fbpx Desde la Cuenca Lechera tomaron el error del Presidente como una oportunidad para dialogar – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde la Cuenca Lechera tomaron el error del Presidente como una oportunidad para dialogar

Alberto Fernández dijo que los tamberos no tienen insumos en dólares, lo que generó polémica y enojo de gran parte del sector. Sin embargo, a nivel local, Santiago Peyré prefiere verlo como una buena ocasión para el diálogo. Desde el sector expusieron los gastos en dólares que tienen y asumen que se trató de falta de conocimiento, no de mala intención.

El Eco

Todo empezó hace unos días, cuando el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió a la producción de leche y aseguró que los tamberos “no tienen insumos en dólares”. Esto, en un primer momento generó polémica y enojo de una gran parte del sector, pero por el contrario desde la Cuenca Mar y Sierras eligieron verlo como una oportunidad y no buscar el lado conflictivo.

Fernández estaba hablando de inflación, Precios Cuidados y el retorno del IVA para los alimentos de la canasta básica en una entrevista por Radio Continental, cuando afirmó que las subas de precios sólo se justifican para quienes producen con insumos en dólares. “El productor de leche no tiene nada de insumos en dólares, el productor de alimentos no tiene nada de insumos en dólares, porque se produce todo en Argentina“, señaló

Los dichos generaron fuertes reacciones en las redes sociales, donde productores y distintos integrantes de la cadena láctea salieron a aclarar los tantos. Todos llegaron al mismo punto: la lechería argentina también debe afrontar gastos en la moneda extranjera. Desde la Cuenca Mar y Sierras no disienten en este punto, pero su presidente, Santiago Peyré, aseguró que optan por tomar las declaraciones como una oportunidad para que las partes conversen.

“Está bueno que haya hecho ese comentario, porque da lugar al canal de diálogo”, sostuvo. De esta manera, cree posible informar sobre cómo funciona realmente la cadena de valor de la lechería, ya que a su parecer la frase fue dicha por desconocimiento de la actividad.

“Los tambos tiene una parte importante de los costos dolarizada, es bastante matemático y fácil de entender luego de una charla”, aseguró, destacando que lo que generalmente se ve es la vaca, el pasto y el tambero que ordeña, cuando hay mucho más que eso.

En este sentido, describió que se trata de una actividad muy parecida a la agricultura, pero del establecimiento en vez de salir granos, sale leche. “Toda la producción de esa comida, los medicamentos de los animales, la maquinaria y otros insumos está todo dolarizado”, explicó, haciendo referencia a los fitosanitarios, fertilizantes o semillas, la alimentación con balanceados y los productos veterinarios. Y agregó que los alquileres de la tierra siempre fueron en la moneda norteamericana.

Comparó lo que sucedía décadas atrás, cuando una vaca daba apenas diez litros de leche, con la actualidad donde existen tambos de punta totalmente mecanizados y estabulados, en los que el animal ni siquiera camina a comer el pasto, sino que se le corta y se lo llevan en carro.

En definitiva, rescató que lo importante es poder contar el proceso para que se puedan entender que esos costos atados a la divisa afectan directamente sobre su rentabilidad y por ende, también en el precio final de la leche.

“No hubo mala intención sino falta de conocimiento y ahora podemos explicar porqué sube el monto en góndola cuando aumenta el dólar”, reflexionó.

Que no falten las exportaciones

Sumergiéndose en un breve balance local sobre la actividad, el titular de la Cuenca analizó que su realidad no difiere de las otras industrias. “Se venía creciendo bastante en producción por tambo”, reveló.

En esta línea, contó que tuvo muy buen efecto el desarrollo del Clúster Quesero, ya que les permitió aumentar la cantidad de litros que se transforman en productos terminados en la zona.

“Ahora estamos como todos, mirando el escenario político económico para saber cómo nos toca producir. Claro que al haber cambios (de Gobierno) hay ajustes que hacer, pero la base es siempre la misma, así que tratamos de volcarnos a lo productivo y amoldarnos al escenario externo para poder trabajar”, aseveró.

En este y todos los sentidos, Peyré que siempre mantuvo fluidos contactos con el anterior director de Lechería de la Nación, Alejandro Sammartino, y su par de Provincia, Juan José Linari, espera que esa naturalidad continúe, aunque hasta el momento no han sido convocados.

Cabe mencionar que si bien son cargos que aún no están designados, desde Mar y Sierras se mantienen a la expectativa de las nuevas decisiones.

“Nos preocupa si por alguna razón se frenan las exportaciones de leche, porque al corto plazo se sobre inunda el mercado local, bajan los precios y se cierran establecimientos”, indicó, advirtiendo que Argentina es de los pocos países que produce más leche de la que consume. Recordó ocasiones anteriores donde esto sucedió y se perdieron oportunidades de seguir ingresando divisas y de conservar los puestos de trabajo.

Sin IVA

Por otro lado, el jefe de Estado remarcó que está “haciendo tarea de docencia más que un reproche”, y sostuvo que ahora espera el inicio de la actividad parlamentaria y la reacción de los supermercados en relación a la Ley de Góndolas, que ya salió de Diputados.

El pasado jueves finalmente se resolvió que la leche sea el único de los alimentos de la canasta básica con IVA cero, mientras que el resto tendrá una suba de entre el 7 y el 10 por ciento.

Según la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), sólo el 30 por ciento del precio que el consumidor paga en el supermercado le llega al productor tambero. Es decir, el productor lechero no es quien se lleva la mayor parte de la torta, pero sí es el que tiene más del 70 por ciento de sus costos en dólares.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario