fbpx Desde Agyart volvieron a pedir por la autorización de las visitas y cargaron contra Lunghi – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde Agyart volvieron a pedir por la autorización de las visitas y cargaron contra Lunghi

Darío Barrionuevo, presidente de la Asociación de Geriátricos y Afines Regional Tandil, volvió a pedir por la autorización de las visitas en las residencias geriátricas y clamó que los adultos mayores llevan más de diez meses sin poder ver a sus familiares. Asimismo, cargó contra el intendente Miguel Lunghi porque no los atiende ni se ocupa de la situación del sector.

Darío Barrionuevo, presidente de Agyart

El Eco

Si bien no es el Municipio el que debe autorizar las visitas en las residencias geriátricas sino que lo debe hacer el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, lo cierto es que mientras tanto los empresarios del sector mantienen conversaciones con las autoridades comunales a fin de comunicarles su estado de situación. No obstante, desde la Asociación de Geriátricos y Afines Regional Tandil destacaron que hay una persona que nunca los atiende, y es justamente el intendente Miguel Lunghi.

Poniendo como punto de referencia lo acontecido en Olavarría, donde pese a que rigen las mismas normas que en Tandil el jefe comunal decidió autorizar las visitas a las residencias para adultos mayores, el presidente de Agyart, Darío Barrionuevo, destacó que “acá el doctor Lunghi ni siquiera nos atiende, no sé de qué tiene miedo”

Reconoció que sí, en reiteradas oportunidades, fueron directores de diferentes áreas municipales los que los recibieron, pero que “Lunghi brilla por su ausencia aunque pertenece al Sistema de Salud”.

En ese sentido, refirió que en ningún momento ni siquiera les consultó cómo se encontraba el sector y clamó que siempre “le pasa la pelota” a los directores.

Por tal motivo, aseguró que aún están esperando la invitación del intendente para poder exponerle su situación. “Pero aparentemente debe tener temor, algo le debe pasar con los geriátricos”, exclamó.

Agregó que lo que buscan desde la Asociación es que el jefe comunal se involucre más en el tema ya que es su deber hacerlo: “Atiende a los empresarios de bares y restaurantes, sin desmerecerlos; atiende a todo el mundo pero a la gerontología no…”.

Mantienen los protocolos pero exigen visitas

Debido a la crítica situación sanitaria que se vive en el mundo, a la cual Tandil no es ajena, aseveró Barrionuevo que están acatando a rajatabla los protocolos de bioseguridad estipulados por la Provincia y el Municipio.

De todas maneras, enfatizó que ya los más de diez meses de aislamiento que atraviesan los adultos mayores sin poder salir ni ver a sus familiares son muy difíciles y que los residentes están sufriendo mucho.

En ese sentido, recordó que tiempo atrás habían elevado un protocolo a la Municipalidad en el que se contemplaban las visitas, pero la Gobernación no respondió aún.

“Todavía no hay visitas de ninguna índole, y eso afecta mucho a los adultos mayores. Cognitivamente, en la movilización, en el apetito… Están muy demacrados, por decirlo de alguna manera. Lamentablemente la cuarentena los afectó mucho”, clamó.

Refirió que, como empleados del sector, se encuentran en el medio entre la familia y los pacientes, de modo que lo que tratan de hacer es buscar un equilibrio en ello y tratar de que los residentes pasen este tiempo lo mejor posible, “pero se nos hace cuesta arriba”.

“Si nos cuesta a nosotros que podemos ingresar y egresar de las residencias, imagínate ellos que llevan diez meses sin poder salir y sin visitas. Hay algunos que están muy conscientes, pero los que desgraciadamente están con la cabeza en otro lugar, se complica, pese a que tienen actividades diarias”, completó.

Protocolo presentado

Si bien el Municipio es el que otorga a las instituciones una habilitación comercial, las entidades geriátricas dependen de la Provincia, el órgano de control es provincial.

Meses atrás, la Asociación presentó en la Municipalidad un protocolo muy similar al de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde ya fueron habilitadas las visitas, y fue aprobado tanto por las autoridades del Ejecutivo como por el Comité de Seguimiento de Covid-19 en el partido de Tandil.

Sin embargo, luego de dar el visto bueno y enviarlo al Gobierno de la provincia de Buenos Aires para su aprobación final, no hubo más noticias; la Provincia nunca se expidió.

Según aseguró Barrionuevo, si se aplica a rajatabla ese protocolo, que refiere a cuidados básicos como el uso de máscaras y tapabocas, lavado de manos, uso de alcohol en gel, entre otros puntos, “tranquilamente se podrían autorizar las visitas en la ciudad”.

“Es más, no se nos están muriendo de Covid, se nos mueren de tristeza. Cada día que pasa, lamentablemente estamos poniendo un clavito más en el ataúd. Es completamente duro no tener un contacto visual. No digo un abrazo o un beso, ver a un familiar aunque sea”, declaró.

Por otra parte, sin ánimos de mezclar el reclamo con la política, señaló que en un principio habían informado que las primeras vacunas serían para los adultos mayores y que ahora “parece que vamos a ser los últimos”.

“Y hasta que no se apruebe una vacuna para ellos, van a estar confinados cumpliendo una cuarentena y sin recibir visitas, y podría no ser así. Creo que Provincia está apostando a la vacuna y espera para ver qué resultados tiene. Pero entre el Estado y el adulto mayor hay algunas diferencias. Para el Gobierno seis meses no son nada, para un adulto mayor puede ser la vida”, clamó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario