, uno queda con temor”, afirmó.

Y contaron además que los dueños del almacén que está a la vuelta de su casa dicen haber visto fuego en el techo de su casa cuando cayó el rayo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario