fbpx Desactivaron la organización de una fiesta por el Último Primer Día y anticipan estrictos controles – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desactivaron la organización de una fiesta por el Último Primer Día y anticipan estrictos controles

A partir de una denuncia, Inspección General notificó al dueño de un salón que estaba reservado para un encuentro de estudiantes de SAFA. Habían señado el lugar y tenían contratado un colectivo para llegar al colegio, el lunes por la mañana. Además, el director Javier Camgros recibió otros dos llamados de padres que buscaban autorizar las reuniones del UPD.

Javier Camgros, director de Habilitaciones

El Eco

Ayer por la tarde, funcionarios de la Dirección de Inspección General y Habilitaciones desactivaron la organización de una fiesta del Último Primer Día (UPD). A partir de una denuncia, notificaron al dueño de un salón ubicado sobre Lisandro de la Torre, ya que la reunión no había cursado las vías administrativas para su autorización, de acuerdo al protocolo vigente en pandemia.

“Tuvimos una denuncia y ya hicimos una intervención por el Último Primer Día”, anticipó el director Javier Camgros y explicó que “ingresó una denuncia al teléfono para Covid por parte de alguien relacionado a SAFA, con datos precisos”. Incluso, el denunciante aportó una copia de un recibo donde figuraba una seña de 10 mil pesos, con una firma responsable.

A partir de esa información, “estuvimos notificando al propietario del lugar de que obviamente estaba prohibido porque no había solicitado ningún tipo de autorización”.

Explicó que el acta de notificación la realizaron en un salón ubicado en Lisandro de la Torre, que se encuentra en la etapa final de obra y  es un espacio para fiestas infantiles que, incluso, tiene una pequeña cancha de fútbol.

“Cuando fuimos al lugar, estaba bastante sorprendido el dueño del salón porque aparentemente un tercero lo habría estado alquilando o había querido averiguar, pero se notificó al lugar y se le dijo que estaba prohibida la realización de cualquier evento que no contaba con autorización y menos de la dinámica que le estaban queriendo dar, porque estaban hablando de un evento hasta las 6.30 de la mañana, que los iba a buscar una empresa privada de transporte de pasajeros para llevarlos en colectivo hasta el colegio”, describió Camgros.

En ese sentido, el director de Inspección ratificó que estaba previsto que los estudiantes de sexto año se reunieran el domingo en el salón y luego, un colectivo los trasladara hasta Sagrada Familia para curar su último primer día del secundario.

El funcionario consideró que “probablemente” hay adultos que avalaron la organización. “La persona con la que hemos estado hablando en el salón sabía que había padres que habían ido a mirar el lugar”, dijo y agregó que se estimaba que iban a asistir cerca de 80 personas.

“Era un salón muy chico”, dijo y señaló que les pareció “bastante serio lo que la persona nos planteó”. De todos modos, notificaron al dueño de la prohibición. “Por más que hoy en día aparezca alguien que quiera organizar, no estaría dentro de los tiempos necesarios para la realización del evento, porque son cinco días de antelación”, recordó.

Aclaró que el único modo de llevar a cabo una fiesta es a través del protocolo de eventos sociales seguros, para lo cual hay que hacer una presentación con antelación –al menos cinco días-, y se otorgan permisos hasta las 3 AM, sentados, sin bailar y sin expendio de alcohol a menores de 18 años.

“Estoy muy sorprendido”

En paralelo, el funcionario municipal confirmó que “yo he recibido llamados de padres”, que son “personas conocidas”, quienes consultaron por la habilitación de fiestas del UPD, y precisó que fueron de dos colegios distintos, al menos uno de los cuales es privado, y los interlocutores fueron un padre y una madre.

Camgros confió que ambos llamados lo tomaron por sorpresa, teniendo en cuenta el contexto de pandemia y que recién, después de un año, se reabrieron las escuelas para las clases presenciales, con rigurosos protocolos. De por sí, esas circunstancias deberían resultar desalentadoras para este tipo de reuniones.

“Lo primero que les dije a los padres es que no podía creer el llamado que estaba atendiendo, de padres queriendo organizar. Y la respuesta fue ‘si no lo hacen organizado, en algún lugar lo van a hacer’. Estoy muy sorprendido”, reconoció.

Con estos antecedentes, adelantó que están previstos operativos, en conjunto con la policía, para desactivar este tipo de encuentros que se podrían dar el próximo domingo, antes del inicio del ciclo lectivo del nivel secundario.

“La idea es trabajar preventivamente”, dijo y advirtió que el domingo contarán con refuerzos para recorrer los galpones que suelen alquilarse para la Farándula y otros espacios donde saben que podrían desarrollarse los UPD. En tanto, ante la detección de alguna reunión, se infraccionará con la expectativa de las fuertes multas que rigen desde enero.

Por último, Camgros señaló que tienen datos de chicos que han recorrido espacios para alquilar, donde ofrecen pagar entre 400 y 500 pesos por cada estudiante que asista a la fiesta.

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

Deja un comentario