fbpx Continúan los inconvenientes por la provisión de agua caliente en algunas salas del Hospital – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Continúan los inconvenientes por la provisión de agua caliente en algunas salas del Hospital

Pese al recambio de las calderas, los problemas se mantienen. Desde el Sistema Integrado de Salud Pública explicaron que se deben a la acumulación de sarro por la constante demanda de agua. En ese sentido, anunció que iniciará un proceso de licitación para adjudicar una obra y avanzar con una alternativa técnica.

El Eco

A un año del recambio del sistema de calderas en el Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, continúan los inconvenientes en la provisión de agua caliente en la sala quinta, en clínica médica y traumatología y, de manera intermitente, en terapia intensiva y esterilización.

La responsable de infraestructura del Sistema Integrado de Salud Pública, Marta de Rico, confirmó a El Eco Multimedios la existencia de los problemas en el sistema que provee el servicio “desde hace unos meses”.

El año pasado el sistema central del Hospital contaba con dos calderas “muy viejas”, que fueron reemplazadas por una de fabricación italiana y por dos tanques acumuladores de agua de 400 litros cada uno. “Al no independizar los sectores, cuando hay un problema en el troncal general se deriva a todas las áreas”, por lo que se avanzará en una alternativa para alcanzar una solución.

En diálogo con el ciclo televisivo “Tandil despierta” (Eco TV), la funcionaria explicó que el centro asistencial cuenta con una caldera general, que se encuentra en el subsuelo, en la sala de máquinas, y desde allí se deriva a los pisos.

Una de las razones

En 2018 “cambiamos esas calderas y el troncal de las cañerías pero inevitablemente seguimos teniendo problemas con el recorrido y el sarro que se forman”, indicó de Rico.

Adjudicó esta complicación por la “gran circulación de agua durante todo el día, todos los días del año” y precisó que “el sarro es bastante difícil de tratar y ahora no se acumula más en las calderas sino en los caños”, por lo que se instalaron bridas para poder limpiarlos fácilmente.

“Este sistema es como un árbol, con un tronco central y de allí las ramificaciones a los pisos. Pero es un recorrido con caños, codos, accesorios, que va generando superficies en las que el agua se detiene y forma sarro. Si bien el sistema anduvo bien, este año estamos teniendo este problema porque son muchas horas de uso y mucho caudal de agua que circula por un mismo troncal”, ratificó la responsable de infraestructura, que agregó que “se hizo sólo el recambio del troncal” pero que todavía “hay caños que son muy viejos”.

 

Una opción técnica

En una evaluación del esquema actual, surgió como alternativa técnica la de “independizar los circuitos para bajar el caudal de agua. Entonces vamos a instalar cañerías desde el tanque de agua y en cada sector del Hospital colocar calderas y tanques acumuladores de agua en la caldera de calefacción que ya tenemos”, repasó.

Para llevar a cabo esta opción técnica el Sistema Integrado de Salud iniciará un proceso de licitación para adjudicar las tareas con una inversión cercana al millón de pesos.

Una vez que se culmine con los trámites correspondientes, Marta de Rico estimó que “en 15 o 20 días tendríamos que comenzar con la colocación de estos dispositivos y de las cañerías”, con un plazo de ejecución estimado en siete o diez días.

No se trata de una solución rápida pero aseguró que se agilizará el proceso con el pronto inicio de la licitación pública para adjudicar la obra. “Lo vamos a hacer en un tiempo exprés porque sabemos la necesidad de contar con agua caliente”, con lo cual, una vez que se adjudique “empezar a trabajar a full con eso”.

 

Obras y recambio del sistema

En octubre del año pasado, una vez que se terminó la obra de recambio del caño troncal de la red de gas en el Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, los inconvenientes que se presentaron en la provisión de agua caliente en distintos sectores del antiguo edificio obligaron a impulsar obras de infraestructura para reemplazar el viejo sistema.

En esa oportunidad, el reclamo había sido impulsado por los trabajadores de los servicios de traumatología y cirugía, ubicados en el segundo piso del centro asistencial.

Las dificultades, que coincidieron con el proyecto para recambiar los ascensores camilleros, determinaron el recambio de la caldera y el reemplazo de las cañerías para optimizar el sistema.

La inversión realizada para resolver los inconvenientes fue de 270 mil pesos en total para el recambio de los caños y de las calderas para abastecer de agua caliente a distintos sectores.

Las tareas fueron realizadas en el marco de un plan de obras que lleva adelante el sistema sanitario para atender las falencias que presenta la antigua estructura, en función de la disponibilidad presupuestaria.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario