Considerarán suspender las tasas de los frentistas y comerciantes de Buzón afectados por la obra

El subsecretario de Obras Públicas, Luciano Lafosse, hizo referencia a los avances obtenidos durante la reunión mantenida con autoridades provinciales y vecinos de la avenida.

El Eco

En las instalaciones de Tránsito municipal, los vecinos y comerciantes de avenida Buzón se reunieron con autoridades de Vialidad de la Provincia a cargo de las obras que se llevan en la vía, concejales de la comisión de Obras Públicas y autoridades locales del área, para conversar acerca de la situación que atraviesan.

Durante el encuentro se hizo un repaso de los orígenes de esta obra, cuyo presupuesto de 150 millones de pesos exclusivamente destinados a repavimentación es distribuido entre tres localidades: Olavarría, Tandil y Azul, a partir de la disposición de hormigón para la reposición de las calzadas. Las tareas están a cargo de dos grandes empresas constructoras a nivel nacional: OMAC y Los Arroyos, esta última también encargada de realizar las obras de la reciente repavimentación de la calle Monseñor de Andrea.

Respecto a Buzón, los trabajos dieron comienzo el 5 de febrero pero algunas complicaciones, como la fractura de una losa y la espera de la llegada de una máquina, retrasaron varios días los plazos previstos. De todos modos, Lafosse advirtió que estos imprevistos están contemplados, pero afectan los planes ideales.

Según el arquitecto, la avenida, cuyas obras se extienden desde Pinto hasta Marconi, podría estar habilitada en un máximo de 30 días, ya que si no se deja fraguar correctamente el hormigón, su calidad se ve afectada. Igualmente, en este caso se colocaron aditivos para acelerar el proceso, pero aclaró que los plazos estimados son los tiempos habituales de una obra de estas características.

Por otro lado, reconoció que sufrieron una falencia ante la falta de comunicación con los vecinos, por no haberla llevado adelante de una manera más personal y detallada acerca de los plazos. Sin embargo, los anuncios pertinentes en los medios de comunicación fueron realizados.

Del encuentro también participó Daniel Binando, quien invitó a los vecinos y comerciantes a acercarse a la Secretaría de Economía para conversar y evaluar las particularidades de cada caso, ya que existe la posibilidad de suspender temporariamente las tasas a quienes hayan sido afectados por la interrupción del tránsito.

Finalmente, Laffosse señaló que las obras públicas de gran magnitud siempre generan inconvenientes, que intentan mitigarse hasta su finalización, aunque aquí surgió la particularidad de ser una avenida con una gran cantidad de comercios, por lo que el impacto fue mayor.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario