Creció la demanda en el Comedor de Cacha y hay preocupación por la necesidad alimentaria

“Lamentablemente hoy la comida vuelve a ser prioridad”, expresó la fundadora del comedor en Las Tunitas, Stella Maris “Cacha” Cena.

El Eco

La referente social y concejal mandato cumplido del PJ-FPV, Stella Maris “Cacha” Cena, manifestó su preocupación por la creciente demanda en el comedor que lleva adelante en la calle De los Granaderos 269 del barrio Las Tunitas.
En este momento, detalló que concurren a diario unas cien personas de distintas zonas, ya sea a desayunar, almorzar o buscar alimentos. “Hoy lamentablemente la comida vuelve a ser prioridad”, lamentó.

Desde el espacio, garantizó que a pesar de los importantes gastos que deben afrontar para solventarlo, seguirán brindando ayuda a las familias que se acerquen. “Se está complicando un poco el tema de la demanda de alimentos, pero vamos a seguir ayudando a todo aquel que lo necesite”, aseguró.

En diálogo con El Eco de Tandil, Cena detalló en primer lugar que cerraron 2017 con entregas de bolsones navideños para que los niños pudieran disfrutar de las Fiestas en familia y arrancaron el nuevo año con “una gran cantidad de chicos”.

Admitió que “esto no es tan bueno”, ya que desde el comedor apuntaban a poder avanzar en 2018 con la oferta educativa y “hoy lamentablemente la comida vuelve a ser prioridad. Es muy cara y a la familia no le alcanza”.

Como consecuencia de ello, confirmó que en los últimos meses volvió a aumentar la cantidad de niños y adultos que asisten a diario. “Ahora debemos tener unos cien nuevamente, se había bajado muchísimo el anteaño y ya desde el año pasado empezamos a subir, entre quienes vienen a desayunar y almorzar, y los que vienen a buscar las viandas o alimentos”, precisó la fundadora del comedor.

“Sabemos bien que la plata no alcanza -insistió-. Hoy para alimentarse, una familia de tres o cuatro personas precisa 400 pesos diarios y a veces no los gana. Ese es el problema que hay”.

La asistencia

Sobre la asistencia que brindan, contó que actualmente en el comedor ofrecen desayuno y almuerzo. “Enero y febrero nos manejamos así y, a partir de marzo que ya empiezan las clases, brindamos el almuerzo y la cena. Todos los años es lo mismo”, explicó Cena.

Además, colaboran con distintas instituciones y familias de la ciudad que se acercan a pedir alimentos. “Se está complicando un poco, pero vamos a seguir ayudando a todo aquel que lo necesite”, garantizó.

En lo personal, lamentó que “siga habiendo una necesidad tan tremenda, pero a la familia el dinero no le alcanza -reiteró-. No es que no trabaje. Entonces, esto es una ayuda para ellos también y esperemos que la situación no se agrave en el invierno porque es lo que más me preocupa”.

Los gastos

Lo cierto es que, a la creciente demanda alimentaria, se le suman los aumentos en las tarifas de los servicios. Al respecto, la titular del comedor reconoció que realmente se les hace difícil afrontar los gastos.

“Nosotros tenemos socios protectores que colaboran con una cuota y cuarenta becas para solventar todo. Es terrible lo de los servicios porque me viene una boleta de más de 6 mil pesos de gas, imagínese que es muchísima plata para un lugar como el nuestro, y de luz 1.800 pesos, así que vamos solventándonos de esta forma, con los socios”, explicó.

Respecto a la comida, contó que compran “en el Banco de Alimentos, que es accesible, y con eso lo vamos llevando adelante. Y siempre tenemos nuestras reservas en el freezer, pensar que hace unos años pedía por radio uno y hoy tenemos dos, y tenemos dos o tres heladeras. Nos donaron una heladera con freezer, lo que nos ayuda a guardar alimento, así que para nosotros es un alivio poder también tener una reserva”.

Desde el Municipio, en tanto, Cena detalló que reciben prácticamente la misma ayuda desde que asumió el intendente Miguel Lunghi en su primer mandato. “En aquel momento, Julio Elichiribehety arregló con nosotros enviarnos una partida de alimentos, que sigue siendo la misma, con un poco de diferencia. Ahora se agregó un poco más de leche y harina, pero es prácticamente la misma desde hace 14 años, pero aportan y eso sirve para alguna cosa para la familia”.

Frente a ello, contó que le pidieron una actualización a la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, aunque por el momento no tuvieron respuesta.

Los talleres

Por último, en cuanto a la oferta educativa, la fundadora del comedor adelantó que los talleres se reiniciarán a principios de marzo y resaltó la gran respuesta obtenida hasta el momento.

“Va mucha gente, no solo mujeres, sino también hombres. Tenemos talleres de electricidad, durlock, gas, agua y cloaca, costura, entre otros. Además, tenemos una pequeña huerta en la que estamos trabajando con un grupo de chicas desde hace un año ya. Todo eso ayuda, es lindo y la gente se siente feliz de poder hacer algo. No quiere todo regalado, como siempre digo, y tratamos de que entienda que con esfuerzo se logran las cosas”.

Quienes quieran contactarse con el comedor, pueden llamar al 442-6808 o dirigirse personalmente a De los Granaderos 269.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario