Desacuerdo dentro del oficialismo ante la funcionalidad del cambio de calles que generaría más caos que fluidez

El Intendente admitió que la lógica es que Larrea descienda para favorecer el ingreso a la ciudad sin necesidad de llegar a Avellaneda. El director de Obras Públicas ratificó que será al revés y los vecinos dijeron que el nuevo sentido será inútil para la circulación. El proyecto fue aprobado por el Concejo Deliberante con un único voto en contra y se aplicará el próximo 4 de agosto.

El Eco

A pocos días de implementarse el cambio de circulación en calles como Larrea y aledañas, hay más confusiones que certezas. En primera instancia ya se sacaron los carteles indicadores de sentido en Fugl y sus perpendiculares del barrio Falucho, a la vez que se han tapado las flechas guías como la de Larrea, por ejemplo. Esto ya está favoreciendo al despiste de quienes transitan por la zona, según indicaron algunos vecinos. Además, se agregaron semáforos sobre la avenida Bolívar que tendrán utilidad cuando se aplique la modificación, pero en el mientras tanto las señales de luces ya existentes están fuera de funcionamiento titilando en amarillo.

Desde el Ejecutivo mostraron disconformidad con el plan de redirecciones, ya que consideran que en vez de favorecer a una circulación fluida, la ascendencia de Larrea estaría complicando el tránsito.

El intendente Miguel Lunghi visitó ayer la obra del distribuidor que se está realizando en Fleming, a la altura del ingreso al Cementerio Municipal. Ante el planteo de un frentista sobre la inutilidad del cambio de sentido en Larrea se mostró confundido, ya que estimaba que la calle descendería con la intención de mejorar el acceso a Bolívar por parte de los que ingresan desde Reforma Universitaria.

Según su lógica, esa sería la manera de brindar mejor movilidad para aquellos que vienen desde el Golf o la Universidad, ya que se evitarían tener que llegar hasta Avellaneda. De esa manera, ingresarían por Larrea, que además destacó el trabajo que llevó asfaltar esa calle, que se terminó en enero pero se abrió a mitad de este año debido a algunas fallas que surgieron en el proceso.

Sin embargo, el propietario de uno de los locales ubicados en el centro comercial de avenida Brasil insistió con que el cambio de dirección será al revés. Juntos se dispusieron a analizar los planos y corroboraron que efectivamente Larrea mantendrá el sentido ascendente, y se eliminará la doble mano entre Martín Fierro y Brasil. Mientras que Fugl entre Tacuari y Brasil también mantiene el sentido ascendente, invirtiéndose recién entre Tacuarí y Bolívar.

 

Descontento y complicaciones

Ante esta información, el jefe comunal se comunicó con el secretario de Obras Públicas, Roberto Guadagna, quien no solamente confirmó el dato, sino que además reveló su desacuerdo con la implementación, ya que para él también carecería de sentido.

“Es incoherente que Larrea ascienda porque los ciudadanos deberán circular por detrás del barrio La Rosa para llegar hasta Bolívar”, sostuvo Lunghi. A raíz de esto deslizó que cuando se termine la obra de la rotonda podrían volver a analizar la redirección de las calles. De todas maneras, dejó en claro que el plan de reorganización de la circulación vehicular fue desarrollado por la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, pero aprobado por mayoría de votos en el Concejo Deliberante.

Cabe recordar que el concejal Facundo Llano fue el único en votar en contra del proyecto, alegando que “no tiene razón de ser”. El edil además de hacer hincapié en la inversión que significó la pavimentación de Larrea, “para no hacer un uso correcto de la misma”, insistió con que lo razonable es “tomar Fleming, Larrea, Bolívar y listo”.

Por su parte, el vecino contó que por esa zona de Brasil entre Lobería y Larrea el flujo de tránsito a la hora de ingreso o salida de colegios es muy importante. Sobre todo en el centro comercial que está allí se suele generar caos de estacionamiento y demoras en la fluidez de la circulación. También analizó que quienes quieran ingresar a la ciudad en esa hora pico en vez de encontrar facilidades se complicarán más, ya que a pocas cuadras hay otro  establecimiento educativo donde se suele generar caos de tránsito.

 

La rotonda de Fleming y Larrea vale siete

millones y podría estar lista en 120 días

 

En otro orden dentro del mismo escenario, comenzó la obra del distribuidor a la altura en que la avenida Brasil se convierte en Fleming, y Miguel Lunghi recorrió ayer el área de trabajo, aprovechando la ocasión para conversar con algunos vecinos. El proyecto se presentó en diciembre del año pasado, fue firmado por el Intendente en marzo y ahora se empezó a ejecutar. Se trata de una reforma valuada en 7,5 millones de pesos que serán otorgados por la Provincia.

“Es una edificación muy importante porque hay varias calles que desembocan en esta zona y eso resulta peligroso, además de encontrarse la entrada al cementerio”, explicó, agregando que se trata de una transformación que la tenían pensada hace mucho tiempo, que además incluirá nueva iluminación, y pudieron obtener el dinero ahora. En este contexto, también hizo referencia a que si Larrea circulara de forma descendiente sería mucho más útil para todo el circuito.

Si bien espera que se lleve a cabo lo más rápido posible, también advirtió que es necesario hacer asfalto en caliente. De todas maneras interpretó que en unos 120 días podría estar concluida.

“Así vamos armando todo el desarrollo de la movilidad urbana, que no es fácil”, aseguró. En esta línea sostuvo que en Tandil circulan unos 77 mil autos, una cantidad muy significativa teniendo en cuenta que hay 140 mil habitantes, lo que podría traducirse en un aproximado de dos autos por familia. “Culturalmente tenemos el detalle de no respetar las normas de tránsito”, lamentó.

En cuanto a la aceptación de los vecinos y frentistas, contó que están muy contentos con la obra y que hasta el momento trabajan todos los días y sin inconvenientes. “Sobre la vereda comercial de Brasil no sabemos cuánto tiempo llevará la reforma, podrán estar un poquito más trabados seguramente”, admitió. Aunque destacó que se trata de asfalto caliente, que se puede hacer a la mañana y por la tarde ya se puede abrir el acceso a la calle, a diferencia del hormigón que es un fraguado que necesita de 120 días para poder circular.

 

El sábado 4 de agosto se implementará el nuevo esquema 

Luego de completar las obras de pavimentación de la calle Larrea entre Tacuari y Martin Fierro, desde el Municipio informaron que avanzarán con el cambio de los sentidos de circulación para la reorganización del tránsito en la zona de las calles Larrea, Fugl, Martí y Martín Fierro, con el objetivo de mejorar la conectividad urbana y la seguridad vial.

El plan fue desarrollado por la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas y aprobado recientemente por el Concejo Deliberante. Se trata  de un nuevo esquema que establece modificaciones en las calles Larrea, Fugl, José Martí, Martín Fierro y Hansen, que quedará establecido de la siguiente manera: Larrea mantendrá el sentido ascendente, eliminando la doble mano entre Martín Fierro y Brasil,  mientras que José Martí entre Larrea y Fugl quedará en sentido descendente, eliminado la doble mano. En tanto que Fugl entre Tacuarí y Brasil continuará en sentido ascendente, a la vez que entre Tacuarí y Bolívar se invertirá la dirección que quedará en forma descendente. Asimismo Martín Fierro entre Lobería y Larrea será descendente, y Martín Fierro entre Larrea y López Osornio conservará la doble mano. Por último Hansen entre Barrufaldi y Fugl será ascendente, eliminando la doble circulación.

Por otro lado, informaron que se colocarán semáforos con giro a la izquierda en avenida Bolívar y Larrea, como en avenida Brasil y Serrano.

 

Cambio de recorrido de la línea 500

El Concejo Deliberante también sancionó una ordenanza que establece cambios en el recorrido de la línea 500 del transporte público de pasajeros, para adaptarse al nuevo esquema. De esta manera desde ese primer sábado de agosto los recorridos quedarán establecidos de la siguiente manera:

a).- Cabecera: Catamarca y Vicente López; Recorrido: Catamarca; Sáenz Peña; Tucumán; Trabajadores Municipales; Pujol; Mosconi; Maritorena; Beiró; Lavalle; Mosconi; Urquiza; Langueyú; Pasteur; Mosconi; Dinamarca; Dufau; avenida Del Valle; avenida Colón – avenida Santamarina; Mitre; Rodríguez; Belgrano; Chacabuco – Guido; Fugl; Sandino; Larrea; Bolivar; Fugl; Tacuarí; Gardel; avenida Brasil; Larrea; Martí; Fugl; Hansen; Barrufaldi; Serrano – Chile; Richieri – 9 de Julio; Belgrano; 14 de Julio; Pinto; Yrigoyen; Sarmiento; avenida. Santamarina – avenida Colón; avenida Del Valle; Sáenz Peña; Urquiza; Primera Junta; Lavalle; Beiró – Trabajadores Municipales; Entre Ríos; Sáenz Peña; Catamarca.

b).- Cabecera: Catamarca y Vicente López (Alargue Rotonda del Dique); Recorrido (Del recorrido habitual) Chacabuco – Guido; Fugl; avenida. Alvear; Saavedra Lamas; Rotonda; Saavedra Lamas avenida Alvear; Fugl (Recorrido habitual).

c).- Recorrido transitorio (rondín) Cabecera Guido y Fugl, avenida Alvear; Saavedra Lamas; Zarini; López Osornio; Azcuénaga; Larrea; Richieri; Chile; Guido; Fugl.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario