Desde la Cámara de Transporte local destacaron los beneficios que traerá la SUBE para muchos usuarios

El presidente de la entidad, Daniel Albanese, se refirió al anuncio que brindaron autoridades municipales sobre la futura implementación del sistema en Tandil, que se proyecta para 2019. “Entendemos que si bien para nosotros no va a haber ningún cambio, para los usuarios va a ser muy importante porque hay un universo que va a ser muy beneficiado con un 55 por ciento de descuento”, destacó.

El Eco

El presidente de la Cámara de Transporte de Tandil, Daniel Albanese, se refirió a la implementación de la tarjeta SUBE en la ciudad que, según precisaron autoridades municipales, está proyectada para 2019. Aclaró que si bien para la entidad no implicará cambios, destacó los beneficios que traerá el nuevo sistema para un importante universo de usuarios.

La noticia fue dada a conocer el último jueves, en conferencia de prensa, por el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi; y el director del SUMO, Sergio Lunghi. Según explicaron, el nuevo sistema convivirá con el actual durante los primeros 120 días. Por un lado, para verificar la regularidad de la SUBE y, por el otro, para que los usuarios de colectivo puedan agotar el saldo de sus tarjetas.

En tanto, la empresa que opera actualmente el servicio, Eycon SA, continuará brindando la prestación del estacionamiento medido y, en un futuro, también de las bicicletas públicas.

“Entendemos que si bien para nosotros no va a haber ningún cambio, para los usuarios va a ser muy importante porque hay un universo que va a ser muy beneficiado con un 55 por ciento de descuento”, resaltó Albanese en diálogo con El Eco de Tandil.

Entre ellos, mencionó “a los jubilados, las empleadas domésticas, los veteranos de Malvinas, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, entre otros. En fin, hay muchos usuarios que van a tener grandes beneficios, de modo tal que en ese sentido va a ser muy positivo para la gente de Tandil”.

Consultado sobre la instalación del nuevo sistema, el presidente de la Cámara de Transporte local explicó que “por lo que tenemos entendido, los equipos están a cargo de la Secretaría de Transporte de la Nación. Por lo tanto, no generarían erogaciones para las empresas”.

Señaló que “esto ya ha pasado en otras ciudades, como Olavarría, Mar del Plata y Necochea, donde la SUBE ha convivido con otros sistemas y no hubo ningún inconveniente. La gente va utilizando las dos tarjetas hasta que se va anunciando que en tal fecha el sistema actual va a dejar de operar y va a quedar únicamente el SUBE, y no genera ningún tipo de complicaciones, de modo tal que se puede hacer de una manera muy ordenada”.

“Estamos al límite”

Seguidamente, se refirió a la realidad del sector en Tandil, luego de haberse puesto en vigencia el miércoles pasado el nuevo valor de la tarifa del boleto de transporte urbano de pasajeros, tal cual lo establecido en la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante a fines de mayo.

El incremento aprobado fue del 22 por ciento, en dos tramos: un 15 por ciento a partir del 28 de mayo y otro 7 desde hoy. Así, el boleto plano pasó de 13,36 a 14,17 pesos.

Sin embargo, Albanese insistió en que esta última suba del 7 por ciento no alcanza para poder afrontar los importantes costos. “Estamos al límite porque si bien hemos tenido ahora este último aumento, en lo que va del año fueron cinco aumentos de combustible, ahora se está anunciando un sexto, UTA ya tiene negociado un 10 por ciento adicional a la paritaria que ya había cerrado, más dos cuotas de 2 mil pesos que entendemos que serán para agosto y octubre. Esto está a confirmar, pero ya es un hecho”, expuso.

Detalló que a ello se le suma además que “han aumentado mucho todos nuestros insumos, la gran parte está dolarizada, de modo tal que han aumentado cubiertas, lubricantes, entre otros, y el precio del chasis pasó a costar 3,2 millones de pesos”.

En efecto, el presidente de la Cámara de Transporte reconoció que “en esta situación es muy difícil hacer transporte, nosotros estamos haciendo todo lo posible por mantener la calidad y la frecuencia del servicio”, pero confirmó que “sin lugar a dudas, vamos a tener que volver a juntarnos”.

Recordó que “esto era una promesa del Concejo Deliberante y del Ejecutivo para octubre, ni bien se supiera del nuevo aumento de paritaria de UTA, para ver qué análisis hacemos de los costos y qué posibilidades hay de ajustarlos”.

Cantidad de pasajeros

Por último, Albanese destacó que pese a la compleja situación económica que golpea a varios sectores de la economía, en el caso del transporte urbano de Tandil por el momento no ha sufrido una merma significativa en la cantidad de usuarios.

“Eso es lo único bueno y saludable del sistema, que realmente la gente se sostiene, la cantidad de pasajeros no ha bajado. Incluso, comparado con el año pasado, es muy poquito. Este primer semestre, en comparación con el mismo período de 2017, no llega ni al uno por ciento, así que en ese sentido es un aliciente. Por lo menos, el nivel de pasajes se mantiene y eso permite por ahora mantener la línea de flotación. No mucho más que eso”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario