Darán una clase de tai chi para colaborar con la creciente demanda en el Comedor de Cacha

El profesor de tai chi, Leandro Rearte.

El Eco

El profesor de tai chi, Leandro Rearte, brindará este sábado, a las 10 y a las 18, en el Centro Vasco Gure Etxea, ubicado en Sarmiento 1079, una clase especial de tai chi a beneficio del Comedor de Cacha. Quienes asistan, deberán acercar alimentos no perecederos que serán donados a la institución del barrio Las Tunitas.

En diálogo con El Eco de Tandil, Rearte explicó que “la idea es mostrar en qué consiste la actividad y explicar en qué se fundamenta, que es la medicina china. La jornada será a beneficio del Comedor de Cacha, donde está creciendo la demanda de alimentos. Por eso, hacemos un llamado a todos a colaborar”.

Detalló que la actividad “está dirigida a gente de todas las edades, no hay ninguna condición física especial y no requiere de experiencia previa. El tai chi es un ejercicio de bajo impacto, muy suave, que va coordinando la respiración con estiramientos suaves y terapéuticos en los tendones, rotación de articulaciones y la concentración de la mente en puntos de digitopuntura, donde aplicamos presión para desbloquear energía. Eso se va a traducir en bienestar y algunos dolores que se van desvaneciendo ya con una sola práctica”.

Si bien contó que hay mucha gente que hoy en día lo practica en la ciudad, consideró importante seguir difundiendo los beneficios que trae aparejado. “Es una gimnasia preventiva milenaria, terapéutica y de muy bajo impacto”, insistió el profesor.

En pos de ello, anunció que este año dictará “un curso de formación para instructores y también formaremos a quienes quieran profundizar en el tema como autoconocimiento. Esto estará avalado por dos médicos, quienes participarán para dar la parte anatómica, fisiológica y de medicina china”.

De esa forma, resaltó que se podrá “difundirlo más e implementarlo además en los centros de Salud, como en Buenos Aires, donde se practica en muchos hospitales con diferentes tipos de pacientes. Y también simplemente para que las personas lo incorporen como una forma de vida saludable”.

Los principales
beneficios

Sobre los beneficios, Rearte resaltó que esta práctica sirve para “hacer una limpieza y una transformación de las energías cotidianas, a nivel físico y energético. En cuanto a lo físico, destraba todos los dolores articulares y musculares, ya que cuando la energía circula, estos desaparecen. Para ello, hace falta conducir la energía por los canales meridianos y también hacer pequeños masajes y estiramientos suaves de tendones y rotaciones de articulaciones”.

En cuanto a la mente, resaltó que “se genera un estado de bienestar al liberarse las preocupaciones crónicas, que tienen que ver con las emociones negativas que afectan a los órganos internos. Por eso, cuando decimos: `estoy enojado, me duele el hígado´; `estoy preocupado, me duele el estómago´; `estoy triste, tengo un problema pulmonar o de los bronquios´, hay toda una relación entre los órganos y las emociones. Entonces, tratamos de depurar los órganos y hacer que el ciclo funcione bien”.

La invitación

Finalmente, el profesor reiteró que “la actividad es a beneficio del Comedor de Cacha, donde cada vez están aumentando más las necesidades básicas. La idea es que quienes asistan, colaboren con alimentos no perecederos”.

Invitó entonces a “toda la comunidad a participar y ayudar. Los espero para que puedan disfrutar de los beneficios de hacer esta práctica tan importante para todos”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario